Por: Carlos Cordero Pérez.   19 julio
La industria apuesta a una combinación entre trabajo remoto y en oficinas. (Foto archivo)
La industria apuesta a una combinación entre trabajo remoto y en oficinas. (Foto archivo)

Frente a la nostalgia de la oficina normalmente anteponemos las ventajas del teletrabajo al evitar los viajes diarios de ida y vuelta, las presas y las incomodidades, en especial si llueve.

El giro global hacia el trabajo que se produjo en este primer semestre del 2020, debido a la pandemia del COVID-19, eliminó de golpe y porrazo las resistencias de las empresas al trabajo remoto.

Al teletrabajo se le asocian horarios laborales más largos, la fatiga por videollamadas y la eliminación de las relaciones personales entre colegas del trabajo, desde las conversaciones espontáneas hasta el trabajo en equipo y la colaboración.

“La falta de espacios de trabajo conectados y cómodos en casa sigue siendo un problema de productividad”, reconoció Jared Spataro, vicepresidente corporativo de Microsoft 365, en un informe sobre El futuro del trabajo: lo bueno, lo malo y lo desconocido.

Las firmas tecnológicas, beneficiadas por el vuelco al teletrabajo y el uso de sus plataformas, anunciaron que las herramientas evolucionarán para superar los obstáculos.

Microsoft, Zoom y Google anunciaron actualizaciones y soluciones para teletrabajo, mientras que Cisco y Transparent Business iniciaron el pasado 14 de julio la segunda edición de CloudWorking Academy para capacitación en la gestión de equipos virtuales.

Google también anunció el pasado 16 de julio el reforzamiento de su suite de herramientas de colaboración (video, chat, correo electrónico, archivos y tareas) y una integración más estrecha de Gmail, Google Chat y Google Meet.

La conexión social no se reproduce en un ambiente de trabajo a distancia, aunque más personas pueden opinar en las reuniones virtuales. (Foto archivo)
La conexión social no se reproduce en un ambiente de trabajo a distancia, aunque más personas pueden opinar en las reuniones virtuales. (Foto archivo)
Agotamiento

¿Terminan agotados, molidos y exhaustos después de la jornada laboral en casa? El teletrabajo puede ser más difícil o agotador que la colaboración en persona en la empresa.

Así se desprende del segundo Work Trend Index de Microsoft, el cual se basa en las tendencias en el uso de sus herramientas y los resultados de una encuesta de Harris Poll a más de 2.000 trabajadores a distancia en seis países.

El estudio también se basa en los resultados de más de 30 proyectos de investigación, que incluyen encuestas, entrevistas, estudios cotidianos, grupos de enfoque, y estudios sobre el cerebro humano enfocado en el teletrabajo.

Al parecer el teletrabajo y las videollamadas son un mayor desafío para el cerebro que las reuniones presenciales y la colaboración a distancia se vuelve mentalmente más difícil.

Los patrones de las ondas cerebrales asociados al estrés y al trabajo excesivo fueron mucho más altos en la colaboración a distancia que en la colaboración en persona.

La conexión social y las estrategias de trabajo, creadas cuando se trabaja en persona, no se reproducen en un ambiente de trabajo a distancia, aunque en las reuniones virtuales más personas pueden expresar su opinión.

El estudio encontró que los marcadores de las ondas cerebrales asociados con el trabajo excesivo y el estrés son significativamente más altos en las videollamadas.

Debido a los altos niveles de concentración sostenida, la fatiga comienza a sentirse a los 30 o 40 minutos de una reunión y se multiplica en un día lleno de videollamadas debido al esfuerzo para captar la información, turnarse al hablar y compartir la pantalla.

Otro estudio, de la firma Morning Consult, indicó que casi la mitad de los adultos que pueden trabajar de forma remota creen que las reuniones virtuales son tan efectivas como las reuniones en persona. ¿Y el resto?

