Por: Manuel Avendaño Arce.   4 enero
03/01/2019. Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), Los Yoses, San José. Manifestación de padres de familia por que no giran recursos para centro de cuido de niños. Marta Aragón junto a sus hijos Ashley Aragón de 9 años y Fabián Rivera de 6 años se manifiestan para pedir ayuda. Fotografía Andrey Palacios.
03/01/2019. Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), Los Yoses, San José. Manifestación de padres de familia por que no giran recursos para centro de cuido de niños. Marta Aragón junto a sus hijos Ashley Aragón de 9 años y Fabián Rivera de 6 años se manifiestan para pedir ayuda. Fotografía Andrey Palacios.

El Gobierno se atrasó en el pago de becas de Avancemos y de recursos para la Red de Cuido, esta situación provocó una serie de manifestaciones, este jueves y viernes, frente al edificio del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), en San José.

Las personas que están frente a la institución reclaman que se les deposite el dinero correspondiente a diciembre del 2018. Algunos alegan que, sin estas ayudas sociales no pueden alimentar a niños en condición de pobreza ni enfrentar gastos fijos en los hogares, como compra de alimentos y pago de servicios públicos.

03/01/2019 IMAS,Los Yoses. Manifestación de padres de familia frente a IMAS porque no giran recursos para centros de cuido de niños Fotos de Diana Méndez
03/01/2019 IMAS,Los Yoses. Manifestación de padres de familia frente a IMAS porque no giran recursos para centros de cuido de niños Fotos de Diana Méndez

Pero ¿por qué se dio este atraso?, ¿cuántas personas son realmente las afectadas? y lo más importante, ¿cuándo se solucionará el problema?

EF lo explica:

Un atraso en diciembre

El Gobierno enfrenta, desde mediados del 2018, dificultades para conseguir dinero y financiar sus gastos. El déficit fiscal del año pasado, que cerrará por debajo del 7,2% del Producto Interno Bruto (PIB) y la degradación en la nota de la deuda de Costa Rica por parte de las calificadoras Standard & Poor’s y Moody’s atestaron golpes certeros que dificultan la obtención de recursos al Ministerio de Hacienda.

Diciembre fue un mes complicado. Hacienda debió reunir ¢704.000 millones para cancelar vencimientos de deuda (entre octubre y diciembre), ¢500.000 millones para devolver al Banco Central de Costa Rica (BCCR) por las Letras del Tesoro, ¢165.734 millones para aguinaldos y gastos regulares que superaron la cifra de ¢1 billón si se toma como referencia el mismo mes, pero del 2017.

A las 5:12 pm del miércoles 26 de setiembre de 2018, la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, y la tesorera nacional, Martha Cubillo, firmaron las letras del tesoro. Minutos después el BCCR las liquidó.
A las 5:12 pm del miércoles 26 de setiembre de 2018, la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, y la tesorera nacional, Martha Cubillo, firmaron las letras del tesoro. Minutos después el BCCR las liquidó.

Los recursos para pagar las transferencias sociales a las personas más pobres están garantizados por una serie de mandatos constitucionales y legales que sirvieron para crear el Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf), en 1974.

Este fondo se nutre con un 20% de recursos obtenidos mediante la recaudación del impuesto de ventas –ahora IVA– y un 5% de recargo de los salarios que los patronos de los sectores público y privado pagan a sus trabajadores cada mes.

Sin embargo, un aluvión de gastos del Gobierno generó falta de liquidez y problemas de flujo de caja que terminaron por atrasar el pago de becas de Avancemos y de ayudas de la Red de Cuido desde noviembre, así lo confirmó a EF la oficina de prensa del IMAS.

Los afectados

En Costa Rica hay 328.848 hogares en condición de pobreza, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Hogares 2018 (Enaho). De hecho, 23.617 hogares entraron en esa condición en el último año.

Los casi 329.000 hogares en condición de pobreza representan el 21,1% de las familias y 1,14 millones de personas en términos absolutos en todo el país. ¿Pero son todos ellos afectados por el atraso en los pagos de las ayudas sociales del IMAS?

La respuesta es: no.

De acuerdo con datos del IMAS, los beneficiarios del programa Avancemos son 198.000 personas que representan 152.000 hogares. A ellos se les deposita, cada mes, un monto cercano a los ¢6.000 millones.

Mientras que los beneficiarios de la Red de Cuido son 28.311 personas (padres de los niños), a este grupo se le transfieren ¢2.000 millones cada mes.

Al sumar los beneficiarios de ambos programas -de acuerdo con datos del IMAS- se puede concluir que la cantidad afectados por el atraso en los pagos de ayudas sociales, es de 226.311 personas.

La cifra de afectados representa el 19,8% del total de personas en pobreza en el país que es de 1,14 millones.

El peso de las ayudas

El Gobierno mantiene desde hace tres años una fuerte política de ayudas sociales y transferencias para las familias de menores ingresos del país, pese a esta estrategia, la pobreza finalmente aumentó el año pasado de manera significativa al pasar del 20% en 2017 al 21,1% en 2018.

Una de las razones que explican el aumento en el nivel de pobreza en el país, es que el ingreso por persona dentro de los hogares de menores recursos no creció, mientras que el límite de la línea de pobreza sí aumentó debido al alza en la inflación que elevó los precios de los productos de la canasta básica.

Los resultados de la Enaho 2018 evidencian que los salarios de los hogares –principal fuente de ingresos– no crecieron durante el 2018 con respecto al año anterior, mientras que los subsidios y transferencias del Estado tuvieron un aumento del 5,3% en el mismo periodo.

Las becas y ayudas que entrega el Gobierno representan la quinta parte del dinero que reciben los hogares de menores recursos con un peso del 18,4% dentro del ingreso total, mientras que otras transferencias –entre ellas sociales– representan el 22,2% del total de los recursos que perciben estas familias pobres.

La solución

El IMAS informó en un comunicado que los atrasos responden a una reprogramación realizada por la Tesorería Nacional del Ministerio de Hacienda. Este 4 de enero, el Gobierno anunció que los pendientes serán cancelados el viernes 11 de enero.

En un audio de WhatsApp, Gerardo Alvarado, gerente general del IMAS, explicó que en la institución recibieron recursos de la Tesorería Nacional el pasado 28 de diciembre, y pese que los funcionarios del instituto estaban en vacaciones, se giró el dinero para cubrir las ayudas sociales atrasadas de noviembre y una parte de las transferencias de la Red de Cuido de diciembre, en la oficina de prensa aclararon que el monto correspondió a ¢1.000 millones (el 50%) de lo que debían depositar en el último mes del 2018 al sistema de cuido.

“Nos quedó un saldo por pagar de beneficios correspondientes al mes de diciembre, específicamente estamos hablando de beneficios del Programa Avancemos y una parte del Programa de Cuidado y Desarrollo Infantil(…) estamos a la espera de las programaciones del Ministerio de Hacienda que sabemos está haciendo el mejor de los esfuerzos con el propósito de que, en la siguiente semana, recibamos los fondos restantes que nos permitan completar los giros que nos quedaron pendientes”, señaló Alvarado.

En el IMAS agregaron que en la primera semana laboral de los empleados públicos, que arrancará el lunes 7 de enero, las diferentes instituciones harán los depositos a Fodesaf para que la Tesorería Nacional los transfiera al IMAS, que a su vez, los hará llegar a quienes reciben las becas de Avancemos y los subsidios de la Red de Cuido.