Historias

El Tramito a Granel, Nidux y Plasma Innova: así cierran el año de la pandemia

Emprendedores impulsaron iniciativas pese a las circunstancias

Los tiempos difíciles no detuvieron a El Tramito a Granel, a Nidux y a Plasma Innova a seguir adelante con sus proyectos: abrir nuevos puntos de ventas, impulsar más iniciativas de comercio electrónico o analizar ofertas de inversionistas para dar el salto en el mercado internacional, respectivamente.

“La pandemia generó retos”, recalcó Jeffrey Chaves, presidente de Nidux. Y generó oportunidades, que en los tres casos han sabido identificar y aprovechar.

En Escazú, también

El Tramito a Granel abrió un nuevo local en Momentum Escazú. Es el cierre de un año de grandes dificultades.

La Familia Garita Ramírez y sus equipos de colaboradoras en el Tramo San Rafael No. 2, en el Mercado Central, y en el Tramito a Granel en San Juan de Tres Ríos (carretera Vieja), nunca bajaron los brazos.

“Unimos el susto por la pandemia y la creatividad para salir adelante”, dice Roxana Garita.

El tramo en el Mercado Central fue el que más se vio afectado por las medidas de confinamiento, pues sus clientes principales son empleados públicos y de las tiendas del centro de San José.

Roxana y su hermana Carmen rápidamente habilitaron un canal de ventas por WhatsApp y a coordinar las ventas especialmente para personas mayores, clientes tradicionales del tramo. Aunque bajaron mucho las ventas, decidieron no reducir salarios.

A mediados del año uno de los colaboradores dio positivo con Covid-19 y las autoridades sanitarias ordenaron cerrar todo el establecimiento por 15 días.

Se pagó un examen de Covid-19 al resto del personal y, pese a que ninguno salió positivo, el Ministerio de Salud fue implacable. Dos semanas sin ventas. Aún así se pagó los salarios y se desinfectó el local.

Como medida preventiva, se separaron los equipos de trabajo. Carmen se concentró en el negocio del Mercado Central y Roxana en El Tramito a Granel en Tres Ríos. Aquí se adaptaron rápidamente.

En abril lanzaron la tienda en línea y contrataron un mensajero para las entregas.

“Nos montamos en el tsunami”, recalca Roxana. “Teníamos miedo de enfermar y que los clientes no llegaran”.

Los resultados fueron positivos. Incluso contrataron más personal.

Como el local es pequeño se adoptaron medidas para el ingreso de los clientes. Mientras ellos hacen fila afuera con el distanciamiento recomendado, se les entregan muestras de productos para que prueben y se realiza una pre-orden de compra.

El segundo aniversario de El Tramito a Granel fue en junio y se celebró con una marimba fuera del local. No se anunció para evitar aglomeraciones, pero sí se adoptaron los respectivos cuidados. Sirvió para dar esperanza entre tantas preocupaciones e incertidumbre. El saldo es positivo.

Las ventas se duplicaron y dieron confianza para el siguiente paso.

La idea de abrir en el oeste se tenía desde antes de la pandemia.Habían visto varios puntos posibles. Por el Covid-19, se detuvo el proyecto. Pero no lo archivaron, pues los Garita Ramírez saben que toda crisis genera oportunidades.

Hay riesgos, sí; pero se consiguen mejores condiciones y costos. Además, llos clientes del lado oeste de San José preguntaban cuándo abrirían un local allí.

Lo hicieron el 29 de noviembre pasado en Momentum Escazú, frente a Multiplaza, exactamente detrás del almacén El Rey.

“Nos dijeron que nos querían y llegamos a una negociación muy conveniente”, cuenta Roxana. “Al centro comercial le sirve contar con una empresa reconocida”. Reconocida y atractiva.

Para Roxana la fecha de inauguración es el 2 de noviembre. Fue cuando firmaron el contrato para el local. En ese momento ella recordó a todas las generaciones de la familia, desde sus abuelos, que han sido emprendedores. “Gente muy sencilla y trabajadora”, recalca ella.

Mientras su hermana Carmen sigue al frente del tramo del Mercado Central, el esposo de Roxana, Jorge Hidalgo, está con El Tramito a Granel de Tres Ríos y ella misma con el de Escazú ahora.

Su madre, Roxana Ramírez, tampoco ha parado de producir las naranjitas confitadas que venden en El Tramito y su padre, José Rafael Garita, aprendió a dirigir los negocios desde la casa.

La marca, además, ganó mayor proyección en redes sociales, pues ahora cuenta con casi 19.000 seguidores en Facebook y más de 23.100 en Instagram.

Roxana no deja de agradecer a los equipos de colaboradores por su compromiso y a los proveedores, quienes también reconocen el esfuerzo de mantener el negocio y expandirlo pese a las circunstancias.

