Por: Carlos Cordero Pérez.   26 abril
Sykes tiene disponibles 300 vacantes para abril y otras 300 para mayo, al tiempo que anunció que seguirá contratando el resto del año. (Foto Alonso Tenorio / Archivo GN)
Sykes tiene disponibles 300 vacantes para abril y otras 300 para mayo, al tiempo que anunció que seguirá contratando el resto del año. (Foto Alonso Tenorio / Archivo GN)

La preocupación por el empleo no nos abandonará cuando volvamos a la llamada “nueva normalidad”. Tampoco debe ahogarnos.

Más bien es necesario tomar el toro por los cuernos y seguir las recomendaciones para aumentar las posibilidades de ser contrados por las firmas externas y locales que tienen vacantes.

El gobierno, las cámaras y las empresas deben avanzar con urgencia a una rápida gestión de la crisis laboral con “velocidad, audacia e innovación”. También las personas.

Adelantarse es la clave.

La Organización Internacional del Trabajo pronosticó que la pandemia afectará 195 millones de empleos a tiempo completo.

PricewaterhouseCoopers (PwC) publicó una encuesta en la cual tres cuartas partes de los ejecutivos están muy preocupados por los efectos de la pandemia en sus operaciones y más de la mitad cree que se regresará a la normalidad hasta en tres meses, si la emergencia sanitaria termina hoy.

Las preocupaciones se concentran en la posibilidad de una recesión global, el impacto financiero y la disminución de la confianza de los consumidores, por lo que la contención de costos (77%) y la cancelación de inversiones planeadas (65%) serían los efectos más inmediatos.

Según McKinsey, hasta un tercio de la fuerza laboral es vulnerable y millones de empleos se perderán permanentemente, con impacto en el consumo, incluso en países donde hay seguro por la pérdida de empleo.

Una estrategia integral deberá abarcar: crear soluciones intersectoriales, reiniciar y apoyar a las pequeñas empresas, y cómo ayudar a quienes deben reubicarse a desarrollar rápidamente las habilidades necesarias para sus nuevos roles.

La recreación de trabajos necesitará de la actualización masiva de la fuerza laboral debido a la demanda de competencias específicas por la digitalización y automatización de procesos, por un lado, y a que buena parte del desempleo –que ya se enfrentaba antes del coronavirus– era con personas sin preparación para puestos calificados, por el otro.

A nivel global los sectores afectados en el empleo incluyen comercio, restaurantes y hoteles, mientras que otros tienen demanda adicional: abarrotes, call center y tecnología de la información y la comunicación.

En Costa Rica, precisamente, eso es parte de lo que estamos observando.

Con variaciones por sector, subsector y giro de negocio específico, es claro que hay industrias donde hay una mayor demanda en este momento: dispositivos médicos y servicios.

En el primero incluso las empresas deben responder en tiempo récord a las necesidades planteadas durante la pandemia, fortaleciendo líneas de producción, mientras que en el segundo hay un incremento de órdenes de compra en línea (como en el caso de Amazon).

También hay posibilidades en el sector tecnológico local, del cual hablaremos en los próximos días.

Hay posibilidades que se pueda canalizar colaboradores del sector turismo afectados por la crisis a servicios mediante la plataforma creada por la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) y el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), que agrupa 950 vacantes.

Hay otras empresas que anunciaron puestos disponibles y que sumarían hasta 3.000 empleos, incluyendo aquí los anunciados por Amazon, East West y Samtec.

“Estamos frente a un panorama retador en el que las empresas están siendo muy cautas a nivel mundial por la reducción de órdenes de producción y compras, debido a la contracción de los principales mercados de exportación”, destacó Dyalá Jiménez, ministra de Comex.

La recomendación a las personas candidatas es que se postulen a un puesto para el que cumplen requisitos, destacando las competencias estratégicas y la preparación técnica y universitaria, y en especial subrayando aquellas que cumplen los requisitos.

Cada quien debe revisar los requerimientos laborales, analizar sus habilidades, intereses y pasiones, y subsanar lo que le falte.

