Por: Manuel Avendaño Arce.   9 abril
Inauguración de la nueva Terminal de Contenedores de Moín (TCM) con la participación de Carlos Alvarado, presidente de la República; Laura Chinchilla, expresidenta de la República; Claudia Dobles, primera dama, y Kenneth Waugh, director general de APM Terminals. (Foto: José Cordero).
Inauguración de la nueva Terminal de Contenedores de Moín (TCM) con la participación de Carlos Alvarado, presidente de la República; Laura Chinchilla, expresidenta de la República; Claudia Dobles, primera dama, y Kenneth Waugh, director general de APM Terminals. (Foto: José Cordero).

El inicio de operaciones de la nueva Terminal de Contenedores de Moín (TCM) generó un clima de división social en Limón. En un bando están quienes ven el megapuerto como el proyecto estrella que la provincia necesita para desarrollarse. Del otro lado, quienes presagian el fin del statu quo y de las instituciones públicas que lo ostentaron por décadas.

Mientras esta disyuntiva cobra fuerza en el Caribe del país, el Gobierno hace ajustes para minimizar el impacto del enfrentamiento entre Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

El megapuerto concesionado y operado por la compañía holandesa APM Terminals es apenas el primer paso de una serie de proyectos que, en conjunto, permitirán impulsar el tan ansiado desarrollo de Limón.

Carlos Alvarado, presidente de la República y Kenneth Waugh, director general de APM Terminals, reconocieron tras consultas de EF el pasado 28 de febrero, que la TCM requiere, en el corto plazo, de al menos cuatro obras complementarias para generar cambios importantes en esta zona del país.

La ruta 32
Avances en los trabajos de ampliación de la ruta 32, en el puente sobre el río Chirripó. (Foto: Alejandro Gamboa Madrigal).
Avances en los trabajos de ampliación de la ruta 32, en el puente sobre el río Chirripó. (Foto: Alejandro Gamboa Madrigal).

El mandatario enumeró los proyectos que ayudarán a impulsar el desarrollo de Limón. El primero de ellos es la ampliación de la ruta 32, iniciativa que, a criterio de Waugh, debió estar lista antes de que la TCM empezara sus operaciones.

“Hemos hablado de la expansión de la ruta 32 que ya está en camino, pero también estamos viendo que la necesidad de conexión va más allá. Al sur, la ruta 36, al norte que se termine la ruta cuatro para conectar con el paso fronterizo de Las Tablillas. Obviamente proyectos que faciliten el trasiego de mercadería segura, podríamos estar hablando también de un tren de carga”, apuntó el director de APM Terminals.

Sobre la ruta 32, el MOPT indicó que la obra apenas registra un avance del 8,5% (al pasado viernes 29 de marzo) y la expectativa es que a finales del 2019 se complete el 20% del proyecto.

La carretera será ampliada a cuatro carriles entre el cruce de Río Frío y la entrada a Limón, en un proyecto que tiene un costo de $465 millones y para el que se valora solicitar un nuevo préstamo por $65 millones adicionales.

La ampliación debe ser rediseñada debido a que en los planos iniciales no se incluyeron obras como puentes peatonales, bahías para autobuses, ciclovías, intercambios y pasos sobre la ruta.

El plan original incluye 1.400 expropiaciones, pero en el rediseño se harían cambios para evitar un 60% de estos trámites y ajustar el trazado de la ruta al derecho de vía que tiene el Estado.

La ampliación de la carretera debería concluirse en setiembre del 2020, pero el MOPT reconoce que el plazo se ampliará.

El tren de carga
El tren de carga de Limón opera con locomotoras que tienen 40 años de antigüedad. (Foto: Rafael Pacheco).
El tren de carga de Limón opera con locomotoras que tienen 40 años de antigüedad. (Foto: Rafael Pacheco).

Alvarado también señaló que el Tren Eléctrico Limonense de Carga (Telca) es uno de los proyectos que ayudarán a hacer más eficiente y barato el transporte de mercancías hacia Limón y que podría conectarse con la TCM.

