Por: Carlos Cordero Pérez.   24 abril
Ronald Wohlstein empezó a impulsar GoCrein desde 2018. (Foto para EF)
Ronald Wohlstein empezó a impulsar GoCrein desde 2018. (Foto para EF)

Como coach de emprendedores, Ronald Wohlstein atendía —desde antes de la pandemia— a muchos de sus clientes en lugares que resultaban más óptimos y atractivos, como cafeterías y restaurantes.

Fue cuando se dio cuenta que podría crear la plataforma de GoCrein, la cual sirve para incorporar establecimientos que brinden descuentos en los consumos a quienes acuden a ellos para reuniones con clientes y trabajo remoto.

El atractivo de su propuesta creció conforme las empresas mantienen al personal en teletrabajo y aprendieron que esta modalidad de operación se beneficia de la flexibilidad en tiempo y lugar, incluyendo lugares turísticos desde los cuales trabajar.

“La pandemia tiene grandes enseñanzas”, dijo Ronald, quien fundó GoCrein junto con su esposa Marcela Celedón. “El ecosistema laboral se modificó”.

Para quienes están recluidos en sus hogares teletrabajando hay muchos motivos para la flexibilidad. La posibilidad de trabajar desde una cafetería, restaurante, hotel de playa o de montaña, donde se cumplan los protocolos sanitarios, es una opción totalmente válida, ya sea por un fallo del servicio de Internet o de electricidad, para tener una reunión con un cliente potencial o actual, o simplemente para despejarse.

Las empresas reconocen que el trabajo remoto, en los puestos donde es posible, mantiene la operación y reduce costos en una amplia gama de rubros, desde limpieza hasta oficinas. Pero hay situaciones que afectan el rendimiento.

Microsoft publicó recientemente un informe que indica que, a nivel global, el 39% de los trabajadores reporta sentirse agotado. Otros reportes indican que la ciberfatiga generada en el teletrabajo afecta la productividad, la calidad y hasta la seguridad informática, pues las medidas se relajan o se inclumplen por el cansancio.

La propuesta de GoCrein es que las personas que realizan teletrabajo, que son profesionales independientes o freelance o que tienen sus emprendimientos obtienen descuentos durante los horarios y con las condiciones indicadas por los establecimientos afiliados a la red, casi 200 en la actualidad incluyendo sitios de coworking.

Las personas que adquieren la membresía obtienen descuentos en sus consumos en los comercios afiliados, en los horarios y con las condiciones determinadas por los establecimientos. (Foto para EF)
Las personas que adquieren la membresía obtienen descuentos en sus consumos en los comercios afiliados, en los horarios y con las condiciones determinadas por los establecimientos. (Foto para EF)

Las personas se afilian y optan por dos tipos de membresía (una de $5 y otra de $10 al mes) que cancelan mediante pasarela de pagos con su tarjeta o a través de PayPal y por las que obtienen descuentos de hasta 50%.

Las empresas también pueden negociar paquetes para sus colaboradores. También hay descuentos en gimnasios, centros de nutrición, tiendas de computación, desarrolladores de sitios web, institutos de formación técnica e idiomas, firmas de mercadeo digital, rent a cars, servicios de mensajería y paquetería, y agencias de diseño, entre otras.

La página de GoCrein permite ubicar establecimientos afiliados cerca de una persona afiliada. También se realizan conferencias virtuales de capacitación y networking, campo en el cual se creará un directorio para generar contactos, referencias y negocios.

Los establecimientos que se afilien a la red lo hacen sin costo en este momento y obtienen publicidad en las redes sociales de GoCrein. También pueden realizar promociones por una tarifa específica. Los negocios sólo deben contar con servicio wifi, enviar fotografías e información y contar con un buen ambiente, a la vez que es esencial una cultura de atención a personas que lleguen a trabajar.