Claramente a muchas personas les tomará más tiempo recolocarse, por lo que deben revisar los cursos que está ofreciendo el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), así como iniciativas en línea como Coursera.

Algunas empresas podrían tardar de una semana a dos meses en definir una contratación. (Imagen archivo GN)
Algunas empresas podrían tardar de una semana a dos meses en definir una contratación. (Imagen archivo GN)

Habrá que armarse también de paciencia, pues algunas empresas podrían tardar de una semana a dos meses en definir una contratación, dependiendo de la urgencia, de la oferta de talento y de la velocidad de sus procesos de reclutamiento, incluyendo pruebas técnicas.

Por ejemplo, en la feria de empleo de Cinde del 2019, cuando participaron unas 3.000 personas, al mes ya unas 1.500 tenían alguna oferta laboral. El año anterior se generaron 17.000 puestos de trabajo en las empresas del sector de inversiones externas.

En la plataforma que recientemente se lanzó, en dos días, se produjeron 60.000 accesos, pero no son usuarios únicos (una misma persona aplica en varias opciones).

Empresas como Sykes están incrementando planillas (tienen disponibles 300 vacantes para abril y 300 para mayo) debido a que adquirieron nuevos negocios “con procesos más complejos que requieren de perfiles con diferentes niveles de conocimiento en tecnologías”.

Seguiremos contratando por el resto del año”, adelantó Roy Mena, director de asuntos corporativos de Sykes.

Para aprovechar estas posibilidades si se tiene un segundo idioma y se habla con fluidez se encontrarán opciones en el sector, dijo Mena, quien también es presidente de la Cámara de empresas de servicios corporativos en alta tecnología (Camscat).

Si no tiene un dominio completo de un segundo idioma, Sykes cuenta con una academia para quienes deben cubrir la brecha que no les permita obtener una oferta laboral inmediata.

Ahí podrán participar durante uno o varios meses y podrán contar con un subsidio económico del Estado a través del Programa Nacional de Empleo (Pronae) en convenio con Sykes. La Academia de esta empresa dispone de 250 cupos por mes.

En el caso de Equifax, por ejemplo, se brindan servicios de información a empresas de distintas áreas y servicios corporativos a otras unidades de la misma firma, que incluyen ciberseguridad y monitoreo de fraudes, tecnología de información, finanzas y contabilidad, ventas y mercadeo y centros de contacto y de gestión.

Aquí cuentan ya con 1.300 colaboradores y requiere personal con dominio de un segundo idioma (predominantemente inglés) y en áreas de tecnología y seguridad informática, indicó Jairo Quirós, vicepresidente global de servicios compartidos de Equifax.

Prodigious había anunciado en marzo anterior la apertura de más de 60 plazas en tecnología y diseño y marketing digital para puestos de lead analyst, senior content editor, supervisor de production manager, senior creative designer, senior creative QA analyst, y analyst, entre otros.

Los puestos están disponibles en su página web.

Procter & Gamble (P&G) tiene un centro de servicios compartidos en Costa Rica que brinda apoyo a otras unidades de la misma empresa en el continente americano en áreas de finanzas, logística y tecnologías de la información.

La firma había anunciado la disponibilidad de 50 vacantes, para llenar vacantes por rotación de personal o necesidades específicas del negocio.

LEA TAMBIÉN

P&G tiene 50 vacantes

En este caso se requieren personas con inglés u otro idioma (portugués o francés), habilidades blandas (liderazgo, comunicación, trabajo en equipo y creatividad) y los atestados académicos del puesto.

El proceso de reclutamiento incluye evaluaciones y entrevistas. Se pueden dar varias situaciones, como que una persona pierda un paso y se le pida que espere un tiempo para aplicar de nuevo. O que apruebe todo, pero por un tema de cupo deba esperar a futuros procesos.

“Normalmente un proceso de reclutamiento en P&G toma unos 30 días”, dijo Fernando Calderón, gerente local de comunicaciones de la firma. “Para este proceso virtual que acabamos de anunciar, los aspirantes tendrán una respuesta definitiva a finales de mayo”.