Este tren opera en la actualidad con vagones que tienen cuatro décadas de antigüedad, con apenas ocho locomotoras, de las cuales solo funcionan cinco y con solo 120 kilómetros de vías habilitadas de 380 kilómetros disponibles.

El tren de carga transporta lingotes de acero, banano, papel y cartón. El Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) obtiene ganancias cada año con clientes como Dole y ArcelorMittal, aunque podría tener mayores utilidades si el sistema fuera más moderno.

El presidente aseguró que el plan del Telca es ambicioso e incluye la compra de entre 15 locomotoras, 1.500 carros de carga, la electrificación de 172 kilómetros de vía férrea y la creación de espacios de conexión para el transporte de contenedores.

“La proyección con el tren eléctrico de carga es poder llevarlo, incluso, hasta la zona norte en una segunda etapa para cumplir con ese corredor logístico con Las Tablillas, que está dentro de los proyectos fronterizos que lleva el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) en este momento”, indicó Alvarado.
Puestos fronterizos
Puesto fronterizo de Las Tablillas en la zona norte. (Foto: Carlos Hernández).
Puesto fronterizo de Las Tablillas en la zona norte. (Foto: Carlos Hernández).

Es aquí donde se unen los proyectos, Comex trabaja en un plan para modernizar los puestos fronterizos en el país con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por $100 millones.

Los puestos más importantes para el Caribe son Las Tablillas, en Los Chiles de Alajuela, y el de Peñas Blancas, en la frontera con Nicaragua.

Una vez que se modernice el puesto de Las Tablillas, los contendores que vienen de Nicaragua y Centroamérica hacia Limón podrán recortar 120 kilómetros de viaje, de acuerdo con datos de Comex.

Sin embargo, este proyecto se encuentra detenido porque el pasado 16 de enero la Sala IV resolvió un recurso de amparo y declaró inconstitucional la ley que segregó los terrenos en los que se instaló temporalmente este paso fronterizo.

El proyecto del BID plantea invertir $12 millones en la construcción de infraestructura y equipamiento en el puesto Las Tablillas y asigna otros $28 millones para el de Peñas Blancas.

Para avanzar en el desarrollo del puesto de Las Tablillas, se requiere la elaboración de estudios en los próximos meses. Mientras que en Peñas Blancas se hará remodelaciones a las terminales de carga para mejorar el tránsito de mercancías hacia Costa Rica.

Un mejor aeropuerto
Imagen de la pista de aterrizaje del aeropuerto de Limón. (Foto: Archivo GN).
Imagen de la pista de aterrizaje del aeropuerto de Limón. (Foto: Archivo GN).

El 22 de marzo, el Gobierno anunció la inversión de ¢1.750 millones para la construcción de la nueva terminal de pasajeros del aeropuerto de Limón.

Las obras fueron adjudicadas a la firma Maderotec que empezará la construcción en octubre del 2019 y concluirá en febrero del 2020.

Para Alvarado, la modernización del aeropuerto permitirá la llegada de nuevos y potenciales inversionistas en mejores condiciones a la provincia del Caribe. También incrementará el flujo de turistas por vía aérea.

“Estamos enfocados en la mejora constante de los aeropuertos del país. Acciones afirmativas como esta darán un nuevo rostro a la zona caribeña y será un eje fundamental para la atracción de turistas”, señaló el presidente.

Otro de los proyectos que el mandatario puso en el portafolio de desarrollo de Limón incluye los Planes de Ordenamiento Territorial, que le competen a las municipalidades de los cantones y que están en etapas preliminares en la actualidad, según los documentos disponibles en la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena).

¿Por qué estos proyectos no estuvieron listos antes de que la TCM arrancara sus operaciones? Alvarado asegura que no puede responder por lo que pasó en los gobiernos del pasado, pero sí garantiza que durante su gestión se avanzará con estas iniciativas para aprovechar el megapuerto de Moín y generar mejores condiciones de empleo, educación, desarrollo humano y seguridad en Limón.