Por: Carlos Cordero Pérez.   26 octubre, 2018
La ESPH obtuvo el título habilitante de la Sutel para brindar servicios de telecomunicaciones en el 2010 y un año más tarde empezó a comercializarlos. Además, brinda servicios de infocomunicaciones que incluyen desarrollo de software y servicios en la nube. (Foto archivo)
La ESPH obtuvo el título habilitante de la Sutel para brindar servicios de telecomunicaciones en el 2010 y un año más tarde empezó a comercializarlos. Además, brinda servicios de infocomunicaciones que incluyen desarrollo de software y servicios en la nube. (Foto archivo)

La Contraloría General de la República llamó la atención a la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) sobre el cumplimiento de la capitalización de las utilidades de servicios de infocomunicaciones.

Las autoridades de la ESPH deberán identificar la utilidad neta de este negocio del periodo 2015 a 2017 susceptible de reinversión y resolver acerca de la política de capitalización para que se cumpla el artículo 13 de la ley constitutiva de la misma empresa.

“La ausencia de esta política impide a la junta directiva y Asamblea General de Accionistas analizar las posibles alternativas de inversión, que permitan cumplir con las expectativas de desarrollo de los accionistas y la sostenibilidad financiera y de operación de la ESPH”, se indica en el informe de la Contraloría.

Por su parte la ESPH reconoció que la política no estaba formalizada o aprobada, pero que las prácticas de capitalización de las utilidades netas se venían efectuando desde el arranque del negocio.

“La ESPH no distribuye utilidades a sus accionistas de los negocios de telecomunicaciones o infocomunicaciones, por lo que capitaliza todas las utilidades netas mediante reinversión”, respondió Christopher Camacho, vocero de la ESPH.

Camacho agregó que la Empresa se encuentra en proceso de atender las observaciones de orden señaladas por el ente Contralor y que para ello está formalizando la documentación necesaria para lograr atender la solicitud de contar con la política solicitada.

Oferta tecnológica
El portafolio de IBUX de la ESPH se encuentra dividido en diversas categorías y servicios:
Software: Licenciamiento de software, correo certificado, colaboración comunicación unificada (UC), software como servicio y desarrollo de software
Infraestructura de TIC: almacenamiento, servidores físicos, centrales telefónicas, equipo de cómputo y equipos de comunicación
Datacenter: virtualización, respaldo y recuperación, colocación, replicación de datos, construcción y equipamiento de datacenter
Redes de datos y conectividad: redes FTTx, LAN (Switching&Routing, UTM, WiFi) y Wan (WDM, ME, MPLS, MW,OTN), seguridad de redes (PenTest, ethical hacking), cableado estructurado, enlaces de datos*, internet Empresarial*.
Seguridad electrónica: plataformas de video vigilancia, alarmas y sensores, control de acceso, analítica e inteligencia e implementación de centros de monitoreo y control.
Gestión de TIC: consultoría de TIC, mesa de ayuda, monitoreo y optimización.
Soluciones especializadas de TIC: gestión y streaming de sesiones; plataformas de HotSpot WiFi, plataformas para la sostenibilidad, sensores de medición y prevención; geolocalización y monitoreo; parquímetros inteligentes; implementación de ciudades digitales e integración de soluciones TIC.
Nota: * Servicios de telecomunicaciones que actualmente se brindan.
Fuente: ESPH
Luz, agua y tecnología

La ESPH brinda servicios de electricidad y acueductos desde hace varias décadas y obtiene su título habilitante por parte de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) en el año 2010.

En marzo del 2011 comienza a brindar servicios de telecomunicaciones de forma oficial y a finales del 2014 arranca con los servicios de infocomunicaciones bajo su marca comercial IBUX.

Camacho no detalló el volumen de ingresos de estos servicios alegando que la información financiera ha sido declarada institucionalmente como confidencial y solamente se suministra con ese carácter exclusivamente a la Contraloría por sus potestades de fiscalización.

