Por: Manuel Avendaño Arce.   27 febrero

Los cinco diputados que conforman la subcomisión dedicada al análisis del proyecto de ley que pretende cobrar impuesto de renta a los excedentes de las cooperativas están divididos y algunos prefieren guardar silencio hasta que tomen una posición clara.

La Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Legislativa que lo delegó el estudio del texto a una subcomisión integrada por Pablo Heriberto Abarca del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Karine Niño y Roberto Thompson del Partido Liberación Nacional (PLN), Luis Ramón Carranza del Partido Acción Ciudadana (PAC) y Marulin Azofeifa, independiente del bloque Nueva República.

Los legisladores que forman parte de la subcomisión tienen tiempo hasta este jueves 28 de febrero para emitir sus informes a favor o en contra del proyecto 21.017 “Ley de impuesto sobre los excedentes de las asociaciones cooperativas”.

Lo cierto es que este grupo de cinco diputados está dividido.

En contra del texto

Luis Ramón Carranza, del oficialista PAC, aseguró a EF que junto con los dos legisladores del PLN (Karine Niño y Roberto Thompson) y con Maurilin Azofeifa, presentarán un informe de mayoría para oponerse al proyecto de ley.

Carranza argumentó que el texto presentado el 11 de octubre del 2018 con el objetivo de complementar uno de los vacíos de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas tiene varios elementos que podrían ser inconstitucionales.

“El informe de mayoría de la subcomisión va a ser negativo”, indicó el diputado de Acción Ciudadana.

Este medio le consultó a Carranza, de forma directa, si con el dictamen negativo se va a desechar la idea de gravar con el impuesto de renta los excedentes de las cooperativas, a lo que el congresista respondió que sí.

Según Carranza, él presentó otro proyecto de ley que busca generar mayor transparencia en la elección de representantes de los sectores en la cúpula del Consejo Nacional de Cooperativas (Conacoop) y para obligar a estas instituciones a presentar estados financieros auditados al cierre de cada año.

Dudas y silencios

EF consultó al liberacionista Roberto Thompson si efectivamente votará un informe de mayoría negativo contra la iniciativa de gravar con renta los excedentes de las cooperativas. “Yo prefiero reservarme la respuesta por ahora”, respondió.

El legislador verdiblanco comentó que tiene una reunión pendiente, la tarde de este miércoles, con Karine Niño, Luis Ramón Carranza y Marulin Azofeifa para definir la línea que le darán al informe.

“Antes de emitir una posición sobre el proyecto, nosotros tenemos que reunirnos en las próximas horas para definir si vamos a generar un informe de mayoría entre los cuatro o si los diputados de la fracción del PLN vamos a emitir un informe aparte”, explicó Thompson.

29/01/2019, San José, Asamblea Legislativa, sesión del plenario. Comparecencia de Jose Eduardo Alvarado de COOPENAE ante la comisión de Económicos. Fotografía: José Cordero.
29/01/2019, San José, Asamblea Legislativa, sesión del plenario. Comparecencia de Jose Eduardo Alvarado de COOPENAE ante la comisión de Económicos. Fotografía: José Cordero.

Este medio intentó contactar a Karine Niño, del PLN y a Marulin Azofeifa, de Nueva República, pero sus asesoras de comunicación indicaron que se referirán sobre el tema hasta después de que se presente el informe final.

El texto sustitutivo

Pablo Heriberto Abarca, diputado del PUSC y presidente de la Comisión de Económicos, presentó este miércoles un informe de minoría en la subcomisión. Este documento, firmado únicamente por el legislador socialcristiano, incluye un texto sustitutivo para modificar el proyecto de ley que busca gravar con renta a las cooperativas.

“Se mantiene la tabla del proyecto original en cuanto al gravamen, se establece por ley el límite a las cargas parafiscales en un 30%, es decir, se va a cobrar el impuesto de renta sobre el 70% de los ingresos de las cooperativas”, precisó Abarca.

Lea el texto sustitutivo que presentó el diputado Pablo Heriberto Abarca al proyecto de ley para gravar con renta a las cooperativas.

La nueva propuesta del socialcristiano también libera del pago de impuesto de renta a todas las cooperativas cuyas actividades económicas tienen tarifas reguladas por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

Con este cambio, las cooperativas de electrificación como Coopeguanacaste, Coopelesca, Coopesantos y Coopealfaroruiz quedarían exentas del pago del tributo por los excedentes que generan. Lo mismo pasaría con varias cooperativas de taxis y autobuses que ofrecen servicios de transporte público en el país.

Lea el informe de minoría de la subcomisión que analiza el proyecto para cobrar impuesto de renta a las cooperativas, emitido por Pablo Heriberto Abarca.

La iniciativa de Abarca mantiene las tarifas del impuesto que se plantearon en el texto original, de esta manera se cobraría 10% a las cooperativas con excedentes entre ¢250 millones y los ¢750 millones (entre 581 y 1.740 salarios base) y un 20% a aquellas que generen más de ¢750 millones (más de 1.740 salarios base).

Un acuerdo entre el Ministerio de Hacienda y el sector cooperativo eliminó de la reforma fiscal, aprobada el 3 de diciembre del 2018, el cobro directo de renta a las cooperativas, pero en su lugar se aumentó la tasa que se cobra a los excedentes declarados que reciben los socios. Esa tasa actualmente es del 5% y pasará al 7% hasta llegar al 10% progresivamente en los próximos años.

La Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas también gravará con una tasa del 7% los certificados de ahorro a plazo que se emiten en las cooperativas.

Las divisiones a lo interno de la subcomisión evidencian el cambio de posiciones que tuvieron los diputados sobre este proyecto. En octubre del 2018 se firmó un acuerdo entre representantes de las siete fracciones del Congreso para acelerar el trámite y aprobar cuanto antes el cobro de impuesto de renta a los excedentes de la cooperativas, esta propuesta se incluyó en la agenda de iniciativas complementarias a la reforma fiscal que debía ser avalada con celeridad.

Ahora el apoyo que tenía el proyecto al inicio se tambalea.