Por: Carlos Cordero Pérez.   27 septiembre, 2018
Durante este año 2018 la industria ha detectado un gran auge de Internet de las cosas (IoT), computación en la nube, blockchain, machine learning, inteligencia artificial, Robotic Process Automation (RPA), minería de datos, analítica, entre otras.
Durante este año 2018 la industria ha detectado un gran auge de Internet de las cosas (IoT), computación en la nube, blockchain, machine learning, inteligencia artificial, Robotic Process Automation (RPA), minería de datos, analítica, entre otras.

La evolución tecnológica, las demandas corporativas en el mercado de cambio digital y las oportunidades de nuevos negocios generan nuevas exigencias de competencias laborales a nivel técnico en las empresas tecnológicas en Costa Rica.

Hace unos años se pensaba que con programadores era suficiente.

Luego se avanzó a repensar las habilidades del talento que se requería en las empresas.

Edgar Oviedo y Dayra Mora, director de negocios y operaciones y administradora de proyectos de Grupo Babel, respectivamente, señalaron que la velocidad con que se mueve el mercado y la apuesta a la innovación generan la necesidad de contar con personal de alta capacidad analítica, con fuerte capacidad de autogestión, ingenieros autodidactas y capacitados en tecnologías de vanguardia.

Fabricar las soluciones también requiere competencias técnicas para diseñar e implementar proyectos adaptados a las empresas, tanto a nivel de sistemas y servicios como de equipos y redes.

Para los profesionales la recomendación fundamental es mantener actualizados los perfiles de redes sociales, incluyendo LinkedIn, indicando los puestos, funciones, logros, conocimientos y especialidades adquiridas.

Así serán más visibles en el mercado laboral.

Para las empresas también es clave desarrollar una red de proveedores tecnológicos que les permitan integrar nuevos conocimientos y experiencias en proyectos de diverso grado de complejidad.

Los ‘skills’ típicos
Las firmas y expertos han insistido en la necesidad de talento con las siguientes competencias:
Habilidades blandas: trabajo en equipo, investigación y con capacidad analítica, solución de problemas, innovación, comunicación, pensamiento crítico, gestión de estrés, orientados a objetivos, inteligencia emocional, proactividad, adaptación al cambio y flexibilidad, entre otras.
Idioma: El dominio de un idioma, especialmente el inglés, también cuenta para efectos de atención  y soporte a los clientes ubicados en Estados Unidos y otros países, así como para actualización profesional.
Fuente: Empresas consultadas
Tendencias

Durante este año 2018 la industria ha detectado un gran auge de Internet de las cosas (IoT), computación en la nube, blockchain, machine learning, inteligencia artificial, Robotic Process Automation (RPA), minería de datos y analítica, entre otras.

Estas tecnologías están en la base de la macrotendencia a la transformación o el cambio digital, con la que las empresas están digitalizando y automatizando trámites, servicios, operaciones y procesos.

Para lograrlo las empresas requieren renovar su core tecnológico, incluyendo los centros de datos (almacenamiento y procesamiento de información), plataformas, aplicaciones y dispositivos, sin dejar de lado los requerimientos de seguridad informática y redes de comunicación.

El cambio incluye hasta la forma en que los propietarios, colaboradores, proveedores y clientes tienen acceso a los sistemas, a la información y a los servicios.

Las empresas desarrolladoras y proveedoras de tecnología se han enfocado en generar productos y servicios asociados con estas tendencias y requieren consultores, profesionales y técnicos especializados en esas áreas.

“Muchas empresas han optado por la optimización de su operación y han creado centros de innovación que les permita entender más a sus clientes”, dijo Jessica Saavedra, directora de mercadeo de Avantica.

En el centro se encuentra la exigencia de generar nuevas ideas “disruptivas” para responder a un mercado que cambia continuamente, lo que los especialistas denominan “un entorno ágil”.

Los caminos para encontrar el talento que se requiere van desde la atracción de personal capacitado a la formación y actualización de los colaboradores actuales.

Se pueden utilizar programas para que los estudiantes que van terminando alguna carrera puedan realizar prácticas, que también lleguen a ser parte de las planillas de las desarrolladoras y se conviertan en líderes de equipos que ayudan a formar los nuevos talentos.

Las empresas más exitosas serán las que logren una colaboración entre su personal y la tecnología, la cual se traducirá en eficiencia y aprovechar el tiempo en tareas que generen valor.
Las empresas más exitosas serán las que logren una colaboración entre su personal y la tecnología, la cual se traducirá en eficiencia y aprovechar el tiempo en tareas que generen valor.
Perfiles

Las competencias técnicas que se necesitan en cada empresa de tecnología depende de su giro de negocios, de los servicios que brinda y de las tecnologías en que se apoya.

“Cada vez tiene más valor el profesional informático con un alto nivel de especialización”, dijo Edwin Leitón, gerente de mercadeo de Componentes El Orbe.

Si la compañía ofrece productos y servicios basados en plataformas de Microsoft, de Oracle o de SAP se requerirán conocimientos, habilidades y destrezas en las tecnologías de tales fabricantes, según sea el caso.

Asimismo si se brindan servicios de nube, de inteligencia artificial o de IoT se requieren colaboradores empapados en ellas.

Hay competencias que también son requeridas en proyectos de una u otra tecnología. Los desarrollos en IoT suelen utilizar la computación en la nube para el registro y análisis de los datos recopilados por los sensores.

En términos generales se requieren profesionales que dominen las buenas prácticas, unit testing (método para realizar pruebas), arquitectura de software, DevOps (prácticas de desarrollo de software), seguridad, big data, almacenamiento y procesamiento de datos, y resolución de algoritmos.

En la lista de habilidades técnicas también se incluye el dominio de lenguajes de programación como Python, Java, Javascript, Linux, Matlab, HTML, Perl y Go, también requeridas en la mayoría de las soluciones de automatización y digitalización.

Los perfiles de mayor demanda incluyen a aquellos profesionales con dominio completo del inglés (conversación, lectura y escritura), así como que tengan experiencia en el diseño de soluciones y en la implementación de proyectos de back end (del lado del servidor) y front end (del lado del cliente).

Además se requiere capacidad de evaluar la factibilidad, planificar, gestionar y optimizar las soluciones, al igual que para la integración de datos desde aplicaciones o API’s específicas, para la captura, preparación y visualización de datos, y para el uso de librerías de modelos estadísticos y APi’s para poner en producción las soluciones.

A ellos se agregan los perfiles en mobile y react native (para desarrollar apps nativas en iOS y Android), virtualización de plataformas y en automatización del aseguramiento de calidad (QA automation).

Es muy importante en todo profesional de la industria conocer metodologías ágiles o innovadoras, como Scrum, para desarrollo de proyectos, ya que la gran mayoría de las soluciones se trabajan en entornos activos para lograr productos adaptados a los requerimientos de los clientes.

“Estos perfiles son muy demandados y escasos en el mercado”, dijo Saavedra, de Avantica. “Muchos clientes incluso deciden buscar estos talentos en proveedores de otros países por la alta complejidad que tienen para encontrarlos”.

Algunos de esos perfiles no existían hace unos años.

También surge la necesidad el contar con ingenieros y científicos de datos que permitan –conjugando la matemática, la estadística y la computación– proyectar a futuro con la información del pasado en tiempo real.

“Las competencias matemáticas y estadísticas apremian”, advirtió Paul Fervoy, socio de MiWeb. “Es una época de cambio en las arquitecturas de soluciones de tecnología que no hemos visto quizás desde la llegada de Internet a mediados de los 90’s”.