Economía y Política

Costa Rica crea incentivos para la atracción de inversiones fílmicas

40 diputados aprobaron un proyecto de ley que plantea incentivos fiscales y migratorios para la atracción de rodajes

Costa Rica ofrecerá nuevas incentivos para la atracción de inversiones fílmicas a su territorio.

Los diputados aprobaron definitivamente el proyecto de Ley de Atracción de Inversiones Fílmicas (22.304) que, entre otros detalles, incluye varias exoneraciones de impuestos para ganancias, importación de bienes y compras de bienes o servicios superiores a $500.000.

La iniciativa se presentó con la firma de 20 legisladores, desde el 13 de noviembre pasado; y ahora recibió su visto bueno definitivo en el Congreso.

El proponente, Carlos Ricardo Benavides, del Partido Liberación Nacional (PLN), celebró la decisión a través de sus redes sociales.

“Costa Rica contará con la legislación necesaria para competir por la atracción de compañías productoras del mundo entero. Películas de cine y televisión, documentales, reality shows, dibujos animados, entre muchos otros audiovisuales, podrán realizarse en los escenarios costarricenses, contratando talento tico y potenciando económicamente a las comunidades en distintas zonas del país”, redactó.

Un estudio de la firma británica Olsberg SPI determinó que la industria de producción fílmica generó una inversión por $177.000 millones en 2019, solo en términos de producciones para pantallas (películas, televisión y documentales).

Asimismo, encontró un crecimiento del 10% en la producción de largometrajes, entre 2014 y 2018.

Punto por punto

El texto, que se convertirá en ley una vez que el presidente Carlos Alvarado lo firme y se publique en el diario oficial La Gaceta, declara de interés público la atracción de inversiones de la industria fílmica internacional en territorio costarricense, su promoción y la generación de encadenamientos productivos.

Por actividades fílmicas considera a películas de corto, mediano y largo metraje; documentales, series y novelas; programas de telerrealidad, piezas de mercadeo audiovisual, comerciales y videoclips; programas seriados o sus capítulos; servicios de posproducción; y dibujos, animaciones digital o videojuegos.

Asimismo establece cuatro incentivos fiscales en específico:

  • Se exoneran del impuesto sobre la renta del trabajo personal dependiente o independiente y de las retenciones por remesas a los actores, actrices, directores, productores, personal técnico y todos aquellos necesarios para el desarrollo del proyecto, siempre que dichos pagos no sean realizados con fondos de fuente costarricense
  • Se exonera la importación temporal de los equipos y repuestos para la producción fílmica y audiovisual al territorio
  • Se exonera la importación de útiles, vestuario, maquillaje, escenografía y material técnico
  • Se exonera un 90% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre las compras de bienes o servicios costarricenses, cuando superen los $500.000. El restante diez por ciento (10%) será destinado al fondo que administra el Centro Costarricense de Producción Cinematográfica del Ministerio de Cultura para el fomento audiovisual, conocido como ”El Fauno”.

La nueva legislación establece que las solicitudes para acogerse a estos beneficios deberán tramitarse ante la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) “en el formulario electrónico definido al efecto, junto con la documentación correspondiente”.

La norma también faculta a los gobiernos locales a ofrecer exenciones de tasas y cánones a los beneficiarios de la ley, cuando corresponda.

Asimismo, se facilitan gestiones migratorias para las personas extranjeras que se requieran para el desarrollo o ejecución de proyectos aprobados.

La también proponente de la iniciativa, Laura Guido, del Partido Acción Ciudadana (PAC), destacó los beneficios del proyecto para la atracción de recursos frescos; pero también para el apoyo del talento humano local, a través de una nueva fuente de financiamiento para “El Fauno”.

También se pretende que el talento humano costarricense pueda ser contratado en medio de estos proyectos.

La ley, indica el proyecto, deberá reglamentarse en un plazo de cinco meses a partir de su publicación.

Josué Alfaro

Josué Alfaro

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduado de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica.