Por: Manuel Avendaño Arce.   29 septiembre
Los diputados aprobaron cambios en la entrega de la pensión complementaria. Fotografía: Melissa Fernández Silva.
Los diputados aprobaron cambios en la entrega de la pensión complementaria. Fotografía: Melissa Fernández Silva.

Las reglas para quienes se jubilen en los próximos diez años y deseen retirar los recursos del Régimen Obligatorio de Pensión Complementaria (ROP), cambiarán por completo.

46 diputados aprobaron, la mañana de este jueves, la ley que flexibiliza la entrega de recursos de las pensiones complementarias. La iniciativa ahora debe ser firmada por el presidente de la República Carlos Alvarado y publicada en el diario oficial La Gaceta para entrar en vigor.

Se trata del expediente Ley para resguardar el derecho de los trabajadores a retirar los recursos de la pensión complementaria (21.309).

EF explica los principales cambios que introduce la nueva normativa impulsada por Eduardo Cruickshank, diputado del Partido Restauración Nacional (PRN) y presidente del Congreso.

Cuatro modalidades

El texto define cuatro formatos para retirar el ROP que se aplicarán a quienes se acojan a la pensión después de que entre en vigor la normativa.

Renta permanente: se entregará al pensionado el producto de los rendimientos de la inversión del monto acumulado en su cuenta individual y el saldo se destinará a los beneficiarios tras la muerte del afiliado.

Retiro programado: el pensionado acuerda recibir una renta periódica que surge de dividir, cada año, el capital para la pensión entre el valor presente de una unidad de pensión de acuerdo con la tabla de mortalidad vigente (115 años, pero bajará a 85 años).

Renta temporal hasta la expectativa de vida condicionada: el jubilado contrata un plan que surge de dividir, cada año, el capital para la pensión entre el periodo comprendido entre la fecha de pensión y la expectativa de vida condicionada, definida en la tabla de mortalidad vigente al momento de pensionarse.

Renta vitalicia: la operadora de pensiones podrá realizar un cálculo de la expectativa de vida de la persona y tendrá la facultad de desembolsar los pagos con base en esa estimación. Esto implica que el riesgo por la edad se traslada al pensionado y a la aseguradora, en caso de que la persona viva más o menos años con respecto a la edad calculada.

Retiro rápido

Una quinta modalidad para quienes se pensionen antes del 31 de diciembre del 2020 y quienes ya estaban jubilados antes de esta fecha, les permitirá retirar el 100% del dinero que tienen acumulado en su fondo de pensión complementaria. Podrán recibir ese dinero en un plazo máximo de dos años y medio.

Dos formas de solicitar los recursos:

1- En cuotas mensuales durante un periodo de 30 meses (30 cuotas) hasta que se termine el saldo ahorrado en el fondo de pensiones.

2- Cada nueves meses la operadora de pensiones entregará una cuarta parte del saldo total (en cuotas durante un plazo de 30 meses). El primer desembolso se hará efectivo 60 días después de que entre en vigor la ley.

➡ El proyecto permitirá a quienes se pensionen entre el 1.° de enero del 2021 y el 18 de febrero del 2030, retirar el dinero acumulado en el fondo de pensiones en una cantidad similar al número de cuotas aportadas al ROP. Es decir, si una persona tiene 180 cuotas, podrá pedir su dinero en un plazo de 180 meses (15 años).

La única condición es que el monto mensual, en esta modalidad, no podrá ser inferior al 20% de la pensión mínima que paga el Régimen de Invalidez, Vejez y Muertes (IVM) que es de ¢113.181. actualmente.

Otros cambios

La ley también le permite al Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) autorizar otras modalidades para entregar los recursos del ROP con base en recomendaciones de la Superintendencia de Pensiones (Supen).

El Régimen de Pensión Obligatoria Complementaria se financia con un aporte del 1% de salario del empleado y 3,25% por parte del patrono. Se reporta mes a mes ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El proyecto de ley pretende tomar una parte del dinero que actualmente se destina al Fondo de Capitalización Laboral (FCL), que funciona como seguro de desempleo de manera temporal, y dirigirlos permanentemente al ROP. Esta medida elevaría el financiamiento futuro de este sistema de pensiones.

De acuerdo con Eduardo Cruickshank, la normativa ayudará a que 33.600 beneficiarios de pensionados fallecidos reciban más rápido y de forma gratuita los recursos correspondientes al ROP

La legislación permite el reparto del dinero del ROP, correspondiente a una persona fallecida, a hijos menores de edad, hijos menores de 25 años que sean solteros y estudien, así como cónyuges.

Las personas con enfermedades terminales podrán retirar todo el dinero cotizado en el fondo con solo presentan una constancia médica de la CCSS que certifique su condición de salud.

Una de las modificaciones más significativas es la reducción de la edad de cálculo para la pensión que actualmente es de 115 años y se bajará a 85 años. También se eliminará la edad de 50 años como requisito para desacumular la pensión, y se pasará a 20 años.

Paseo del Banco Popular

Uno de los elementos que generó mayor discusión en el Congreso fue el “paseo del Banco Popular”, se trata de un mecanismo creado para capitalizar a esta entidad.

Actualmente este banco toma el 1,25% del salario del trabajador, monto que se cotiza para la pensión complementaria, y se de lo deja durante 24 meses en sus arcas antes de trasladarlo al fondo de pensiones. Esta movida solo genera rendimientos cercanos al 3,88% para los afiliados, una tasa que se ubica muy por debajo al promedio del mercado (8%).

El proyecto de ley planteaba la posibilidad de eliminar ese paseo por completo, pero tras un intenso lobby del Banco Popular, el mecanismo se reincorporó con una reducción de 24 a 18 meses. Además, se le fijó al Popular la obligación de pagar más rendimientos al agregarle Tasa Básica Pasiva (TBP) más 1,6%.

Si el pago se hiciera este martes 29 de setiembre, la TBP se ubica en 3,45% más el 1,6%, entonces el rendimiento del Banco Popular sería de 5,05%.

Tras los esfuerzos de la diputada Yorleny León, del Partido Liberación Nacional (PLN), para que el rendimiento fuera de TBP más 2,5%, la propuesta finalmente fracasó cuando varios legisladores de esa misma bancada desistieron ante el lobby del Banco Popular.

El 20 de marzo del 2019 entró a la corriente legislativa una primera versión del proyecto de ley que pretendía abrir por completo la posibilidad de que cualquier pensionado pudiera retirar el dinero acumulado en su ROP.

En ese momento, la iniciativa enfrentó una fuerte oposición de la Supen, la CCSS y la Asociación Costarricense de Operadoras de Pensiones (ACOP).

En el marco de la crisis del COVID-19, la propuesta retomó fuerza hasta recibir su primera votación, pero con cambios drásticos muy lejanos a su planteamiento original.