Por: Josué Alfaro.   18 abril
Roberto Thomspon, José María Figueres y Carlos Ricardo Benavides ya formalizaron la inscripción de sus candidaturas presidenciales. (Foto: Cortesía PLN)
Roberto Thomspon, José María Figueres y Carlos Ricardo Benavides ya formalizaron la inscripción de sus candidaturas presidenciales. (Foto: Cortesía PLN)

El Partido Liberación Nacional (PLN) cerró el período de inscripción de precandidaturas a la Presidencia de la República este domingo. En total, acumuló cinco propuestas.

Los tres favoritos son el expresidente José María Figueres (1998-2002); el actual diputado, Carlos Ricardo Benavides; y el también legislador, Roberto Thompson.

Los tres son figuras de amplia trayectoria en Liberación Nacional, con varias experiencias en diversos puestos políticos de representación del partido.

Figueres es el único que repite del proceso interno de 2017, cuando también quiso hacerse con la nominación verdiblanca. Aquel año perdió la candidatura ante el entonces congresista y exministro, Antonio Álvarez Desanti, en una disputa plagada de fuertes acusaciones entre ambos.

Álvarez, por otro lado, es el gran ausente en la nómina liberacionista de este 2021, a pesar de que en algún momento amagó con presentarse de nuevo e incluso pidió una cita para presentar su postulación (finalmente cancelada).

El excandidato más bien anunció el pasado 6 de abril que tomó la decisión de dar su adhesión a Figueres, una postura que sorprendió por el recuerdo reciente de la precampaña en 2017. Álvarez argumentó la necesidad de unir de nuevo al Partido y, en entrevista con el periódico La Nación, rehusó de explicar por qué ahora apoya al expresidente.

En 2017, Figueres llamó “oportunista” a Álvarez en debates internos, mientras que este último dijo que el expresidente era una persona “descalificada” para gobernar, solo tomando en cuenta los cuestionamientos en su contra por el recordado caso Alcatel.

La adhesión de Álvarez Desanti no fue la única de un aspirante a precandidato que se sumó a Figueres. El exmandatario también recibió y aceptó el apoyo del exsecterario general del partido, Fernando Zamora, y del expresidente de la agrupación, Guillermo Constenla, quienes al igual que Álvarez Desanti también desistieron de continuar con sus aspiraciones.

Figueres –coinciden distintos militantes del Partido consultados por EF– es quien reúne un mayor apoyo de la dirección del partido; sin embargo, se desconoce cuánto de ese respaldo finalmente se trasladará a los resultados finales de la votación interna que se desarrollará el próximo 6 de junio, de forma abierta.

Adhesiones de peso

Otra adhesión de peso la recibió Carlos Ricardo Benavides. A él le dio su apoyo la expresidenta de la República Laura Chinchilla (2010-2014), quien afirmó creer que es quien “reúne las mejores condiciones” para gobernar en la actualidad.

Benavides y Chinchilla se conocen desde hace casi 20 años, y la expresidenta incluso le nombró como ministro de Turismo (2010-2011) y de la Presidencia (2011-2020) durante su mandato. También fueron compañeros de bancada como diputados (2002-2006), y compañeros de gabinete en la segunda administración de Óscar Arias, en la que Benavides fue ministro de Turismo y Chinchilla jerarca de Seguridad y Vicepresidenta de la República.

Según comentó la exmandataria al periódico La Nación, Benavides le parece el precandidato con “más oportunidades de crecer”, mientras que de Figueres dijo considerar que tiene muchas “opiniones negativas” en su contra.

También respaldó públicamente a Benavides el exministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, quien afirmó identificarse con la “visión de país” del actual congresista y expresidente legislativo. Al igual que Chinchilla, Arias afirmó a La Nación considerar que Benavides tiene mayor oportunidad de “crecer”.

Arias y Benavides también fueron compañeros de gabinete durante la segunda administración de Óscar Arias.

Roberto Thompson, por su parte, inicialmente contó con un mayor respaldo de dirigentes municipales de su partido; sin embargo, ese apoyo se diluyó con el paso de las semanas y la balanza en ese sector se inclinó en favor de Figueres.

Así lo reconocieron distintos dirigentes en entrevistas dadas a la prensa.

Thompson, que también fue viceministro de la Presidencia (2006-2010) y alcalde de Alajuela por siete años(2011-2018), apunta a buscar el apoyo de los votantes liberacionistas “más allá de padrinazgos”, indicó en días recientes a La Nación.

Una de las principales figuras que respalda la candidatura de Thompson es el alcalde de San José y excandidato presidencial de 2014, Johnny Araya.

Cinco precandidaturas

Aparte de Figueres, Benavides y Thompson, ya inscribieron su candidatura oficialmente el excandidato presidencial liberacionista en 2002, Rolando Araya, y el politólogo Claudio Alpízar.

Además de Fernando Zamora y Guillermo Constenla, que abandonaron sus intenciones presidenciales y dieron su apoyo a Figueres; también se apartó de la pugna interna el militante Alcides López. Según publicó Radio Monumental, él ahora le dará su apoyo a Rolando Araya.

En total, el PLN presentará una papeleta interna con cinco propuestas el próximo 6 de junio. Cada uno de los precandidatos debió pagar ¢29 millones al Partido para participar en el proceso.

El PLN intentará en las elecciones de 2022 evitar una tercera derrota electoral, algo que nunca antes ha enfrentó en su historia.

En 2014 su candidato fue Johnny Araya, quien se retiró de la contienda en segunda ronda electoral en la que enfrentó a Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), por resultados adversos en encuestas. En 2018, el PLN postuló a Antonio Álvarez Desanti, quien quedó tercero en primera ronda de elecciones, por debajo de Fabricio Alvarado, entonces candidato de Restauración Nacional, y el actual presidente, Carlos Alvarado, del PAC.