Por: Carlos Cordero Pérez.   15 febrero
Mapa que muestra las diferencias en las velocidades de acceso a Internet fijo a nivel global con base en datos de Ookla. (Elaboración propia).
Mapa que muestra las diferencias en las velocidades de acceso a Internet fijo a nivel global con base en datos de Ookla. (Elaboración propia).

Las hasta ahora esporádicas modificaciones en las ofertas y en las tarifas de Internet fija y móvil siguen sin dinamizar el mercado en Costa Rica, lo que a su vez explica la falta de mayor avance en las velocidades o anchos de banda de los servicios.

Los operadores sostienen que sí hay cambios, que incluso en móvil se supera la velocidad promedio mundial, y que ya existe un mercado maduro con una profunda competencia. Pero insisten en que hay problemas de infraestructura para hacerlo mejor.

“El país va en la dirección correcta”, afirmó José Pablo Rivera, gerente de regulación y relaciones institucionales de Telefónica. “Las velocidades seguirán incrementándose”.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), por su parte, reconoce que el aumento de la velocidad depende de diversos factores: demanda, capacidad adquisitiva, precio, disponibilidad e infraestructura, una de sus prioridades.

Hay avances y varios pendientes en este campo (véase recuadro: “Dolor de cabeza”).

Para la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), los avances se ven en el aumento de suscriptores a Internet y la migración de clientes de servicios menores a 2 Mbps a enlaces con capacidad de 2 a 10 Mbps.

Walther Herrera, director de mercados de Sutel, destacó que la cantidad de suscriptores a Internet fija aumentó 16% y 17% en los años 2016 y 2017, respectivamente, y volvió a incrementarse 9% en el primer semestre del 2018.

El funcionario también subrayó que entre 2016 y 2017 las suscripciones a enlaces de 2 a 10 Mbps aumentaron del 59% al 64% del total, mientras las de los enlaces superiores a 10 Mbps pasaron del 6% al 8,8% en el mismo periodo.

Adujo que todo eso sería el resultado de un mercado más dinámico, impulsado por inversiones en tecnologías de red de más capacidad y orientado a servicios de mayores velocidades, donde los precios de planes y paquetes muestran mejor desempeño.

Sutel sostiene que entre julio y setiembre del 2018 se registró una disminución del 2,4% de los precios de los servicios de Internet fija y que también se había detectado reducciones del 12% al 26% en enlaces de 2 a 5 Mbps de bajada.

¿Competencia abierta?

El Micitt, la Sutel y los operadores coinciden en que, dada la cantidad de mercados declarados en competencia efectiva, no es posible que la situación de la velocidad de los servicios sea por falta de profundidad de esa competencia.

En todo caso ni la declaratoria de competencia efectiva en 11 de 13 mercados, ni la cantidad de operadores (120 en total y 26 en Internet residencial) están acelerando el aumento en el acceso a servicios superiores a los 10 Mbps, especialmente en Internet fija.

Tampoco lo hicieron las tímidas modificaciones en las oferta de las compañías realizadas en el segundo semestre del 2018.

En agosto y setiembre pasados las empresas de Internet aumentaron (duplicaron o triplicaron) las velocidades de sus conexiones a los clientes y modificaron sus ofertas.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) incluso ofrece hasta 300 Mbps vía fibra óptica e indica que brinda enlaces de 30 Mbps, por ejemplo, “a costo de servicios de mucho menor velocidad”.

Claro dice tener una red de 4.5G con capacidad de hasta 300 Mbps de descarga de datos, como parte de sus esfuerzos para avanzar a servicios de 5G.

Si la tendencia de cambios continuos en las ofertas se mantenía, el país habría pasado a escalar más posiciones en el ranking regional.

Luego de setiembre nada más ocurrió.

Más bien las tarifas de Internet fija de la mayoría de los principales operadores mostraban en enero del 2019 un leve aumento en comparación con las de setiembre del 2018, por efecto de la devaluación del colón e incrementos anuales por inflación, especialmente.

