Por: Carlos Cordero Pérez.   16 diciembre, 2019
Uno de los trámites que están incluidos para digitalizarse es la consulta de la condición de pequeñas empresas ante el Ministerio de Economía, Industria y Comercio. (Foto Josá Díaz / Archivo GN)
Uno de los trámites que están incluidos para digitalizarse es la consulta de la condición de pequeñas empresas ante el Ministerio de Economía, Industria y Comercio. (Foto Josá Díaz / Archivo GN)

Centralizar, agilizar, simplificar y ahora automatizar los trámites para invertir y establecer compañías en Costa Rica es el pedido eterno del sector empresarial, en especial para mejorar las condiciones de operación y generar empleos.

El proyecto Ventanilla Única de Inversión, iniciado en 2016, se propone lograr esos mismos objetivos en más de 68 trámites de distintos ministerios y municipalidades.

La iniciativa es impulsada por la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) y otras entidades, incluyendo varios ministerios y Cinde, así como cámaras y asociaciones empresariales.

“El objetivo es garantizar una plataforma ágil y competitiva para los procesos y trámites requeridos para la apertura y operación de empresas nacionales y extranjeras en Costa Rica”, explicó Pedro Beirute, gerente general de Procomer.

Ya hay avances.

La digitalización de 12 trámites relacionados con la apertura de empresas y el ingreso al régimen de zona franca (bloques 1 y 2, programados para este 2019) están en la fase de pruebas (ver “Una sola ventana”).

Paralelamente, se ha impulsado la integración de los sistemas de varias entidades que intervienen en 19 trámites de registro y operación de empresas.

De ellos, 15 trámites están “finalizados”: las consultas de morosidad en la Caja Costarricense de Seguro Social y en el Fondo de Asignaciones Familiares, de Registro Civil y de personería jurídica, y de pequeña y mediana empresa.

Lo mismo ocurre con la emisión de certificaciones jurídicas y la emisión del plano de catastro en el Registro Nacional, así como con la integración del código provisional de zona franca y la inscripción del registro único tributario en el Ministerio de Hacienda.

La inscripción patronal, la suscripción de la póliza de riesgos de trabajo y varios trámites de la Municipalidad de San José (consultas de morosidad, sistema de geolocalización, patentes y pagos) también están en pruebas.

La inversión suma $780.000 para desarrollar la simplificación de los trámites y la automatización. Los recursos son aportados por el mismo Procomer y el Reino Unido, en este caso para simplificación y mediante convenios de cooperación.

Pedro Beirute, de Procomer, indicó que se diseñó una estrategia de comunicación y capacitación para los usuarios de las herramientas, la cual se implementará según se liberen los bloques de trámites. (Foto cortesía Procomer / Archivo GN)
Pedro Beirute, de Procomer, indicó que se diseñó una estrategia de comunicación y capacitación para los usuarios de las herramientas, la cual se implementará según se liberen los bloques de trámites. (Foto cortesía Procomer / Archivo GN)
Complemento

Para el sector empresarial, la mejora y simplificación de los trámites, así como los cambios regulatorios que brindan seguridad jurídica, deberían redundar en la mejora del clima de inversión.

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) recalcó la necesidad de digitalizar trámites en municipalidades (en especial costeras) para establecer empresas, construcción, comercio exterior e iniciar operaciones.

La organización considera que el proyecto de la ventanilla debe complementarse con los esfuerzos del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) en materia de gobierno digital.

Disminuir los tiempos de resolución, eliminar trámites que no sean requeridos y agilizar los que se realizan ante la Secretaría Técnica Ambiental (Setena) también es de interés de la Uccaep.

Setena es precisamente una de las 18 instituciones donde, según Procomer, se implementa la reingeniería de procesos y las modificaciones normativas.

Otras son los ministerios de Salud, de Presidencia y de Agricultura, el Servicio Fitosanitario del Estado, las direcciones de Tributación y de Migración, el Instituto Nacional de Seguros, la misma Procomer, varias municipalidades y hasta la Imprenta Nacional.

Para la reingeniería de procesos se diseñaron y propusieron 39 proyectos, de los cuales se espera ejecutar al menos 25 iniciativas.

En el campo regulatorio se elaboraron nueve propuestas de reglamentos y decretos. Aparte de la declaratoria de interés público y del reglamento de la ventanilla, se reformó el reglamento para permisos sanitarios.

Están pendientes de firmas otras cinco modificaciones reglamentarias: en trámites y permisos para establecer y operar empresas, de aduanas, de zonas francas y el registro de empresas en Migración.

De esas 18 instituciones, en 11 se implementan procesos de automatización.

Beirute explicó que se entrenó a un grupo de funcionarios de varias entidades para el uso de herramientas y buenas prácticas de ingeniería, así como de simplificación de procesos, con la idea de que cada persona impulse proyectos de mejora que refuercen la ventanilla.

“Este componente de capacitación es la base para garantizar la etapa de reingeniería de procesos adecuada, la cual se realiza en conjunto con los funcionarios de las instituciones”, agregó el funcionario.