Por: María Fernanda Cisneros.   25 marzo
En colones, Scotiabank ofrece las tarjetas de crédito con la mayor tasa de interés. En dólares, la entidad no supervisada LystoCard. (Foto: Mayela López/Archivo).
En colones, Scotiabank ofrece las tarjetas de crédito con la mayor tasa de interés. En dólares, la entidad no supervisada LystoCard. (Foto: Mayela López/Archivo).

Cada tarjeta de crédito ofrece condiciones, tasas y beneficios diferentes y de ahí, la importancia de que el consumidor se informe sobre esto al momento de elegir alguna.

La elección de una tarjeta no depende únicamente de las tasas de interés. Si solo utilizará el plástico para pagar de contado, el estudio puede enfocarse en los beneficios y pluses que este le ofrece.

Aun así, la realidad es que una buena parte de los consumidores utiliza la tarjeta para financiarse.

A octubre del 2018, la deuda acumulada por los dueños de estos plásticos en suelo nacional alcanzó poco más de ¢1,4 billones, por encima del ¢200.000 millones más que lo visto un año atrás, según el estudio de tarjetas que realiza el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

El mercado nacional ofrece 455 tipos de tarjetas, siendo Credomatic el emisor con la oferta más amplia, seguido de Banco Promerica, Banco Popular, Banco Nacional y Credix.

La carga de intereses que pagan las personas con deudas en estas tarjetas puede variar de forma importante según el plástico y entidad que se elija.

En colones, las tasas rondan entre 24% y 50%, una diferencia de 26 puntos. Aun así, la oferta se concentra principalmente entre 40% y 49,9%.

En dólares, la brecha es un tanto menor. Los intereses oscilan entre 18% y 38%, pero la mayoría ofrece un interés entre 30% y 38%.

EF consultó a Scotiabank y a Davivienda, que son las entidades que reportaron los porcentajes más altos en sus productos. La primera de la entidades contestó que las tasas son calculadas según cada tipo de plástico y que poseen programas de lealtad robustos. Davivienda no contestó al cierre de este artículo.

¿Cuáles son las tasas más altas y más bajas por entidad? Las siguientes tablas le responden esa pregunta.

Algunos hallazgos

Las tasas más bajas en ambas monedas suelen dirigirse a pequeñas y medianas empresas o, en el caso del Banco Nacional, al sector agrícola.

También, existen tarifas especiales dirigidas a colaboradores, como en el caso de Prival Bank que ofrece una tasa 10 puntos porcentuales menor a quienes trabajan en la empresa, en comparación con su oferta al resto del público.

Un caso llamativo es el de las cooperativas, algunas de ellas ofrecen las menores tasas del mercado y las mantienen en todos los tipos de tarjeta. Tal es el caso de Coopenae, CoopeAnde y Coopeservidores.

Algunas de las tarjetas que ofrecen las tasas más bajas del mercado y están dirigidas a sujetos físicos son del BAC Credomatic en colones (Visa Óptima Clásica, Dorada y Platino) y la oferta del Banco Popular en dólares.

Las tres tarjetas de BAC Credomatic tienen cobertura internacional, reemplazo en 24 horas, extrafinanciamiento, programas de lealtad, acceso a plataformas electrónicas y otros beneficios puntuales en cada plástico.

“Cada banco posee modelos específicos para la asignación de precios de tasas de interés que valoran comportamientos de oferta y demanda, costos operativos, tasa de fondeo, segmentación del producto, oferta de valor más personalizada y programas de lealtad”. Carlos Parada, director de tarjetas de crédito de Scotiabank.

El Banco Popular también ofrece programas de lealtad, sucursal electrónica, seguro de alquiler de autos en algunos países, de inconvenientes en viajes y otras opciones de atención al cliente.

El que una tarjeta le ofrezca más beneficios no es sinónimo de una tasa baja o alta. Plásticos con los mismos beneficios pueden tener más de diez puntos porcentuales de interés de diferencia.

Muchas tarjetas cuentan con versiones como clásica, dorada, oro, infinite y platino. La mayoría ofrecen una tasa de interés menor cuando se evoluciona de una versión clásica a una dorada.

Sin embargo, cuando se adquiere una de rango superior, lo que varía es la capacidad de crédito y algunos beneficios exclusivos, mientras la tasa suele mantenerse.

En BAC Credomatic, la tasa más alta es de 46%. Esta es la tasa de productos como Cash Back, Gane Premios, Aadvantage en su versión clásica. Al subir a la versión dorada y platino, la tasa es de 44%.

Algunas versiones clásicas ofrecen tasas mucho menores, pero con mayores cargos adicionales por administración de la cuenta. Lo mismo sucede en las tarjetas Visa Óptima, en las que la entidad ofrece las menores tasas (24%).

Entre las tarjetas con la tasa más alta está Scotiabank, que cobra un interés de 50% en colones por una Clásica Cash Back o Premios. Las menores tasas de esta entidad son de 40%, pero solo en su versión Black.

En Credix, las tasas de interés son de 48% en colones y 24% en dólares, en todas sus presentaciones, incluidas todas las tarjetas que ofrece en alianza con diferentes comercios.

En la banca estatal, sobresalen porcentajes menores. El Banco de Costa Rica ofrece, en colones, un 32% en la mayoría de productos, con la excepción de una tarjeta de Kristal, con 36%.

En el Banco Popular, la tasa más alta en colones llega a 34% y en dólares a 20%. En el Banco Nacional, la mayor tasa es de 34% pero en solo una tarjeta, pues el resto se ubica principalmente en 30%, y en dólares, en 31%.

Otros aspectos por revisar son las comisiones, por ejemplo, la de retiro en efectivo. Además de ofrecer entre las tasas más altas del mercado, Credix cobra más que sus competidores en este rubro.

Mientras, BCR no cobra comisión y BAC Credomatic tampoco en algunos de sus productos.

Credisimán, por su lado, es la entidad que ofrece el plazo más amplio para el pago de contado con 59 días, seguido de Credomatic con 30 días en algunos productos.

En general, la oferta es amplia y a su vez, las condiciones, por lo que cuando vaya a solicitar una tarjeta es necesario que afine el lápiz.