Antes de crear GoCrein, Ronald empezó a asesorar y entrenar a personas emprendedoras a través de Gadal Services, apoyándose en su certificación como coach y también su conocimiento y experiencia empresarial.

Él fue propietario de varias tiendas y sufrió el impacto del cambio que el comercio estaba experimentando desde mediados de la década anterior con el incremento de las compras en línea. “Había cumplido mi ciclo”, confiesa.

A las enseñanzas de la transformación digital del comercio minorista, en particular, se sumaron las de la pandemia, al obligar al teletrabajo. “Una gran enseñanza es en la flexibilidad, la versatilidad y la personalización del lugar del trabajo”, recalca Ronald.

El cambio de ambiente es uno de los beneficios de recurrir a un establecimiento para reuniones o teletrabajo. (Foto para EF)
El cambio de ambiente es uno de los beneficios de recurrir a un establecimiento para reuniones o teletrabajo. (Foto para EF)
Las personas pueden afiliarse y encontrar establecimientos cercanos a través del sitio web de GoCrein. (Foto para EF)
Las personas pueden afiliarse y encontrar establecimientos cercanos a través del sitio web de GoCrein. (Foto para EF)

Hay diversas razones para trabajar desde un establecimiento. Puede ser que en la casa tenga situaciones que le impiden concentrarse, desde un vecino haciendo arreglos en su casa hasta funcionarios que taladran la acera del frente o la calle. Puede ser que simplemente se quiera cambiar de ambiente. Recurrir a una cafetería, restaurante o a un hotel puede hacerse incluso si se requiere una capacitación.

Después del confinamiento de marzo y abril de 2020, a nivel local y en varios países —como Estados Unidos y España— varios segmentos de profesionales, ejecutivos y familias cambiaron en forma temporal o permanente sus residencias a sitios de playa o localidades rurales con conectividad a Internet, buscando espacios abiertos y el distanciamiento físico. Para quienes se quedaron en las ciudades la opción es recurrir a sitios que cumplan los protocolos y trabajar desde ahí.

En los establecimientos las personas pueden concentrarse. Se trata del llamado Coffeehouse Effect, una tendencia donde las personas que van a las cafeterías a estudiar o trabajar obtienen mayor productividad. Era habitual en ambientes universitarios, llegó al mundo laboral con las oficinas abiertas y se extendió por la necesidad de ejecutivos de ventas, emprendedores, freelance y profesionales independientes de trabajar en cualquier sitio, pese a la música ambiente y el movimiento de clientes.

“A cierto rango de ruido ambiente uno se puede concentrar”, explica Ronald. “Además, no hay interrupciones y, al ver a gente trabajando, se estimula la novedad y la creatividad”.

Cada vez que se reúne como coach con una persona emprendedora en una cafetería o restaurante, él lo constata al ver a todo tipo de profesionales aprovechando esos espacios para trabajar.

Hace tres años, en 2018, le pareció interesante crear la red de establecimientos que ofreciera beneficios a las personas. Al año siguiente empezó el desarrollo de la plataforma. En plena pandemia empezó a integrarlos.

La coyuntura es propicia. La cantidad de teletrabajadores aumentó más del 1.200% a 282.632 personas, basándose en datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC). A los comercios, por su parte, les urge acercar clientes y levantar ventas e ingresos. Además, las marcas internacionales en la industria se apoyan en la atracción de clientes que requieren trabajar y estudiar.

Para el futuro próximo se espera que las empresas operen con el llamado trabajo híbrido (una parte en oficina y otra en teletrabajo o trabajo remoto). La perspectiva es que se mantengan muchos de los avances tecnológicos y en la forma de operar que aceleró el 2020.

Las posibilidades crecen, por lo que los proyectos de GoCrein se extienden. En la actualidad la empresa se concentra en posicionar la plataforma, sumar establecimientos y aumentar la membresía. En la agenda a futuro, además del directorio de networking, esperan exportar el servicio.