Por: María Fernanda Cisneros.   30 abril
El comportamiento de los precios del petróleo determinará una buena parte del recorrido que muestren los precios al consumidor de Costa Rica. Foto: AFP/Andrey
El comportamiento de los precios del petróleo determinará una buena parte del recorrido que muestren los precios al consumidor de Costa Rica. Foto: AFP/Andrey

La inflación, medida por la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC), se ubicaría cerca del 3% en el corto plazo.

Este es el horizonte de proyección que dio a conocer el BCCR a través de un comunicado de prensa en el que además señaló que aunque existen presiones a la baja en el indicador, también hay factores que lo impulsan a subir.

De cumplirse este pronóstico, el indicador se situaría en el punto medio del rango meta del Banco Central de Costa Rica (BCCR), ubicado entre 2% y 4%.

Además, el Central decidió mantener la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 5%, nivel al que bajó el indicador en marzo pasado.

¿Qué puede presionar a la inflación?

El dato más reciente, ubica a la inflación en 1,42%, por debajo de la meta del Central y además con una tendencia a la baja desde meses atrás.

En los siguientes dos años, la inflación se podría ver presionada al alza primero, por la evolución reciente de los precios internacionales del petróleo.

Cuando los precios de los productos básicos, principalmente el petróleo, mantienen una tendencia a la baja, Costa Rica saca provecho.

De hecho, el país se ha beneficiado de este panorama por algunos años. Esta realidad podría cambiar porque la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) lucha por subir los precios.

Eso sí, lo hace contra los deseos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, e inclusive en algunas ocasiones cede a sus presiones.

Los otros dos elementos adicionales que podrían presionar a la inflación son la introducción de la nueva Canasta Básica Tributaria (CBT) y la entrada en vigencia del impuesto al valor agregado.

Todos los productos que salen de la CBT tendrán que pagar un 13% de IVA una vez que se publique el decreto en el diario oficial La Gaceta. Los que se mantiene pagan 1%.

En la otra acera, lo que permite pensar que la inflación no subirá de más, es decir, los elementos que presionan a la baja al indicador son: primero, las expectativas de inflación, que convergen con el 3%; segundo, la menor trayectoria esperada de las tasas de interés internacionales; y tercero, las menores presiones cambiarias.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunció en marzo de 2019 que no subiría más la tasa de interés de referencia en lo que resta del año.

Esto alivia las presiones en los precios del consumidor costarricenses, así como en el tipo de cambio y en las tasas de interés que pagan los consumidores por sus préstamos en dólares.

Por su lado, las expectativas de inflación a 12 meses se ubicaron en 3,4% a marzo.