Agregó que los datos son de carácter sensible y tienen alto valor comercial por contener secretos industriales que de accederlos cualquier tercero conllevaría a una seria afectación de la estrategia de negocios que como agente de mercado y operador en la actualidad despliega la ESPH.

Pero de acuerdo con información publicada por la misma ESPH en su sitio web la empresa obtuvo ingresos en telecomunicaciones por ¢1.248 millones en el 2015 y por ¢4.396 millones en los años 2015 y 2016, respectivamente.

Las utilidades netas reportadas en telecomunicaciones fueron de ¢271 millones y ¢2.027 millones.

La información del 2017 no estaba disponible.

Tampoco se especifica en los informes del 2015 y 2016 los ingresos y utilidad de las actividades propiamente de infocomunicaciones.

Los ingresos totales (por servicios de agua, electricidad, alumbrado público, hidrantes y telecomunicaciones) de la ESPH pasaron de ¢63.177 millones a ¢67.789 millones entre 2015 y 2016.

Las utilidades netas totales fueron de ¢2.461 millones y ¢3.969 millones, respectivamente.

En junio del 2016 la ESPH ganó el contrato para desarrollar el sistema de validación de la factura electrónica del Ministerio de Hacienda. La oferta de la Empresa fue por $8,5 millones, unos ¢5.001 millones al tipo de cambio actual.

El sistema empezó a operar a finales del 2017 con grandes contribuyentes.

“El proyecto adjudicado por el Ministerio de Hacienda ha venido desarrollándose sin problema alguno, cumpliéndose con las condiciones contractuales adjudicadas y atendiendo las necesidades de la Administración contratante”, dijo Camacho.

El vocero acusó que se han visto enfrentados a intereses comerciales de empresas públicas y privadas que buscan afectarlos en los segmentos donde están avanzando en el mercado.

Lo que no encontró la Contraloría

La Contraloría llamó la atención en su informe sobre que no resultó posible identificar en los estados financieros auditados de los períodos 2015, 2016 y 2017 el monto de utilidad neta originada en el negocio de infocomunicaciones propiamente.

Durante este periodo la ESPH firmó 42 contratos con clientes, principalmente con instituciones del sector público.

Según el reporte esa utilidad neta está incluida como parte del total que muestra la cuenta del negocio de telecomunicaciones.

“Tampoco fue posible determinar el monto de utilidad neta capitalizado que se origina en el negocio de infocomunicaciones. Lo anterior, dificulta determinar el efecto que tendría la capitalización en el balance de situación financiera, estado de resultados integral, estado de flujo de efectivo y estado de cambios en el patrimonio neto de la ESPH”, recalca la Contraloría.

Si se capitalizan las utilidades netas, aparte de cumplir con la ley constitutiva, se logra el autofinanciamiento, de forma que la empresa se autofinancia mediante la reinversión de las ganancias, que ordinariamente se distribuirían entre los socios, en lugar de endeudarse externamente, recalca el informe de auditoría.

Camacho, de la ESPH, respondió que se mantiene la política de transparencia institucional y a la vez el compromiso de velar por los intereses empresariales para competir en un mercado.

En ese contexto, dijo que la ESPH siempre ha reinvertido las utilidades en el negocio y que la Contraloría lo que solicita es materializarlo en una política. “No porque no se hiciese, sino para cumplir con lineamientos de mejora normativa”, reiteró Camacho.

El funcionario aseguró que el endeudamiento de la empresa y de los negocios de Infocomunicaciones y de telecomunicaciones se han mantenido dentro de los lineamientos establecidos por la Administración, sin que comprometan la estabilidad financiera institucional.

Agregó que los proyectos de inversión se financian principalmente con capital propio precisamente por la capitalización de utilidades y, en algunas situaciones particulares por medio de financiamientos con créditos bancarios, de acuerdo al análisis de rentabilidad de los proyectos y de liquidez del negocio.