Por: Krisia Chacón Jiménez.   8 marzo
La aplicación Omni lanza al mercado su nuevo servicio OmniMoni. A través de la aplicación, los usuarios podrán crearse una cuenta respaldada por Coopenae, y su valor diferenciado es que todos los servicios son 100% digitales. Foto: Cortesía de Omni.
La aplicación Omni lanza al mercado su nuevo servicio OmniMoni. A través de la aplicación, los usuarios podrán crearse una cuenta respaldada por Coopenae, y su valor diferenciado es que todos los servicios son 100% digitales. Foto: Cortesía de Omni.

La compañía Omni, la misma que puso a disposición de los ciudadanos las bicicletas de alquiler en San José, expande su negocio con el lanzamiento de un nuevo servicio fintech llamado OmniMoni.

Fintech hace referencia a los servicios financieros que se apoyan en la tecnología.

De la mano de Coopenae, esta firma costarricense, incursionará en el mundo financiero al facilitarle a los usuarios una aplicación mediante la cual podrán solicitar una tarjeta de débito y abrir una cuenta de ahorros.

El servicio estará disponible en este mes de marzo en la misma aplicación donde las personas pueden alquilar las bicicletas.

En palabras de Nayid Aguilar, director de Omni, el servicio fintech consta de “un usuario de Omni, con una cuenta de Coopenae”.

Sobre ruedas

OmniMoni es un servicio 100% digital, es decir no existirán sucursales físicas bajo este nombre, sin embargo, el dinero estará en las arcas de la cooperativa de servicios financieros.

El único punto de contacto físico será cuando al cliente se le entregue la tarjeta de débito de la marca Mastercard que solicitó en línea.

“Las personas cada vez más quieren una vida simple, sin tanta burocracia, también quieren transparencia en los cobros y cero comisiones”, señaló Aguilar.

Este servicio tiene el aval de la Superintendencia de Entidades Financieras (Sugef) porque se trata de un servicio más que se pone a disposición de los asociados de Coopenae R.L., respondió el superintendente, Bernardo Alfaro, a la consulta realizada por EF.

En una primera fase, los usuarios podrán abrir sus cuentas en colones y en dólares, y desde la aplicación de Omni pueden gestionar con qué tipo de moneda pagar.

También se podrá efectuar el pago de servicios públicos, transferencias y una visualización de gastos de forma intuitiva.

Este tipo de facilidades están orientadas para un público que va desde los 18 a los 35 años, según estudios realizados por la empresa. Los planes a corto plazo es incluirle nuevas características al servicio para atrapar a usuarios de otros rangos de edades, explicó Aguilar.

En una segunda etapa del servicio estará la posibilidad de efectuar pagos en comercios, tarjeta de crédito y facilidad de pagos en eventos masivos.

Servicios asociados a la cuenta
Afiliación completada de manera digital.
Tarjeta OmniMoni con opción de cuenta en colones y en dólares.
Ofrece reportes automáticos, para facilitarle al usuario visualizar sus gastos y los movimientos de su cuenta digital de forma ágil.
Notificaciones de movimientos y cambios en tiempo real (push notifications).
Puede hacerse envío de dinero desde Cuentas OmniMoni a contactos o Sinpe.
Peer-to-peer (P2P).
Se puede realizar cambio de colones y/o dólares para retirar dinero y hacer uso de la tarjeta.
Es posible habilitar pagos en el extranjero.
Puede congelarse la tarjeta desde la aplicación.
Con facilidad, puede cancelarse la tarjeta desde la plataforma.
Puede cancelarse el pin transaccional desde la app.
Soporte técnico y servicio al cliente disponible 24/7.

La llegada de OmniMoni también representa una oportunidad para Coopenae en su proceso de convertirse en una entidad financiera con mayores servicios digitales.

EF realizó dos estudios, uno en 2017 y otro en 2019, con el fin de conocer cuáles trámites financieros se pueden hacer en línea y cuáles no. El resultado del más reciente muestra que la banca cayó en un letargo.

Muchos de los servicios que requerían un trámite presencial para la publicación de marzo de 2017, ¿Por qué hacer fila en los bancos en plena era digital?, siguen en el mismo estado.

En el país no existe todavía un intermediario financiero 100% digital.

Precisamente esta es la aspiración del nuevo servicio de Omni.

Espacio para innovar

Los servicios fintech se apalancan en la conectividad, las tecnologías móviles, el auge del análisis de datos, la inteligencia artificial y el modelo de economía colaborativa para crear servicios que eliminen los puntos de dolar que se generan en la banca tradicional.

“Costa Rica no es ajena a este fenómeno: su liderazgo en la región en penetración móvil, así como su posición privilegiada en los rankings de innovación global y su capacidad para formar talento, la convierten en terreno fértil para el surgimiento de soluciones fintech”, explica el estudio Fintech en Costa Rica, hacia una evolución de los servicios financieros, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Finnovista.

Esta investigación con datos a 2019, mostró que en el país habían 25 fintech activas hasta ese momento.

Según los Fintech Radars elaborados por Finnovista, el ecosistema en Costa Rica todavía está muy concentrado en algunas áreas de negocio. Las 25 firmas identificadas se distribuyen en tan solo cinco de los 10 segmentos fintech que existen.

Empresas de tecnologías para instituciones financieras (ETIF), soluciones de pagos, plataformas de financiación alternativa, gestión de finanzas empresariales y puntaje alternativo (scoring) son los frentes que tienen participación de emprendedores locales.

Mientras tanto, en los segmentos de gestión patrimonial, finanzas personales, seguros, trading y mercados de capitales, no se había identificado ninguna fintech nacional con operaciones.

Con el nacimiento de OmniMoni, pareciera que el segmento de finanzas personales sería uno de los frentes que podría generar mayor innovación.

La visión de Aguilar es promover la inclusión financiera, debido a que el proceso de crear una cuenta de ahorros se simplificaría a un clic.

Omni ha detectado que un porcentaje de sus usuarios alquilan las bicicletas como una herramienta de trabajo para efectuar entregas a domicilio ligadas con aplicaciones que ofrecen este servicio. Ahora estos repartidores tendrían la opción de crearse una cuenta desde la misma plataforma donde ya alquilan su medio de transporte.

Las diferentes aristas de negocio que quiere desarrollar esta compañía costarricense se irían ligando paulatinamente con el fin de darle a los usuarios diferentes servicios desde un mismo canal.

“La gente nos ha conocido por las bicicletas y es una estrategia que se ha basado en generar confianza. A nosotros nos ven todos los días en la calle”, afirmó Aguilar.

Actualmente Omni cuenta con un músculo de 125.000 usuarios activos solamente por el servicio de bicicletas.

La estrategia de esta compañía está en escalar a otros mercados como Centroamérica y Caribe entre junio y julio de este 2020.