Por: Carlos Cordero Pérez.   16 abril
La infraestructura de las redes 5G es distinta a las de las actuales tecnologías de 3G y 4G basadas en torres. (Foto AP /Alastair Grant / Archivo)
La infraestructura de las redes 5G es distinta a las de las actuales tecnologías de 3G y 4G basadas en torres. (Foto AP /Alastair Grant / Archivo)

El atraso de Costa Rica en el despliegue de de quinta generación (5G), tanto para servicios masivos como para pruebas de soluciones (lo que se conoce como Testbed 5G) ya le cuesta negocios a las empresas desarrolladoras locales que reciben solicitudes de firmas de Estados Unidos y otros mercados.

Las redes 5G brindan servicios de datos de alta velocidad a los usuarios y también para soluciones en entretenimiento, educación, trabajo, empresas, manufactura, transporte, seguridad, agricultura, servicios y ciudades inteligentes.

Lantem Technologies se especializa en desarrollo de soluciones de Internet de las cosas (IoT) para ciudades inteligentes, agricultura y manufactura. Fundada en 2015, cuenta con clientes en Estados Unidos y una firma representante en Reino Unido para Europa, Medio Oriente, Australia y Japón.

Recientemente anunció una alianza con GBM para la comercialización de una solución denominada Sense 4, orientada a manufactura.

Albán Sánchez, CEO y cofundador de Lantem Technologies, explicó que las soluciones operan en espacios abiertos con redes de largo alcance de telefonía y datos móviles. Las de 5G, además, permiten varias capas de conectividad, de forma que el ancho de banda que requieren los usuarios no le quite recursos a las soluciones de IoT para seguridad o transporte, por ejemplo.

Así funcionaría una solución que permite que una ambulancia envíe una señal conforme avanza para que los semáforos habiliten la vía durante una emergencia.

Los clientes de Lantem les solicitan soluciones que operen con 5G, en países donde su despliegue y comercialización se inició hace más de tres años. Probarlas en esos mercados resulta muy caro y se pierde competitividad.

“A la fecha no hemos podido participar en tres proyectos”, dijo Sánchez. En total sumaban más de $500.000 y habrían significado un incremento de hasta 40% en la planilla. “Están limitando negocios y soluciones que podrían resolver necesidades en la misma Costa Rica. Es una oportunidad para empresas, para la industria y de exportación”.

“Están limitando negocios y soluciones que podrían resolver necesidades en la misma Costa Rica. Es una oportunidad para empresas, para la industria y de exportación”, advirtió Albán Sánchez, CEO de Lantem Technologies. (Fotos reproducción EF)
“Están limitando negocios y soluciones que podrían resolver necesidades en la misma Costa Rica. Es una oportunidad para empresas, para la industria y de exportación”, advirtió Albán Sánchez, CEO de Lantem Technologies. (Fotos reproducción EF)
“El cliente nos contactó, validó nuestro recurso humano y la capacidad y disponibilidad. Todo bien, hasta que llegamos a 5G”, contó Adolfo Cruz, CEO de Next Curve. (Fotos reproducción EF)
“El cliente nos contactó, validó nuestro recurso humano y la capacidad y disponibilidad. Todo bien, hasta que llegamos a 5G”, contó Adolfo Cruz, CEO de Next Curve. (Fotos reproducción EF)

A Next Curve, otra desarrolladora costarricense, un cliente de Chicago —que produce equipos para empresas Fortune 100— le solicitó el diseño de cascos de realidad virtual con conectividad 5G.

La firma tica debía crear los prototipos, realizar las pruebas y entregar una cantidad de unidades suficiente para realizar una validación efectiva. Luego la empresa de Chicago encargaría la producción masiva en EE. UU. o en China.

“El cliente nos contactó, validó nuestro recurso humano y la capacidad y disponibilidad. Todo bien, hasta que llegamos a 5G”, contó Adolfo Cruz, CEO de Next Curve. El ejecutivo estima que inicialmente la inversión sería de $1 millón y que podría alcanzar los $7 millones. También implica un incremento de hasta 70 personas en la planilla.

El problema es que Costa Rica carece de redes 5G aunque sea para pruebas. También se requería probar los dispositivos en la banda de 3.500 MHz, las frecuencias que más se usan en los países donde actualmente hay 5G. Estas son las frecuencias que no han sido recuperadas por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), pese a los múltiples informes de que el Grupo ICE no las usa.

