Finanzas

Hoteles y restaurantes no se recuperan pese al aumento en la actividad turística

Los servicios crecieron 11,2 % según la más reciente publicación del IMAE

Las actividades económicas del país muestran un crecimiento interanual generalizado de 53%, principalmente impulsado por el incremento en la manufactura, los servicios de hoteles y restaurantes, y los servicios de transporte y almacenamiento.

Las dos actividades que se mantienen rezagadas en términos de crecimiento y no han recuperado sus niveles de actividad prepandemia son los servicios de hoteles y restaurantes, además de los servicios de administración pública.

Los datos se desprenden del índice mensual de la actividad económica (IMAE) que publicó la noche del 11 de enero el Banco Central de Costa Rica. El indicador general, de la serie tendencia ciclo, creció 9,8 % en noviembre del 2021, respecto al mismo mes del año anterior

La manufactura muestra un crecimiento particularmente alto desde el 2020 debido a que es la principal actividad de los regímenes especiales que a pesar de atravesar un shock inicial con la llegada de la pandemia en marzo de ese año, desde mayo del mismo año han mantenido e inclusive superado sus indicadores.

Colina Secreta Glamping es un hotel en Puerto Viejo, Caribe sur, que está listo para aprovechar las estadías largas de los nómadas digitales, aprobadas en la nueva ley. Foto: Cortesía

Específicamente, en noviembre del 2021 la industria manufacturera registró un crecimiento interanual de 12,5% debido a la mayor producción exportable de implementos médicos, como catéteres, equipos de transfusión e implantes mamarios; la mayor producción exportable y para el mercado interno de productos alimenticios; y el incremento en la producción de sustancias químicas, jabones, plásticos, papel y productos vinculados a la construcción como productos de hierro y acero.

Por su parte el sector de construcción, después de varios años de contracción, mostró un crecimiento interanual de 7,5% principalmente por la mayor edificación con destino privado (21,1%), en particular de edificaciones de viviendas de clase media y alta.

No obstante la construcción con destino público decreció 28,1%, ante la menor ejecución de proyectos de generación eléctrica, carreteras, caminos, puentes y acueductos y alcantarillados.

Para el crecimiento por regímenes las zonas Francas (régimen especial) siguen llevando la delante. Sin embargo, el crecimiento del régimen definitivo se explica por la reactivación de los servicios de hoteles, restaurantes, transporte, almacenamiento y comercio. También contribuyó el incremento en los servicios profesionales, principalmente por la recuperación en la actividad de las agencias de viajes.

Andrea Hidalgo

Andrea Hidalgo

Periodista de la sección de Finanzas y Negocios de El Financiero. Licenciada en Periodismo Social. Excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.