Por: Manuel Avendaño Arce.   22 octubre
El lunes 12 de octubre el presidente Carlos Alvarado se reunió con las jefaturas de fracción sobre la mesa de diálogo convocada por el Programa Estado de la Nación (PEN). Fotografía: Cortesía del PAC.
El lunes 12 de octubre el presidente Carlos Alvarado se reunió con las jefaturas de fracción sobre la mesa de diálogo convocada por el Programa Estado de la Nación (PEN). Fotografía: Cortesía del PAC.

El nuevo intento por construir un mecanismo de diálogo nacional en el que participen múltiples sectores para buscar soluciones ante la crisis fiscal ya cuenta con la confirmación de 62 organizaciones.

La cifra fue confirmada a EF por Agustín Castro, ministro de Comunicación, la tarde de este jueves 22 de octubre. Los facilitadores del diálogo serán la politóloga Ilka Treminio, directora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso); y el economista Víctor Umaña, profesor universitario, investigador de políticas comerciales y CEO del Mundial Sub-20 Costa Rica 2020.

El Gobierno invitó a cerca de 70 entidades de ámbitos como el cooperativismo, el solidarismo, los sindicatos, el sector social, empresarios, bancadas legislativas, entre otros.

“Contamos con la confirmación de una gran mayoría de los convocados. Esto reafirma que el diálogo es la vía costarricense para encontrar soluciones a los problemas que tenemos como país”, comentó el ministro.

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (Uccaep) confirmó su asistencia a la mesa de conversación que se desarrollará este viernes 23 de octubre en el Estadio Nacional.

Luego de negociar directamente con el grupo autodenominado “Rescate Nacional” que promueve los bloqueos de calles en el país y enfrentar fuertes cuestionamientos por esa decisión, la Unión de Cámaras decidió −de forma unánime− escuchar la propuesta de diálogo convocada por el Gobierno y por la Asamblea Legislativa.

Uccaep también rechazó participar en la mesa que intentó concertar el Programa Estado de la Nación (PEN) y que finalmente fracasó el pasado jueves 15 de octubre.

“El tiempo cada vez es más corto y la situación social y económica es apremiante. Costa Rica debe y se merece construir en democracia un gran acuerdo nacional que permita plantear la ruta del desarrollo económico, sostenibilidad de las finanzas públicas y la generación de empleo”, indicó José Álvaro Jenkins, presidente de Uccaep.

El encuentro de este viernes tiene como objetivo replantear y definir los mecanismos de diálogo que se utilizarán para generar una serie de propuestas que permitan evitar la crisis fiscal.

La reunión convocada por el presidente de la República, Carlos Alvarado y el presidente legislativo, Eduardo Cruickshank, es una iniciativa de partida tras el retiro de la propuesta para negociar un programa de rescate fiscal con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por $1.750 millones a tres años.

Fracciones se desmarcan

Los jerarcas de los poderes Ejecutivo y Legislativo invitaron las fracciones de los partidos Liberación Nacional (PLN), Unidad Social Cristiana (PUSC), Restauración Nacional (PRN), Integración Nacional (PIN) y el oficialista Acción Ciudadana (PAC).

Jefe de fracción del PLN: "El Gobierno debe generar confianza"

La tarde de este jueves, el jefe de la bancada liberacionista Luis Fernando Chacón, informó que no formarán parte de este mecanismo.

“Nuestra bancada, no participará como miembro pleno de la mesa de diálogo multisectorial convocada, en la que se pretende establecer los mecanismos que guiarán la presentación y análisis de propuestas económicas, de empleo y sostenibilidad de las finanzas públicas", señala la carta enviada por Chacón.

La misiva agrega: “No obstante, una vez que se adopte una metodología objetiva, viable, oportuna con plazos establecidos, generando un documento básico de discusión y con marcado liderazgo del presidente de la República, podremos participar como observadores”.

El PLN le recordó al Gobierno que le corresponde liderar el proceso multisectorial, mientras que los diputados deben asumir un rol de observadores hasta que las propuestas lleguen al Congreso.

La fracción de Restauración Nacional, de la cual forma parte el presidente legislativo, también rechazó asistir al encuentro de este viernes.

Xiomara Rodríguez, jefa de la bancada restauracionista, celebró que se trate de establecer nuevamente una mesa de conversación liderada por el Ejecutivo.

Jefa de fracción de Restauración Nacional explica por qué no acudirán a la mesa de diálogo

“Hemos decidido no asistir porque queremos saber qué propuestas van a salir de este proceso, y si el Gobierno va a poder ponerse de acuerdo con los diferentes sectores. Ahí sí la Asamblea Legislativa tiene un papel muy importante para valorar estas propuestas”, apuntó la diputada.

Sobre estas ausencias, el ministro de Comunicación aseguró que comprenden las posiciones expresadas por las agrupaciones políticas con representación en el Congreso y por eso se enfocarán en llevar a cabo la mesa para concretar propuestas que ayuden a superar la crisis fiscal, promover el crecimiento económico y generar empleo.

“El Congreso tiene una función muy importante que cumplir. Si se revisa la carta del jefe de fracción del PLN, claramente señala la disposición de participar como observadores en una etapa posterior del proceso, hay que tener presente que esta sesión de trabajo tiene como objetivo examinar con los sectores la metodología para el diálogo”, recordó el vocero del Gobierno.

De esta forma el nuevo intento de diálogo sufre un traspié con la ausencia de la oposición, un factor que no afectó la dinámica propuesta por el PEN y liderada por Jorge Vargas Cullell.

Todas las fracciones de oposición, excepto el bloque de diputados independientes afines a Nueva República, acudieron a una primera reunión con el mandatario Alvarado, el pasado lunes 12 de octubre, en el marco de la mesa convocada por el Estado de la Nación.

La no participación de las fracciones del PLN y Restauración Nacional en la incipiente dinámica mina las aspiraciones del Gobierno y del Congreso de obtener legitimidad de todos los sectores en la construcción de acuerdos políticos que se instrumentalizarán con propuestas económicas y fiscales.

La discusión del Presupuesto Nacional 2021 y el pulso por hacer mayores recortes al gasto público, generaron diferencias entre la oposición y el Gobierno, esto se tradujo en un tenso ambiente político que propició el distanciamientos justo antes de la primera reunión para reconstruir el diálogo multisectorial.

#CrisisFiscalCR es un espacio semanal en el que EF le ofrecerá los últimos detalles sobre los principales hechos o acuerdos en torno a las reformas necesarias para enfrentar la crisis fiscal u obtener el financiamiento con el FMI.