Por: Manuel Avendaño Arce.   20 julio, 2020
En esta foto de archivo tomada el 15 de abril de 2020, se ve un letrero fuera de la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI). Fotografía: AFP.
En esta foto de archivo tomada el 15 de abril de 2020, se ve un letrero fuera de la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI). Fotografía: AFP.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) le explicó a los diputados que si se atrasa la aprobación del préstamo rápido por $508 millones, que Costa Rica busca con esa entidad, se pondrá en riesgo el futuro de un crédito de mayor alcance como un Stand-by Arrangement (SBA) que el Gobierno pretende negociar para financiar sus necesidades de los próximos años.

Krishna Srinivasan, subdirectora del Departamento del Hemisferio Occiental del FMI, respondió el pasado 17 de julio una consulta enviada por los congresistas del Partido Liberación Nacional (PLN), Silvia Hernández, Ana Lucía Delgado y Gustavo Viales, los tres forman parte de la Comisión de Asuntos Hacendarios.

Srinivasan aclara que Instrumento Rápido de Financiamiento (RFI) que le permitirá al país acceder a $508 millones y que fue aprobado por el Directorio Ejecutivo del FMI el pasado 29 de abril, se tramitó con celeridad por las necesidades urgentes de recursos que tiene Costa Rica, agravadas por el golpe del coronavirus.

“Existe una expectativa firme de que el país que solicita financiamiento en el marco del IFR del FMI utilizará sin demora los recursos una vez que el desembolso haya sido aprobado por el Directorio Ejecutivo de la institución. En vista de las urgentes necesidades creadas por la pandemia, las demoras en la canalización de los recursos disponibles en el marco del IFR podrían exacerbar las presiones existentes de financiamiento sobre la economía y el presupuesto del gobierno”, apuntó la jerarca.

La misiva de Srinivasan subraya que si se producen nuevas demoras en la aprobación del crédito durante su trámite en la Asamblea Legislativa, también se verían amenazados otros empréstitos internacionales.

“De producirse nuevas demoras en la aprobación del IFR, estas podrían incidir negativamente en la disponibilidad de financiamiento proveniente de otras instituciones financieras internacionales −algunas de las cuales condicionan la aprobación de sus préstamos a la existencia de un IFR− y, por ende, en la capacidad del país para cubrir su importante brecha de financiamiento en 2020″, aseveró.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó, el pasado 23 de junio, un préstamo por $250 millones ligado a la línea rápida del FMI por $508 millones.

El Fondo considera que una pronta aprobación del instrumento rápido en el Congreso generaría mayor confianza en los inversionistas y se convertiría en una señal positiva sobre la capacidad institucional y política de Costa Rica para buscar un acuerdo de mayor alcancen en los próximos meses.

Camino al Stand-by

De acuerdo con Srinivasan, el FMI está preparado para brindar apoyo al país, primero con el crédito rápido y después con un posible acuerdo complementario en tramos superiores de financiamiento.

La negociación de un SBA tomará varios meses ya que implica la definición de metas y resultados que se obtendrían con esos recursos.

“Es necesario alcanzar entendimientos sobre los principales objetivos y las modalidades del programa, incluidas las medidas y las reformas estructurales indispensables para lograr la estabilidad macroeconómica y la sostenibilidad de la deuda, garantizando a la vez que exista un sólido apoyo de amplia base y un firme sentido de identificación con el programa”, recalcó la subdirectora para la región.

Si el préstamo se atrasa por mucho más tiempo en el Congreso, la utilización del contrato de financiamiento rápido sería “incoherente con el carácter urgente y excepcional” del instrumento.

La carta de Srinivasan da respuesta a tres preguntas planteadas el pasado 8 de junio por los congresistas del PLN que forman parte de la Comisión de Hacendarios.

Estas son las consultas que enviaron los legisladores al FMI:

1- ¿Es necesario que la Asamblea Legislativa apruebe antes el RFI (aprobado por el FMI recientemente) para iniciar las negociaciones de un Acuerdo Stand-by?

2- ¿Sería posible desde el punto de vista del FMI que la Asamblea Legislativa apruebe ambos empréstitos simultáneamente?

3- ¿Es operacionalmente posible para el FMI combinar el RFI aprobado en el SBA que el país está negociando con el FMI; es decir, una suerte de cancelación de el RFI por $508 millones, para añadir esa cantidad a los derechos de giro en el SBA, teniendo así Costa Rica un solo programa de apoyo del FMI por el monto combinado de ambos programas?

El Gobierno gestionó diez préstamos con organismos internacionales que representan el 5,8% del Producto Interno Bruto (PIB), el fin de estos recursos es reducir la presión de la deuda sobre las finanzas públicas.

Con este paquete de empréstitos, el Ejecutivo podría acceder a $3.109 millones si el Congreso da su aval a todos los contratos.

Hasta el momento, únicamente dos préstamos recibieron la aprobación legislativa, se trata de un financiamiento por $500 millones con la Corporación Andina de Fomento (CAF) y otro por $380 millones con el BID y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).