Historias

Este es Dónde Compro Eso, el sitio web gratis para quienes desean vender en Internet o necesitan otro canal digital

Una condición es brindar entrega a domicilio o, si usa un servicio ‘express’ externo, asumir su costo

Yajaira Chung e Ignacio Herrera son los creadores de Dónde Compro Eso, un sitio web estilo marketplace (como un centro comercial virtual) para que comercios y productores puedan vender en Internet, si no tienen ninguna tienda en línea o sumen otro canal digital sí ya tenían uno.

Aquí se pueden promocionar negocios de panadería, repostería, frutas y verduras, quesos, carne, café, cervezas artesanales, miel de aveja o de chiverre, o de productos de limpieza.

Es gratuito y la única condición es que estén formalizados (factura electrónica y pertenecer al régimen simplificado) y que brinden servicio de entrega a domicilio propio o, si usan algún delivery como Uber Eats, Glovo, Hugo o Rappi, asuman el costo del envío.

“Es un directorio en línea para que los proveedores se puedan registrar”, dice Ignacio.

Él es ingeniero en software de la Universidad Católica de Chile. Entre 2014 y 2018 completó un postgrado de desarrolo de aplicaciones web en la Universidad de Nuevo México, de Estados Unidos, el último año cumpliendo los cursos en línea desde Costa Rica.

En el 2017, ya estando en el país, Ignacio empezó a trabajar en EKA Consultores, una firma especializada en sectores como gastronomía y hotelería, finanzas, ferretería y construcción.

Su tarea era impulsar proyectos de transformación digital, digitalizando y modernizando procesos y unos 25 sitios web de EKA.

En octubre del 2018, Ignacio empezó a trabajar en Siku, una startup de expedientes electrónicos de capital costarricense, como project manager encargándose de llevar proyectos, presupuestos y mercadeo. En la actualidad cursa en línea una maestría en la Rice University, de EE. UU.

Ignacio continua como consultor de EKA, donde conoció a Yajaira hace tres años.

Yajaira se había graduado de periodismo en la Universidad Latina en 2007. Trabajó en Noticias Columbia y, como encontró que el reporteo no era lo suyo, se pasó después a una empresa familiar de importación de accesorios para automóviles.

Se mantuvo como periodista independiente (free lance) incluso después de regresar de China, adonde fue un año a estudiar mandarín. Regresó al país en 2010.

A EKA empezó a brindarle servicios profesionales dedicándose a publireportajes de empresas que pagaban reportajes como parte de sus estrategias de infocomerciales y mercadeo.

El volumen de encargos fue tal que en el 2011 se incorporó a la planilla de EKA. En ese tiempo, para complementar su trabajo, llevó una maestría de administración de negocios en el Instituto Tecnológico de Costa Rica.

En el 2018 Yahaira decidió iniciar su propio emprendimiento, Historiería, enfocado a brindar asesoría y capacitación para crear contenidos utilizando el storytelling, una estrategia de mercadeo para públicos internos y externos en las empresas basada en contar historias.

En la empresa incluso incorporó a la planilla a su hermano Steven, quien es fotógrafo y diseñador gráfico, y también es habitual que se apoye en los servicios profesionales de otras cuatro personas para proyectos específicos, entre los que se incluyen fotógrafos y periodistas.

Ella también brinda formación en el Tecnológico en el uso de storytelling para blogs, páginas electrónicas, redes sociales y mercadeo empresarial.

Buena parte del trabajo que hace Yahaira es presencial –las capacitaciones este curso en el TEC, por ejemplo–, por lo que muchos compromisos empezaron a quedar en pausa debido a las restricciones por el coronavirus que se iniciaron hace tres semanas.

Brindando una capacitación virtual, Yahaira pensó que se podría ofrecer un sitio web para empresas que no tienen cómo comercializar sus productos.

Recurrió a Ignacio, con el que mantenía el contacto, y empezaron hace 10 días a armar la página, utilizando una plataforma reconocida por sus facilidades para tiendas en línea, blogs y otros sitios web: Squarespace.

Antes revisaron qué había en el mercado y se dieron cuenta que otras plataformas ofrecen crear tiendas en línea.

El problema es que hay muchos comerciantes y productores que no alcanzan ese nivel, por lo que el objetivo que se plantearon fue crear un canal digital donde ellos inicien con lo básico y puedan ir evolucionando.

La idea del proyecto es que los consumidores puedan encontrar a los proveedores más cercanos, por lo que la búsqueda se puede hacer por dos formas: por servicio o productos y, en especial, por cantón.

