Tecnología

Jaime Compte, BAC Credomatic: “Apple Pay dará un empujón a los pagos con móviles en Costa Rica”

BAC Credomatic anunció este 2 de noviembre que los tarjetahabientes que utilicen iPhone o algún otro dispositivo iOS podrán realizar sus pagos de compras con la aplicación Apple Pay.

Las condiciones para que los consumidores realicen pagos con el móvil, a través de billeteras electrónicas, están desde hace al menos tres años. Pero el lanzamiento de Apple Pay marcaría una diferencia.

“Apostamos a que —cuando la gente vaya viendo que se puede pagar con Apple Pay— los usuarios con dispositivos Android van a querer hacerlo igual”, vaticinó Jaime Compte Rosillo, director regional de banca de personas y medios de pago de BAC Credomatic. “Y ahí les diremos que lo pueden hacer”.

BAC Credomatic anunció este 2 de noviembre que los tarjetahabientes que utilicen iPhone o algún otro dispositivo iOS podrán realizar sus pagos de compras con la aplicación Apple Pay. La preparación ha sido cuidadosa.

“Realizamos en piloto, cerrado, entre un grupo de los que somos testers, de los que validamos o certificar que la aplicación funcione”, resaltó Compte en la entrevista con EF.

Hoy anuncian el lanzamiento de Apple Pay. ¿Cuáles son los medios de pago que ya se disponen?

Tenemos una billetera lanzada en la aplicación de banca móvil desde hace más de tres años para Android y todas las tarjetas que hay en el mercado, Visa y MasterCard.

Eso tuvo una acogida un poquito más limitada en su inicio por el tema de contactless, pues no había tanta penetración, pero hemos sido promotores de todo el tema de la billetera y métodos de pago. No solo de los medios tradicionales, como las tarjetas que son el core nuestro.

En la parte de de teléfono y de comercio electrónico venimos empujando desde hace muchos años. No es algo nuevo. Los costarricenses tenemos hoy en día la oportunidad de utilizar un montón de medios de pago digitales, que ya están. Vamos a ir sumando. Se van a venir nuevos temas digitales.

Hace no mucho sumamos lo que son los wearables, como los relojes Garmin y Fitbit. Y van a seguir viniendo otros, como Samsung Pay y distintos dispositivos con Google Pay. Venimos lanzando continuamente.

¿Cuántos medios de pago se tienen actualmente, aparte de las tarjetas?

Tenemos la tarjeta tradicional. En lo digital y para comercio electrónico tenemos muchas soluciones, como Compra Clic que es un botón que funciona por redes sociales, con Facebook, Instagram, WhatsApp y Twitter. Tenemos plataformas de ecommerce propias y conectados con otros.

Lo que intentamos es tener todas las posibilidades en todo: desde la computadora para comercio, para pequeño comercio, comercio grande y comercio integrado. Lanzamos con PriceSmart el compra desde tu casa y recoges con el carro al parqueo, sin bajarte del vehículo y solo mostrando la membresía. Hay muchas facilidades tanto para el cliente como para el comercio.

¿Qué hay en el punto de venta?

En el punto de venta está el tradicional (el POS que recibe banda, chip y contactless) y los sistemas integrados, que son para comercios más sofisticados que tienen su plataforma y se integran a un receptor de pagos y a otros les brindamos la solución entera: la computadora, el dispositivo, el software y el sistema contable.

Hay un rango, desde la pulpería (que solo necesita un dispositivo para aceptar pagos) hasta uno que tenga punto de vista físico, ecommerce o integrado.

El cliente puede pagar con tarjeta física, con tarjeta en el teléfono mediante las billeteras electrónicas Apple Pay y Google Pay, y con relojes inteligentes.

¿Cuál es el nivel de uso? ¿Hasta dónde los consumidores han aceptado y empezado a usar estas formas de pago?

La semana pasada en un evento regional, la gente de Banco Santander de México decía que estaban promoviendo el contactless con tarjeta y que la penetración es del 2%.

En Costa Rica ya estamos en BAC por encima del 80% con contactless. Es la primera base para que cuando el consumidor llegue con un teléfono, con un reloj o con cualquier dispositivo digital pueda funcionar.