Cruz recurrió a varios operadores que le ofrecieron la posibilidad de realizar pruebas en Nicaragua, Panamá y Guatemala, donde 5G está disponible para testeo, pero se decidió por Perú con apoyo de las firmas Claro y Entel —que ya comercializan servicios 5G— y Next Curve tiene una oficina de desarrollo.

Acuerdo mutuo

El Micitt reiteró que actualizó el Plan Nacional de Atribución de Frecuencias para contar con espectro en varias bandas (700, 2.300 y 3.300 MHz, así como 26 y 28 GHz), trabaja para habilitar espectro para Testbed 5G —demandado por la industria tecnológica— y en un concurso público “proyectado a iniciar en 2022″.

Teodoro Willink, viceministro de Telecomunicaciones, respondió que se encuentran en la preparación de procesos para que, a más tardar al mes de julio del presente año, el Presidente de la República y el Micitt instruyan la realización del concurso público a la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), “cubriendo así las necesidades de espectro en el corto plazo”.

El funcionario agregó que se optó “por la vía del acuerdo mutuo” para las frecuencias que el Grupo ICE conserva en 2.600 y 3.500 MHz. “Confiamos en que se logren resultados positivos”, dijo Willink.

"El Ministerio está en la preparación de procesos previos requeridos por la normativa para que, a más tardar al mes de julio del presente año, el Presidente de la República en conjunto con el Micitt instruyan la realización del concurso público a la Sutel, cubriendo así las necesidades de espectro en el corto plazo", respondió Teodoro Willink, viceministro de Telecomunicaciones. (Foto para EF)

El el Instituto Costarricnse de Electricidad (ICE) y la Cámara de Cámara de Infocomunicación y Tecnología (Infocom) advirtieron que se debe evitar la judicialización de este proceso. “Estamos instando a las autoridades para que definan una ruta de 5G”, recalcó Mario Montero, presidente de Infocom, que se reunió con los jerarcas del Micitt el pasado 22 de marzo.

El interés de la industria de desarrolladores locales no es menor. La Promotora de Comercio Exterior (Procomer) estimó que el mercado de tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial supera los $665.000 millones.

“En Costa Rica se identifican aplicaciones de alto valor agregado y escalabilidad a nivel internacional de casos de éxito importantes, como IoT y en el sector de ciencias de la vida”, indica el estudio de Procomer. En IoT el potencial era mayor a los $190.000 millones ya en 2018.

La Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic) recalcó el pasado 12 de abril que las redes 5G son vitales para la generación de nuevos productos y servicios tecnológicos avanzados, lo que permitirá incluir a Costa Rica como un mercado estratégico para la atracción de inversión y diversificación productiva basada en tecnologías digitales.

Mientras que en Costa Rica, las autoridades se “demoran en tomar una decisión que debió concretarse años atrás”, varios países de la región como Argentina y Colombia realizan pruebas experimentales de forma sistemática.

“El serio retraso provocado por esta decisión, en todos sus extremos, política, hace que un grupo cada vez mayor de empresarios locales decida trasladar parte de sus operaciones e inversión a otros países, comportamiento que se transformará en tendencia, de continuar con la incertidumbre sobre si el país apostará por entrar más tarde que los demás, dentro de este nicho de oportunidades”, advirtió Paul Fervoy, presidente de Camtic

Cruz, de Next Curve y coordinador del Capítulo de 5G y IoT de Camtic, indicó que el retraso podría afectar a firmas de zona franca que también desarrollan soluciones y podrían estar enfrentando la demanda de productos tecnológicos para 5G.

En la industria local, al menos, hay 25 empresas que ya participan en el Capítulo de 5G y IoT, pero hay más de 50 firmas locales que ofrecen servicios y productos relacionados con las nuevas tecnologías y la Industria 4.0.

Atractiva oferta
Perfil de empresas costarricenses especializadas en tecnologías 4.0:
Empresas: 54 de las 450 desarrolladoras ofrecen servicios vinculados a la Industria 4.0, de las cuales el 80% son pymes.
Oferta: servicios y productos se brindan en 16 categorías, 54% en cloud computing, 50% en big data, 46% en IoT y 36% en inteligencia artificial.
Demanda: 9 de cada 10 clientes son empresas de gran tamaño y pertenecen a verticales como en banca y finanzas, alimentos, servicios y agrícola (en especial IoT).
Fuente: Procomer