Por: Carlos Cordero Pérez.   30 septiembre, 2020
Aunque se encuentra en Barcelona, la pandemia hizo que las empresas soliciten demostraciones virtuales de la aplicación independientemente del sitio donde se realizan y esto le facilita a Roberto Chavarría, fundador de ZippyHR, la comercialización de la solución. (Foto para EF)
Aunque se encuentra en Barcelona, la pandemia hizo que las empresas soliciten demostraciones virtuales de la aplicación independientemente del sitio donde se realizan y esto le facilita a Roberto Chavarría, fundador de ZippyHR, la comercialización de la solución. (Foto para EF)

Roberto Chavarría creó ZippyHR, una solución para que las pequeñas y medianas empresas (también las grandes y todo tipo de negocios) tengan una solución de gestión de sus recursos humanos sin la complejidad ni los costos de las que se hallan en el mercado.

La idea surgió como parte de una maestría en emprendimiento en la Universidad Pompeu Fabra, en Barcelona, España.

“Hablé con mucha gente y detecté que tienen muchos problemas para contar con sistemas que les ayuden”, contó Roberto, desde Barcelona.

Él tiene 38 años y estudió ingeniería eléctrica en la Universidad de Costa Rica. Se graduó en 2005 e inició su carrera profesional en empresas de diseño de construcción, en Intel y en Prodigious.

En 2011 fue el fundador y creador de una app para ingenieros eléctricos a partir de un proyecto que tuvo el apoyo de Open Future.

Su último empleo en Costa Rica fue en la empresa Bar-Z, una empresa dedicada al desarrollo de aplicaciones móviles o apps de Estados Unidos.

Roberto fue viviendo en cada uno de esos trabajos parte de la transformación que ocurre en la actualidad en el mercado, en las empresa y en el empleo.

En 2018 su esposa, Carolina Granados, empezó a estudiar teología en Barcelona, por lo cual Roberto y la hija de ambos también se trasladaron a España.

Roberto mantuvo contacto con empresas ubicadas en Costa Rica, para las cuales les desarrollaba software y apps mediante servicios profesionales.

Roberto Chavarría, creador de ZippyHR, suele utilizar un centro de negocios virtual en Barcelona. (Foto para EF)
Roberto Chavarría, creador de ZippyHR, suele utilizar un centro de negocios virtual en Barcelona. (Foto para EF)

Con la tecnología, definitivamente el mundo es un pañuelo.

Estando en Barcelona, él encontró que habían muchas charlas y actividades, así como un programa de postgrado en emprendimiento e innovación en la Universidad Pompeu Fabra.

En octubre de 2019 iniciaron los cursos, que comprenden el desarrollo de un proyecto a lo largo de todo el programa de estudio, con entregas parciales según cada materia.

Una de las charlas a las que había asistido fue sobre sistemas para gestión de recursos humanos y vio todo lo que una aplicación para esta área puede hacer.

El propósito de ZippyHR es brindar acceso a las empresas a una aplicación que resuelva sus requerimientos.

Roberto recordó, además, su paso por las diferentes empresas en que trabajó y empezó a investigar más, descubriendo y confirmando una larga lista de necesidades.

“Hablé con mucha gente”, dice Roberto.

En junio de 2020 terminó la maestría y ya tenía el proyecto desarrollado: ZippyHR.

En la investigación que realizó, Roberto descubrió que muchas empresas, especialmente pequeñas y medianas, manejan una gran cantidad de información, tareas y procesos con hojas de cálculo.

El inconveniente es que la mayor parte del tiempo se consume en eso y no hay realmente una gestión del talento de la empresa.

Las pequeñas y medianas empresas enfrentan la barrera del costo para el acceso a los sistemas de gestión de recursos humanos que hay en el mercado.

La solución de gestión de recursos humanos utiliza una plataforma en la nube y puede ser utilizada desde cualquier tipo de dispositivo. (Foto para EF)
La solución de gestión de recursos humanos utiliza una plataforma en la nube y puede ser utilizada desde cualquier tipo de dispositivo. (Foto para EF)

Roberto explica que estos sofisticados sistemas son usados particularmente en las grandes empresas.

El propósito de ZippyHR es brindar acceso a las empresas a una aplicación que resuelva sus requerimientos.

Por ejemplo, para solicitar unas vacaciones, la persona debe conversar con su jefe inmediato para ver cuántos días tiene disponibles y hacer el pedido, que éste realice la gestión ante recursos humanos y luego recibir las aprobaciones respectivas.

Con ZippyHR la persona colaboradora puede ver cuántos días dispone y hacer la solicitud en línea, con aprobaciones también en línea.

Lo mismo aplica para permisos, para la justificación de las ausencias, para el manejo del expediente personal, la comunicación de normas, políticas y decisiones, evaluación de desempeño (con automatización de las ponderaciones, y blog interno.

Funcionalidades como la planilla están en desarrollo, así como módulos para la información de contactos y otros de los colaboradores. También se podrá obtener estadísticas del personal: composición por género, edad, educación, tiempo de trabajo y motivos de salidas.

El sistema está habilitado en la plataforma de Google Cloud Platform, en la nube, lo que permite que la empresa pueda iniciar con una cantidad de recursos y capacidades, para escalar o incrementarlos según lo necesite.

Los encargados de las empresas podrán, además, tener acceso al sistema mediante computadoras, tableta o computadora, pues es responsive. Los costos van desde los $50 por mes para una empresa de 25 colaboradores a $100 mensuales si son 100 personas.

Roberto afirma que hay 18 empresas utilizando ZippyHR, incluyendo una compañía de 300 personas. La mayoría tienen entre 60 y 70 colaboradores.

El permanecer en España aún no ha sido un problema, pues la pandemia igualmente obligaba al contacto a través de sistemas virtuales si hubiera estado en Costa Rica.

“La gente espera demostraciones y conversaciones virtuales”, cuenta,

En el futuro próximo Roberto espera potenciar la aplicación.

Ingresará en las próximas semana al programa de incubación de Auge, de la UCR, que le permite acceso a fondos no reembolsables.

La idea es consolidar el proyecto, lo que incluye contratar personal para soporte y atención de clientes mientras él se enfoca en el crecimiento de la empresa.