Por: Carlos Cordero Pérez.   4 julio
Muchas personas se proponen tener una empresa, como complemento o alternativa a su actividad actual, pero no saben qué hacer. (Foto archivo GN)
Muchas personas se proponen tener una empresa, como complemento o alternativa a su actividad actual, pero no saben qué hacer. (Foto archivo GN)

Tener una idea de un negocio que pueda ser exitoso a veces tiene su grado de dificultad, pero dar el paso para fundarla, desarrollarla y consolidarla puede que resulte menos fácil.

Muchas personas se proponen tener una empresa, como complemento o alternativa a su actividad actual.

El problema es que no tienen claro cuál es el proceso a seguir y que su iniciativa cruce el llamado “Valle de la Muerte de las Pymes”: antes de los dos años, donde una buena parte deja de operar.

Ana Alfaro, fundadora de You Pura Vida y especialista en emprendimiento, dice que hay que valorar si realmente se desea emprender, aunque ya se tenga un empleo, o si se requiere porque no se tiene empleo.

En el primer caso se debe revisar las finanzas personales y empezar a hacer un ahorro para juntar un capital inicial. En paralelo se diseña la idea del negocio y se prueba con prelanzamientos, dando a conocer los productos o servicios y obteniendo retroalimentación.

“Conforme vaya creciendo el emprendimiento, irá llegando el momento de renunciar al trabajo para potenciar aún más la idea de negocio”, dijo Alfaro.

Si es el segundo caso, hay que iniciar con lo que se tiene y para generar ingresos inmediatos.

Es recomendable apoyarse en otras personas, ver lo que otros negocios tienen para decir qué puede ofrecer diferente e incluso contactarlos para ver cómo se pueden apoyar mutuamente, en una relación ganar ganar.

Hay actividades que requieren dinero para soportar el periodo de crecimiento del negocio, como la venta de bienes raíces, compra y venta de artículos, comisionista, por lo que podrían ser más apropiados para alguien que tienen un empleo e ingresos fijos.

Una tarea es realizar mediciones del desarrollo del producto y del negocio. (Foto archivo GN)
Una tarea es realizar mediciones del desarrollo del producto y del negocio. (Foto archivo GN)

Según Alfaro, estos son los siete pasos para emprender y tener un negocio más sólido:

Parta de sus talentos

Revise sus habilidades y en qué se destaca.

Emprender por oportunidad da poca garantía de éxito en el futuro por el alto riesgo de cansarse rápido, no disfrutarlo, perder su interés y pasión.

Investigue el mercado

Detecte necesidades, problemas o vacíos que pueda resolver con sus talentos. Utilice Internet y redes sociales para investigar.

Defina el nicho o “cliente estrella” al que se le puede ofrecer un gran beneficio.

Analice la competencia

Definir qué elementos diferenciadores se ofrecerá y diseñe el producto o servicio a la medida del cliente estrella. Esto no requiere mucha inversión.

Requiere creatividad.

Una llamada, un correo, seguimiento, un pequeño detalle, una regalía no esperada pueden hacer la diferencia.

Tenga estrategia

Diseñe un plan para dar a conocer el producto o servicio para lo que es vital conocer cómo es el cliente estrella, dónde ubicarlo en redes sociales como de forma personal y cómo comunicarse con este cliente.

Defina la entrega

Es muy importante definir cómo se hará llegar el producto o servicio al cliente. Mientras más sencillo, mejor.

Defina el seguimiento

Desarrolle un plan o guía de seguimiento; tenga una base de datos de clientes potenciales y de los que va obteniendo para estar en constante comunicación.

Busque apoyos

Recurra a asesoría experta, mentores o coach de emprendedores, como de instituciones públicas o incubadoras, para tener una mejor visión del proceso.

Esté anuente a aprender constantemente sobre temas de educación financiera, ventas y administración.

Evite deudas

Especialmente en los primeros años de emprendimiento intente no endeudarse.

Busque socios estratégicos o capital semilla de fondos no reembolsables.

Aproveche

Utilice facilidades como el registro del Ministerio de Economía, Industria y Comercio o del Ministerio de Agricultura y Ganadería para pequeñas empresas, de acuerdo al sector de actividad.

Asimismo, si puede inscribirse en el Régimen Tributario Simplificado. Esto le puede abrir puertas incluso como proveedor de instituciones estatales a través del Sistema de Compras Públicas (Sicop).

Tenga paciencia

Los trámites para la creación de un negocio y los permisos respectivos normalmente tardan tiempo.

Si puede planificar e ir adelantando trámites, ganará tiempo.

Es un escenario con el que siempre se debe contar.