Por: Manuel Avendaño Arce.   5 octubre, 2018
"Desde del punto de vista de procedimiento no esperaría toparme con un resultado adverso", dijo la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, en esta conferencia de prensa en la noche de este viernes. Foto: Rafael Pacheco

Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, celebró la aprobación en primer debate de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas y le recordó a los magistrados de la Sala Constitucional la importancia que tiene esta normativa para buscar el equilibrio financiero del país.

“Ha habido en la parte procedimental un exhaustivo trabajo y cuidado durante todo el proceso y desde del punto de vista de procedimiento no esperaría toparme con un resultado adverso. Y desde el punto de visto de contenido, yo esperaría que la Sala no solo vea este cuidadoso trabajo que se ha hecho, sino entienda la importancia de este proyecto para el país", indicó Aguilar a La Nación.

Desaparece el ‘fantasma’

En entrevista con La Nación, Aguilar señaló que con este primer debate se elimina el ‘fantasma’ de los inversionistas que era el rechazo de este expediente.

“Le puedo asegurar que haber eliminado el fantasma del efecto contrario, realmente genera una gran tranquilidad en los mercados. Si el país hubiese amanecido mañana sin la aprobación de este primer debate, hubiésemos amanecido con un panorama muy sombrío”, indicó.

El mensaje de la ministra a los trabajadores públicos que están en huelga es que esta reforma permite al Ministerio de Hacienda hacer frente al gasto que representan los salarios, el aguinaldo, salario escolar y demás beneficios exclusivos del sector público.

Aguilar señaló que, tras la aprobación del expediente 20.580 en primer debate la tarde de este viernes en la Asamblea Legislativa, ahora el proyecto irá a consulta a varias instituciones públicas y después a los siete magistrados de la Sala Constitucional, un foro que, según ella, se convertirá en una especie de pequeño “congreso” para decidir el futuro de esta ley.

La ministra aseguró, en conferencia de prensa la noche de este viernes, que esta reforma fiscal no generará un aumento de ingresos de inmediato.

Hacienda estima que el texto aprobado permitirá recaudar cerca de ¢425.000 millones al año (1,3% del producto interno bruto), aunque en el caso del Impuesto al Valor Agregado (IVA) el aumento en los ingresos se reflejará a largo plazo.

La jerarca puntualizó que una vez aprobada la reforma, los primeros efectos positivos vendrán por la aplicación de la amnistía tributaria, pero sobre todo, los mercados recibirán la noticia como una señal de confianza.

“La aprobación en primer debate no es definitiva, pero marca un hito importante, por la cantidad de votos se convierte en una importante señal de que existe un compromiso de la Asamblea Legislativa por sacar adelante este proyecto, una iniciativa que permitirá iniciar ese proceso de confianza con las calificadoras de riesgo”, apuntó Aguilar.

En vivo: La ministra de Hacienda Rocío Aguilar habla tras la aprobación en primer debate de la reforma fiscal

Posted by El Financiero on Friday, October 5, 2018
Desaparece el ‘fantasma’

En entrevista con La Nación, Aguilar señaló que con este primer debate se elimina el ‘fantasma’ de los inversionistas que era el rechazo de este expediente.

“Le puedo asegurar que haber eliminado el fantasma del efecto contrario, realmente genera una gran tranquilidad en los mercados. Si el país hubiese amanecido mañana sin la aprobación de este primer debate, hubiésemos amanecido con un panorama muy sombrío”, indicó.

El mensaje de la ministra a los trabajadores públicos que están en huelga es que esta reforma permite al Ministerio de Hacienda hacer frente al gasto que representan los salarios, el aguinaldo, salario escolar y demás beneficios exclusivos del sector público.

El Proyecto de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas se aprobó en primer debate este viernes 5 de octubre, después de estar 11 meses en la corriente legislativa. A lo largo de cuatro días los diputados discutieron 368 mociones de reiteración y el jueves decidieron apresurar el paso para sesionar de manera extraordinaria este viernes y votar la reforma.

En agosto el pago de intereses alcanzó el 2% del producto interno bruto (PIB), lo que muestra el peso que tiene la deuda; mientras que el déficit financiero alcanzó el 3,7% del PIB.

La iniciativa será publicada en el diario oficial La Gaceta.

Este viernes los diputados aprobaron una moción para enviar la reforma fiscal a consulta a un grupo de instituciones que se verían afectadas directamente con la implementación de la ley.

Se trata del Banco Central de Costa Rica (BCCR), el Instituto Nacional de Seguros (INS), el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), los bancos del Estado y todas las municipalidades, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), las instituciones autónomas y las universidades estatales, el Poder Judicial y el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Estas instituciones tienen ocho días hábiles para responder la consulta que les enviará la la Asamblea Legislativa sobre la reforma fiscal. El proceso de consultas suspende el trámite del proyecto en el Congreso durante dos semanas.

Finalmente, la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas se encaminará a una consulta ante la Sala Constitucional. Un filtro que no lograron pasar reformas anteriores como la Ley de Pacto Fiscal y Reforma Fiscal Estructural (2006) y la Ley de Solidaridad Tributaria (2012).