Cultivar, cosechar

Nidux venía creciendo de la mano del auge del comercio electrónico. Cuando inició la pandemia del Covid-19, estaba en el lugar preciso.

El confinamiento y la crisis obligó a empresas de distintos sectores a la comercialización de productos y servicios a través de canales digitales.

Nidux impulsó varias iniciativas en alianza con bancos locales y de la región dirigidas a las micro y pequeñas empresas (mipymes).

Con el Banco Nacional se impulsó el programa SoyNidi.com, para que las mipymes establecieran su tienda en línea sin costos. También se impulsó un centro comercial virtual o marketplace llamado Soypymefan.

Con el Banco Promerica se implementó otra iniciativa desde Guatemala a Panamá y con Banco Ficohsa, un reconocido banco privado de Honduras, se desarrolló un programa llamado Somos Ecommerce.

Nidux apoyó así a más de 6.000 mipymes de la región, más de 2.500 en Costa Rica. Como muchas eran de sobrevivencia, cambiaron productos y servicios o no continuaron.

El resultado es haber generado una mayor cultura de ventas en línea. La apuesta es a los negocios que permanecen y consoliden sus tiendas en línea.

La firma siguió también con su oferta para empresas de distintos tamaños y sectores, triplicando operaciones.

La cantidad de ventas en línea de las empresas que usan la plataforma de Nidux pasó de $2 millones en total hace un año a más de $10 millones en total actualmente. Nidux misma duplicó su personal y actualmente tiene 18 colaboradores.

Para el próximo año 2021 se planea un relanzamiento del directorio comercial Nidux.shop que la firma ofrece a sus clientes.

“El comercio electrónico quedó en el ADN de los compradores y de los vendedores”, dice Jeffrey. “Aceleró lo que se estimaba que ocurriría en cinco o seis años”.

Dos opciones

Erick Silesky presentó su startup Plasma Innova y clasificó entre las primeras 10, de más de 100 finalistas, durante el World Congress 2020 - World Business Angels Investment Forum realizado en febrero pasado en Estambul, Turquía.

Llegó a este evento tras quedar en segundo lugar en la competencia regional realizada en México a finales del 2019, entre casi 300 iniciativas.

En Estambul tuvo tres minutos para realizar la presentación o pitch de la empresa y sus productos: los purificadores de aire y agua, un dispositivo de desinfección de manos y otro de gasificación de desechos basados en tecnología de plasma.

Apenas pudo regresar, pues se vino la pandemia y el cierre de fronteras en Europa, América Latina y Costa Rica.

El interés de los inversionistas contactados en Estambul no se apaciguó. Plasma Innova analiza dos ofertas que aportarían más de $1 millón en capital. Ambas opciones son atractivas. La decisión se tomaría antes de la mitad del próximo año. “Lleva su rato”, dijo Erick. Y lleva trabajo.

Los inversionistas pusieron varias condiciones.

Pidieron que la empresa presentara las solicitudes de patentes de los dispositivos de purificación de aire y agua y para un sistema de transporte neumático (como el que se usa en los autobancos). Ya se cumplió.

Las solicitudes fueron presentadas ante la Unión Europea, lo que permitirá trasladar las patentes a los mercados donde se comercializará los productos.

Otra condición fue registrar la empresa y el purificador de aire (que Erick destaca como el corazón o core de todo el portafolio de Plasma Innova) ante la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Se cumplió.

El registro se obtuvo en noviembre anterior, con lo que se puede comercializar los productos que lleven el reactor de plasma en el mercado estadounidense.

La tercera condición fue un estudio certificado por un laboratorio internacional de que la tecnología inhibe el Covid-19. Ejecutada, también.

La subsidiaria en Chile de la firma AGQ Labs, con casa matriz en España, certificó que el reactor de plasma del purificador de aire SIWA reduce, en una hora, el 99,99% del coronavirus. “El reactor de plasma no térmico es el único dispositivo a nivel de América Latina con esta certificación”, destaca Erick.

El reactor, precisamente, fue utilizado para fabricar un dispositivo bautizado como SIWA-95, para desinfectar mascarillas, que Erick indica es utilizado por la Caja Costarricense del Seguro Social.

El equipo empezó también a ser comercializado en clínicas médicas y de odontólogos privados, que ampliaron su uso a instrumental y otros utensilios, incluyendo llaves y tarjetas.

Las inversiones permitirán a Plasma Innova ampliar las líneas de producción, exportar y continuar en investigación y desarrollo para nuevas aplicaciones. Aunque ya se incrementó la planilla a 16 colaboradores, la mayor cosecha tambíen será en el futuro.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".