“Así no hay que estar preguntando la cobertura”, detalla Yahaira.

Por su formación, Yahaira e Ignacio aplicaron metodologías como Agile, para precisamente agilizar la ejecución de proyectos, y Scrum, un proceso para aplicar esa metodología y otras buenas prácticas en la implementación de proyectos en equipo.

Para incluir a los comercios o productores hay un proceso.

La persona propietaria del negocio debe completar un formulario.

Yahaira revisa los datos del negocio y les pide fotos e información de productos y aclaración de dudas.

Si el negocio cumple los requisitos (factura electrónica, régimen simplificado y cumplimiento de estándares mínimos de higiene y protocolos para evitar contagio de COVID-19), Ignacio se encarga de crear la tienda con las fotografías y la información enviada.

Para los usuarios el sitio también es gratis.

Los pedidos se pagan directamente a los negocios vía Sinpe Móvil, transferencias y datáfono móvil con contact less para quienes cancelan con tarjetas en el momento de la entrega (para lo cual el negocio debe utilizar ya este dispositivo).

En caso que el negocio tenga un sitio web o tienda en línea propio y cuente con pasarela de pagos, la cancelación se podrá hacer también con tarjetas de crédito o débito al hacer el pedido y siempre directamente al proveedor.

Yahaira hace cuentas y afirma que han invertido unos $1.000 de recursos propios, pero que ahora ella e Ignacio están concentrados en ayudar a resolver un problema que tienen muchos comerciantes y productores.

“Hay proyectos que no tienen que monetizar desde el día uno”, explica Yahaira. “Primero hay que ver cómo agrega valor a la gente”.

Para la sostenibilidad tienen algunas propuestas a mediano y largo plazo: patrocinios y espacio premium a empresas más consolidadas (lo que les retribuiría en su imagen de marca) o concursar para fondos para iniciativas con una misión social.

El sitio web tiene dos días de haber sido lanzado (oficialmente el 1° de abril). Iniciaron con 12 empresas y actualmente hay 38 empresas en cola que solicitaron incorporarse.

Se incluye las tiendas Fresh Now, que se dedica a productos orgánicos; Alelier Brigadeiros Gourmet, de una familia tico brasileña que ofrece un manjar brasileño al paladar; y Al Saco, una tienda en línea que ofrece alimentos y artículos de higiene personal como detergentes biodegradables y artículos orgánicos de 35 productores de varias zonas del país.

En su primer día, el sitio recibió maś de 2.100 usuarios y las empresas empezaron a reportar ventas.

Ignacio dice que también planean lanzar en seis meses máximo una aplicación móvil para dispositivo iOS y Android, para que los consumidores puedan hacer pedidos desde ahí.

La gente les pregunta cómo hicieron para construir el sitio tan rápido.

Ellos les responden que, aparte que ya se conocían y conocían las cualidades de Squarespace, se enfocaron en un prototipo que funcionara. Otras cosas las irán resolviendo en otros momentos.

Ambos están claros también que tanto empresas grandes y pequeñas como consumidores cambiarán de comportamiento con esta crisis.

Con las mayores restricciones para evitar contagios de coronavirus, cada vez será más necesario hacer compras en línea y los consumidores y las empresas terminarán haciendo transacciones que antes de la crisis ni soñaban que harían.

Eso luego quedará como un hábito.

Haber iniciado este proyecto no es fácil. Ignacio y Yahaira también han tenido que levantarlo en forma remota. Sus reuniones son virtuales y cada uno, desde su casa, cumple su respectivo rol.

El 1° de abril, cuando lanzaron el sitio, ambos terminaron de trabajar en la madrugada del siguiente día.

Durante el día se dedicaron a realizar sus compromisos profesionales, con los clientes de Historiería ella y con Siku él, hacer compras después de varios días de confinamiento y luego volver al proyecto de Dónde Compro Eso.

A las 7 de la noche Yahaira intentó desconectarse para descansar un poco, pero le fue imposible.

A las 9 p.m. estaba de nuevo, pidiendo información adicional a los nuevos negocios que solicitaron ingresar y coordinando en línea con Ignacio, que ya estaba consumido en pendientes de programación del sitio.

Al final los dos terminaron de trabajar después de la 1 a.m. de este jueves 2 de marzo.

“No podemos quedarnos con los brazos cruzados. Hay que resolver un problema. Hay que creer en los proyectos. No todos funcionan. Pero si no se hace nada, nada va a funcionar”, recalca Yahaira.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.