Uno de los retos es equilibrar las demandas domésticas y las laborales. (Foto archivo)
Uno de los retos es equilibrar las demandas domésticas y las laborales. (Foto archivo)
Dificultades domésticas

El estudio de Microsoft encontró que se aceleró la fusión del trabajo y la vida personal, haciendo difícil equilibrar las demandas entre ambos ámbitos, especialmente para las nuevas generaciones.

Si bien el 62 % de las personas afirman que sienten más empatía hacia sus colegas ahora que tienen una mejor perspectiva de la vida en casa. y el 52% indicó que el teletrabajo también hace que el trabajo sea más incluyente, se les valore más y se les incluya más.

El uso promedio de su plataforma Teams de Microsoft aumentó de 15% a 23%, extendiendo la jornada laboral de cinco días al fin de semana (más del 200%).

Y eso que solo el 35% de las personas reconoció que no cuentan con un espacio exclusivo para trabajar a distancia.

La mayoría (60%) de las personas se sienten más alejadas de sus colegas desde que trabajan a distancia con más frecuencia.

Las distracciones, los problemas de conectividad y la falta de ambientes de trabajo ergonómicos son algunas de las principales molestias relacionadas con el teletrabajo.

 El 71% de los empleados y directores manifestaron el deseo de continuar trabajando desde casa al menos parte del tiempo. (Foto Gabriela Tellez / Archivo)
El 71% de los empleados y directores manifestaron el deseo de continuar trabajando desde casa al menos parte del tiempo. (Foto Gabriela Tellez / Archivo)
Futuro

La industria apuesta a un futuro del trabajo donde se combinarán la colaboración presencial y a distancia.

El 82% de los directores encuestados esperan contar con políticas de teletrabajo más flexibles después de la pandemia.

Asimismo, el 71% de los empleados y directores manifestaron el deseo de continuar trabajando desde casa al menos parte del tiempo.

Según Global Workplace Analytics el 77% de los empleados quieren continuar trabajando desde casa al menos una vez por semana, una vez que la pandemia haya finalizado.

La firma de análisis Gartner reportó también que ocho de cada 10 directores financieros planean mantener al menos al 5% de su fuerza productiva en posiciones remotas.

Otro estudio de IBM mostró que entre abril y junio aumentó del 75% al 81% los encuestados que desean seguir trabajando de forma remota al menos parte del tiempo, y al 61% le gustaría que se convirtiera en su principal forma de trabajo.

En todo caso se aconseja tomar recesos cada dos horas para dejar que el cerebro se “recargue” y limitar las reuniones a 30 minutos o interrumpir las reuniones largas con recesos breves.

Mejoras
Actualizaciones de plataformas de comunicación remota:
Team en Microsoft
Juntos: para hacer las conversaciones más naturales.
Vista Dinámica: optimización del contenido y personalizar la vista.
Concentración: informa al equipo que la persona necesita reservar tiempo en su calendario para concentrarte en una determinada tarea, silenciar notificaciones en días y horas tranquilas.
Reflect: proporciona a los directores una manera sencilla de comunicarse con sus equipos.
Zoom Video Communications Inc.
Lanzó Zoom for Home en asociación con la firma DTEN por $599 (en EE. UU.):
Equipo computacional todo en uno de 27 pulgadas.
Tres cámaras gran angular integradas para video de alta resolución.
Google
Mejor integración y búsqueda: se introducen funciones para intercambiar información entre chat, correo electrónico y videoconferencias, y disponibilidad de algunas funciones en apps de Android y iOS.
Colaboración mejorada en el chat: salas más útiles, capacidad de colaboración en tiempo real y edición de documentos sin salir de Gmail.
Nuevas formas de priorizar: herramientas nuevas para priorizar y mantenerse enfocados, fijar Salas, pestaña de “No molestar” y avisos de estado como “Fuera de la oficina”.
Integraciones de terceros: acceso a aplicaciones de terceros, como Salesforce y Trello, a través de Gmail, Chat y de las Salas.
La privacidad y la seguridad: propiedades para mantener la seguridad de sus usuarios y datos como nuevos controles de seguridad para Meet y protecciones contra phishing para Chat, Gmail y próximamente en Salas.
Fuente: Google, Microsoft y Zoom