Por: Carlos Cordero Pérez.   12 agosto
La factura electrónica ayuda a los negocios a automatizar procesos de ventas y registro de ingresos. (Foto Mayela López / Archivo GN)
La factura electrónica ayuda a los negocios a automatizar procesos de ventas y registro de ingresos. (Foto Mayela López / Archivo GN)

Aunque los contribuyentes del régimen simplificado –como floristerías, sodas y otros negocios– no están obligados a generar facturas electrónicas, varias desarrolladoras les brindan el servicio para que así brinden un servicio completo y no pierdan clientes.

“Las empresas de régimen simplificado tienen un problema muy serio ya que están perdiendo clientes por no tener factura electrónica”, dijo Álvaro Retana, gerente de GTI.

Según Retana algunas sodas, por ejemplo, han dejado de recibir clientes “ruteros” de empresas grandes, ya que no les aceptan las facturas de papel al hacer la liquidación de gastos.

La Dirección General de Tributación aprobó utilizar la factura de compra para reconocer como gastos realizados a negocios que están inscritos en el régimen simplificado.

Así, un empleado que anda de viaje puede almorzar en una soda y luego incluirlo en su reporte de viáticos. En la empresa toman el recibo o factura de papel que normalmente se entrega y generan la factura de compra respectiva.

Sin embargo, muchas empresas piden a sus empleados recurrir a negocios que entreguen factura electrónica, y no un simple recibo o factura de papel, pues esto último les genera una mayor carga de trabajo en los departamentos de contabilidad.

Como solución, un negocio inscrito en el régimen simplificado puede optar entre varios servicios disponibles en el mercado para generar y enviar la factura en formato electrónico del servicio brindado o la venta realizada.

Pregunte a los distintos proveedores si ofrecen servicio de facturación para régimen simplificado. (Foto Eyleen Vargas / Archivo GN)
Pregunte a los distintos proveedores si ofrecen servicio de facturación para régimen simplificado. (Foto Eyleen Vargas / Archivo GN)

Estas son tres alternativas, pero puede consultar con otros desarrolladores de servicios de facturación electrónica si brindan la opción para contribuyentes del régimen simplificado:

Fygaro

Ofrece servicio Todo-En-Uno que incluye facturación digital para régimen simplificado y también publicidad para redes sociales y WhatsApp por medio de botones de pago, así como la plataforma para tienda web.

La firma dispone de diferentes planes con facturas, productos y clientes ilimitados para ayudar al negocio tanto en sus ventas como en la automatización de estos procesos.

En cuanto a costos el primer mes es gratis. Posteriormente se elige entre dos niveles de planes que se diferencian por la cantidad de usuarios que tendrán acceso a la cuenta.

Los contadores tienen acceso gratuito a la cuenta de su cliente y solamente deben registrarse.

El costo sin pagos en línea es desde $9,99 por mes y con pagos en línea es desde $24,99.

La firma brinda apoyo a través de Facebook y WhatsApp. Vea más información de esta opción aquí.

“En cualquier plan de Fygaro se puede optar por activar factura electrónica sin ningún costo adicional”, indicó Ariel Rochwerger, fundador y co-CEO de Fygaro.

GTI

Esta firma cuenta con un servicio de factura electrónica para régimen simplificado bajo la modalidad de “prepago”. Vea más información de esta opción aquí.

Según Retana la diferencia de esta factura para régimen simplificado de una normal es que en el primer caso no se incluye el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

El costo del servicio depende del número de facturas electrónicas. Así se puede adquirir un plan de 100 documentos por un monto de ¢20.000. El plan tiene validez por un año.

Para adquirir los planes los interesados pueden llamar al T 2105-44400 o pueden adquirir el plan que desee en el sitio web.

Procom

La desarrolladora Procom –que también ofrece el servicio de facturación electrónica a contribuyentes– dispone de un plan para quienes están en el régimen simplificado.

Este servicio incluye la generación de documentos en forma ilimitada.

La plataforma permite registrar clientes y productos, así como para emitir los documentos electrónicos. Tiene un costo de ¢45.000 al año.