Mapa que muestra las diferencias en las velocidades de acceso a Internet móvil a nivel global con base en datos de Ookla. (Elaboración propia).
Mapa que muestra las diferencias en las velocidades de acceso a Internet móvil a nivel global con base en datos de Ookla. (Elaboración propia).
Hilar más fino

Al hilar más fino se empiezan a ver otras causas del estancamiento.

Un cuello de botella son las tecnologías que se están empleando para los enlaces.

“El factor principal que hace que la velocidad promedio del país se incremente lentamente es porque existe un parque muy amplio de redes legadas de cobre que tienen limitantes”, reconoció Germán Sánchez, director de la unidad de infraestructura del ICE.

El Instituto sostiene que el proyecto de fibra óptica viene a solventar esa situación.

Sin embargo, en algunas zonas los interesados reciben una respuesta negativa sobre la disponibilidad del servicio por “falta de pares” o falta de cobertura, aun cuando sea a la par del edificio central del Instituto.

Los operadores de redes fijas insisten en que es indispensable facilitar el despliegue de redes para que en una misma zona compitan tres o cuatro operadores.

“El tema importante es precisamente que se allane el camino en los lugares donde se impide competir por el problema de infraestructura que se encuentra en manos de empresas públicas o semiprivadas”, dijo Juan Carlos Rodríguez, director de tecnología de Telecable.

Los operadores indican que el costo para utilizar esta infraestructura afecta las tarifas.

El costo para usar la postería aquí es 12 veces más cara que en México, aseguran. También les afecta lo que cobra el ICE por la conexión a cables submarinos ($0,4 por cada Mbps) o las ofertas de interconexión mayorista, uno de los mercados declarados en competencia.

“Estos elementos elevan los costos dentro de la estructura de precios de los servicios de telecomunicaciones”, afirmó José Gutiérrez, vocero de Cabletica.

En el caso de los operadores móviles también se acusa la falta de espectro radioeléctrico, de acuerdo con Edgar del Valle, gerente legal de Claro.

Dolor de cabeza
Principales avances y pendientes para despliegue de redes fijas y móviles:
Está pendiente la publicación de reformas para agilizar el despliegue de redes en 40 municipalidades, incluidas las de San José, Heredia, Santa Ana, Santo Domingo, Tibás, Escazú, Montes de Oca, San Carlos y San Isidro.
Está pendiente la aplicación del procedimiento de fijación del canon de arrendamiento por la construcción y operación de redes públicas. Ya la Dirección General de Tributación lo publicó en La Gaceta.
Pendientes dos reglamentos técnicos del Ministerio de Obras Públicas y Transportes para hacer efectiva la directriz que instruye a instituciones relacionadas con obras viales para que incluyan la instalación de ductos para redes de telecomunicaciones.
Modificado reglamento de construcciones N° 3822 que actualiza marco jurídico para construcción de infraestructura de telecomunicaciones. Permite a municipalidades aplicarlo y derogar los reglamentos en este campo. 
Fuente: Micitt
Hay más

Los operadores también tendrán que revisar sus propios planes de expansión y cobertura de redes, de comercialización y mercadeo, y algunas “malas prácticas”.

Los operadores indican que en centros comerciales, condominios, edificios y residenciales algunos de ellos y los desarrolladores establecen convenios de exclusividad con algún otro rival que les afecta el acceso.

O hay reglamentos y condiciones en esos puntos e incluso “saturación de infraestructura interna” que impide el ingreso.

También los operadores establecen sus propias condiciones para ingresar a esas instalaciones, pues algunos de ellos exigen una cantidad mínima de clientes.

Argumentan que cada proyecto requiere de una evaluación técnica y financiera para analizar la viabilidad del despliegue de los servicios.

“La oferta y demanda tienen el rol preponderante”, dijo Víctor Murillo, director legal de Tigo. “Si existe el acceso a la infraestructura necesaria para desplegar la red y las condiciones de mercado lo permiten, las empresas harán los análisis pertinentes para llevar sus servicios”.

Los operadores recalcan que, conforme a sus análisis, actualmente “los usuarios se encuentran cada vez más satisfechos” y que los reclamos van a la baja desde hace algunos años.