¿Qué está pasando en otros países? Que como no tienen la primera base hecha, no está despegando el uso de la billetera digital.

Somos muy conscientes, porque lo vivimos en el pasado con el contactless. Tenemos que ir caminando un poco, preparando el ecosistema para que el consumidor empiece a pagar con los dispositivos en forma más natural.

Lo primero era que se pudiera pagar con contactless y lo segundo que se pudiera pagar con los teléfonos celulares. Hasta hoy solo era con los Android y a partir de ahora también con el iPhone.

Estamos apostando, y estamos seguros, que con Apple Pay eso va a generar una atracción en el mercado, porque el punto de venta está listo y también el cliente. Estoy de acuerdo en que todavía no se ve como natural, no es muy común, y hay que demostrar que se puede.

Hay otro paradigma que tenemos que romper: es la seguridad, a la gente le da miedo de si le roban el teléfono. Pero si le roban la cartera y se llevan la tarjeta, adivine qué podrán hacer. Con el celular los sistemas son más seguros: tienen doble sistema de autenticación y el uso de la huella dactilar o el reconocimiento de cara.

Los dispositivos con Android se supone los usan más personas y uno habría esperado que los clientes estén usando más el pago con el móvil. Pero no es así. ¿Apple Pay le dará el impulso a los medios de pago?

Sí. Hay usuarios que innovan y que adoptan de primero la tecnología; están los que le siguen, que son agnósticos a la tecnología; y están los que les da incluso miedo.

Generalmente los que impulsan todos estos cambios tecnológicos suelen ser los líderes en tecnología, que son más sofisticados, con un perfil un poco más elevado. Quienes estudian esto, dicen que generalmente los primeros tienden a irse a los sistemas parecidos a los de Apple.

Es más fácil que alguien que tenga un teléfono Apple sea más proactivo y vaya a pagar. Apple es el único que es capaz de generar ese cambio en el ecosistema. Le apostamos a eso. Le apostamos a que si bien, por cada persona que tiene un iPhone hay 20 que tienen un Android, esa persona que tiene un iPhone es mucho más influenciadora en el mercado.

Sí, apostamos a que —cuando la gente vaya viendo que se puede pagar— los de Android van a querer y ahí les podremos decir que ya pueden, desde hace tres años.

¿Qué falta para impulsar más el uso de medios de pago? Ya los negocios no necesitan cambiar ningún datáfono.

No. Es algo interesante. Es algo que vamos a aprender en el camino. Alguien podría cuestionar por qué en Estados Unidos no ha despegado tanto el Apple Pay. Es porque empezaron al revés: empezaron desde el punto de vista del cliente teniendo la billetera digital, pero no estaba listo desde la arista del comercio. Sí, uno tiene la capacidad de pagar, pero el otro no tiene la capacidad de recibirlo.

Aquí nuestra experiencia, a diferencia de mercados tan grandes como México o EE. UU., donde cuesta más hacer los cambios, es que lo hicimos al revés: primero con todos los comercios listos, para que la experiencia de uso sea buena en todos.

¿Qué nos faltará? Creo que un poco es romper la barrera del miedo y de educación de que es un método más seguro y rápido, que es una experiencia sin ninguna fricción.

Es muy importante lo de la seguridad, nos centramos mucho en eso, porque en lo que se llama la tokenización de las tarjetas (en su uso en diferentes dispositivos), la tarjeta no se puede ver, no pueden ver los datos de la tarjeta ni el código de seguridad, aparte de la inversión en ciberseguridad.

¿Qué falta a nivel regulatorio?

A nivel regulatorio es una billetera más, es un método de pago más. No cambia nada de la regulación actual. Es un método de pago igual que una tarjeta. Se mueve por los mismos rieles de las tarjetas. Tiene las mismas regulaciones del Banco Central de Costa Rica y la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

Exactamente igual que con el resto de los métodos de pago. No hay ninguna diferencia entre una billetera digital y una tarjeta. Las reglas están definidas, están claras.

Hace tres años estábamos listos para Android. Todo lo que se tenía qué hacer, hace tres años hicimos todos los pasos. Fuimos pioneros, tuvimos que ir al regulador a explicar qué es y todos los temas de seguridad.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".