Por: Carlos Cordero Pérez.   14 agosto
Noel, Beatriz y Carlos Ureña se enfocaron en el desarrollo de la plataforma desde marzo anterior. En la imagen falta Cristian Valenciano. (Foto para EF)
Noel, Beatriz y Carlos Ureña se enfocaron en el desarrollo de la plataforma desde marzo anterior. En la imagen falta Cristian Valenciano. (Foto para EF)

Cuando inició la pandemia, Cristian Valenciano y Noel Ureña se dieron cuenta que se debieron haber apurado un poco más con el lanzamiento de la plataforma para crear un marketplace (centro comercial virtual).

Desde marzo hasta hace dos semanas ellos trabajaron –junto con Beatriz y Carlos, ambos hermanos de Noel– en el desarrollo de GueckoShop, en el cual las micro y pequeñas empresas (mipymes) tienen su tienda en línea y con un bajo costo: menos de ¢6.000 por mes, al tipo de cambio actual.

“Es una plataforma sencilla de cara a la persona dueña del negocio y a sus clientes”, resalta Noel.

El marketplace permite a las mipymes publicar la información (fotos y datos de los productos) y actualizarlos cuando deseen.

Aparte del mercadeo propio de GueckoShop, ellos también capacitan a las personas emprendedoras a tomar fotos de la mercadería y a promocionar su tienda.

“Tenemos la experiencia en la atención a los clientes que nos sirve para estar atentos a lo que necesiten”, asegura Noel.

Noel estudió ecoturismo y administración de medio ambiente en Ohio, Estados Unidos, entre 1994 y 1996.

Al regresar a Costa Rica, trabajó en varias empresas turísticas, incluyendo hoteles. Entre 1998 y 2004 fue guía de turistas al Cerro Chirripó.

El viaje 100 hasta el Cerro fue el último y se decidió a crear su empresa, un tour operador especializado en atención de turistas estadounidenses y europeos que venían a conocer aves.

Noel trabajó como guía turístico al Chirripó y realizó 100 viajes. (Foto para EF)
Noel trabajó como guía turístico al Chirripó y realizó 100 viajes. (Foto para EF)

El negocio prosperó.

Con él trabajan también su hermana Beatriz, que estudió secretariado y tiene la responsabilidad de las reservaciones, la contabilidad y de la atención a los clientes.

Carlos, que trabajaba en el estudio fotográfico de su papá Francisco en el centro de Pérez Zeledón, se incorporó, aportando su conocimiento y experiencia en fotografía y diseño gráfico.

Con el tour operador reciben a los turistas en el aeropuerto y les brindan transporte a los hospedajes, así como a los diferentes sitios: Sarapiquí, Upala, Pérez Zeledón, Cerro de la Muerte, Carara y Golfito, entre otros.

Normalmente vienen turistas pensionados en parejas, los cuales pueden trasladar en los dos vehículos que la empresa adquirió.

También reciben grupos pequeños, de hasta 15 personas, que tranportan con otros transportistas especializados en el avistamiento de aves.

Como todo el sector turístico, la temporadas alta es de noviembre a julio. En junio y julio los tours son con grupos de estudiantes que aprovechan sus vacaciones de mediados de año.

Así atienden unas 300 personas por año, con itinerarios que duran máximo tres semanas.

La pandemia global del COVID-19 detuvo, de la noche a la mañana, esta actividad. En el cierre contabilizan haber atendido a 80 turistas en total desde noviembre de 2019 a marzo de 2020.

Había un plan B.

Noel venía conversando desde hacía tiempo con Cristian Valenciano, un ingeniero forestal que se destaca por sus habilidades matemáticas y que se dedicaba a la programación, en crear una plataforma de comercio electrónico.

Ambos son conscientes de la creciente tendencia de los consumidores hacia la compra en línea. Compañeros en secundaria, habían hablado que algún día trabajarían juntos. Ahora sabían en qué.

Con el tour operador se recibía hasta 300 turistas por año. (Foto para EF)
Con el tour operador se recibía hasta 300 turistas por año. (Foto para EF)

Noel también especulaba, después de años de experiencia, que cualquier acontecimiento mundial podía crear dificultades al turismo, por lo que debía diversificar actividades.

Con el abrupto cierre de marzo, los cuatro empiezan a desarrollar la plataforma apoyándose en ahorros que habían previsto.

A esta altura tenían avanzadas algunas cosas, aunque saben que debieron apurar el paso mucho antes. Es un sentimiento que comparten con muchas empresas que también reconocen que debieron adelantar más el cambio hacia la digitalización.

Ahora el trabajo de los cuatro en GueckoShop se enfoca en ayudar a que las mipymes a dar el paso a la venta en línea.

“La idea es que las empresas y los clientes tengan un punto de contacto”, recalca Noel.

La plataforma del marketplace permite a las mipymes ajustarse a la situación actual y vender en línea.

Noel destaca varias ventajas de GueckoShop: el bajo costo ($8 por mes o si lo prefiere $80 anuales, más impuestos), la misma persona emprendedora crea la tienda (en 24 horas) y facilidades para subir la información, fotos y actualizar datos de sus productos.

La tecnología Progressive Web App (PWA), además, permite que el usuario descargue la página en su móvil como si fuera una app.

Cuando la abre, gracias a la tecnología de GPS, se le sugieren los negocios más cercanos.

La mipyme recibe un email de notificación cuando un cliente llena su carrito. Entonces se comunica (vía una llamada, por WhatsApp o por Messenger) para coordinar el envío y el pago.

La cancelación de la compra se realiza por transferencia, vía Sinpe Móvil o en el momento de la entrega si ésta es directa, que son los mecanismos más usuales de las mipymes enla actualidad.

“Todo esto es muy estimulante”, dice Noel Ureña, cofundador de GueckoShop.

GueckoShop fue lanzado hace dos semanas y ya cuenta con tres tiendas. Según Noel, las tres han realizado ventas en línea a través de la plataforma.

Actualmente tienen una promoción: dos meses gratis para las mipymes que se registren y tengan su tienda en la plataforma antes del 15 de setiembre próximo.

Aunque reciben consultas desde EE. UU. y Europa, sobre si los tours turísticos se reanudarán en el 2021 y 2022, Noel dice que están enfocados en GueckoShop.

Hay un motivo adicional.

Noel, Cristian, Beatriz y Carlos se sienten muy entusiasmados con este nuevo proyecto, pues trabajan con las empresas, las que ya están en línea y las que están en fila a punto de salir.

Les ayudan a generar logos, slogans o time line (que debajo del logo), las fotografías y cada tienda. También les hacen recomendaciones para que se promocionen.

Luego las mismas mipymes podrán realizar sus propias tareas en la tienda en línea, aplicando su creatividad, así como creando y ejecutando campañas para atraer clientes y aumentar ventas.

“Todo esto es muy estimulante”, reconoce Noel. “Lo disfrutamos mucho”.