Por: AFP .   5 abril

Washington. La creación de empleos en Estados Unidos revivió en marzo mientras que la tasa de paro se mantuvo en 3,8% y los salarios siguieron subiendo, según datos oficiales divulgados el viernes.

La mayor economía mundial creó 196.000 nuevos empleos contra los anémicos 33.000 de febrero que fueron la menor cantidad en 17 meses.

El promedio del salario por hora subió 4 centavos en marzo lo que significa 3,2% más que el mismo mes del año pasado y más del doble de la inflación de esos 12 meses.
El promedio del salario por hora subió 4 centavos en marzo lo que significa 3,2% más que el mismo mes del año pasado y más del doble de la inflación de esos 12 meses.

El resultado de marzo superó los 170.000 empleos nuevos estimados por los analistas.

Entre los economistas hay un amplio consenso en cuanto a que la economía de Estados Unidos está creciendo a un ritmo menor a medida que se desvanecen los efectos de los estímulos fiscales dispuestos a finales de 2017. Empero la administración del presidente Donald Trump sostiene que en 2019 el crecimiento será óptimo.

El promedio del salario por hora subió 4 centavos en marzo lo que significa 3,2% más que el mismo mes del año pasado y más del doble de la inflación de esos 12 meses.

Eso le da a los empleados un mayor poder de compra y es una señal de que podrán gastar más pese a recientes e inesperadas caídas en ventas y consumo.

Un punto oscuro en cambio es el sector manufacturero que ha resultado impactado por la guerra arancelaria que Estados Unidos libra desde hace nueve meses con China. La industria del automóvil recortó 6.300 puestos de trabajo. El comercio, en tanto, tuvo 12.000 trabajadores menos.

Esas caídas se compensaron con aumentos en servicios de arquitectura, ingeniería y administración.

La fuerza laboral también se redujo debido a que 220.000 personas dejaron de buscar trabajo. Eso bajó 0,2% a 63% la tasa de participación en el mercado laboral.

Tras haber endurecido el año pasado la política monetaria, la Reserva Federal (Fed) decidió hacer una pausa en el alza de las tasas de interés durante 2019 debido a que advierte un enlentecimiento en el crecimiento.

No obstante, algunos economistas creen que incluso un menor ritmo de crecimiento basta para mantener bajo el desempleo en momentos en que las empresas dicen enfrentar graves dificultades para encontrar mano de obra capacitada.

En tanto suban los salarios, también podría subir la inflación lo cual puede dejar a la Fed sin otra opción que volver a subir las tasas de interés.