Por: Manuel Avendaño Arce.   1 octubre

Rocío Aguilar: "Se corrigen varios elementos en favor de los pensionados"

La ley aprobada este jueves por los diputados para agilizar el pago del dinero acumulado por los trabajadores en el Régimen Obligatorio de Pensión Complementaria (ROP) también corrige otros elementos del mercado que afectan a los cotizantes.

La normativa, que recibió el respaldo de 46 diputados en segundo debate, la mañana de este 1 de octubre, pone límites para que el Banco Popular traslade los recursos a las operadoras de pensiones con el objetivo de acortar el “paseo”. Además, fija una tasa mayor para el pago de rendimientos.

Rocío Aguilar, jerarca de la Superintendencia de Pensiones (Supen), explicó en entrevista con EF, el pasado 23 de setiembre, que la nueva legislación introduce cambios en esos dos ámbitos para favorecer a los trabajadores.

Este medio solicitó una entrevista con un vocero del Banco Popular para ahondar en el tema del “paseo” de recursos que hace esa entidad con el dinero de los pensionados antes de entregarlo a las operadoras de pensiones, pero al cierre de este artículo no se recibió respuesta.

¿Qué es el paseo?

Cada mes a los trabajadores se les rebaja 10,66% de su salario para financiar el seguro de salud y su pensión. El 4,25% de esa retención (1% aportada por el cotizante y 3,25% por el patrono) se destina al ROP para acumular recursos que podrán ser disfrutados en el futuro.

El Banco Popular toma el 1,25% del salario mensual de cada trabajador −monto que se cotiza para la pensión complementaria−, y se lo deja durante periodos de 24 a 30 meses en sus arcas antes de trasladarlo a las operadoras de pensiones correspondientes.

Este sistema impide que el dinero ingrese de inmediato a las cuentas que cada persona mantiene con la Operadora de Pensiones Complementarias (OPC) y que empiece a ganar a partir de los rendimientos que se obtienen por diferentes inversiones.

El mecanismo de dejarse el dinero y no pasarlo directamente a las seis operadoras de pensiones que existen en el país, se conoce como “paseo”.

El “paseo del Banco Popular” consiste es que esa entidad se deja los recursos de los trabajadores (1,25% del salario) durante 24 y hasta 30 meses, antes de transferirlos a las OPC para que esas instituciones los inviertan en favor de sus afiliados.

Es decir, las personas pierden porque durante dos años o más no se generan inversiones con su ahorro y, por ende, no reciben los intereses correspondientes.

La Ley para resguardar el derecho de los trabajadores a retirar los recursos de la pensión complementaria, establece un tiempo límite para el “paseo”.

La retención del dinero por parte del Popular se redujo de 24 a 18 meses. En el Congreso se debatió la posibilidad de eliminar por completo el “paseo”, pero un fuerte lobby del banco terminó por convencer a algunos diputados de mantenerlo con un plazo menor.

La tasa de mercado

Otro problema que se modificó con la legislación recién aprobada, es el pago de rendimientos a una tasa más favorable para los cotizantes.

De regreso al ejemplo del “paseo del Banco Popular”, la retención del 1,25% del salario por 24 o 30 meses implica que la entidad termina pagando un rendimiento cercano al 3,88% a los afiliados por su dinero, la tasa es muy baja y se ubica lejos del promedio del mercado que es del 8%.

La ley fijó la obligatoriedad de que el Popular pague un rendimiento que se calculará con la Tasa Básica Pasiva (TBP) más 1,6%. Al jueves 1.° de octubre, la TBP se ubicaba en 3,30%, por lo que el rendimiento final sería del 4,9%.

Aunque la tarifa es más alta, todavía se encuentra casi un 50% por debajo del promedio del mercado.

La superintendente de pensiones recordó que los paseos y las tasas más bajas con respecto al mercado ocasionaron pérdidas millonarias de recursos a los trabajadores.

Las sumas dejadas de percibir, si se compara la propuesta de TBP más 1,6% frente a lo pagado entre 2011 y 2020 por el Popular, rondan los ¢60.000 millones, mientras que el monto capitalizado alcanzó los ¢88.000 millones, según datos de Supen solicitados por este medio.

Por el contrario, si no se hubieran aplicado “paseos” los cotizantes habrían recibido ¢85.000 millones en sus aportes al ROP y tendrían ¢119.000 millones capitalizados a su favor.

Nuevos cambios

La ley también le permite al Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) autorizar otras modalidades para entregar los recursos del ROP con base en recomendaciones de la Supen.

La ley indica que se debe tomar una parte del dinero que actualmente se destina al Fondo de Capitalización Laboral (FCL), que funciona como seguro de desempleo de manera temporal, y dirigirlos permanentemente al ROP. Esta medida elevaría el financiamiento futuro de este sistema de pensiones.

De acuerdo con Eduardo Cruickshank, diputado del Partido Restauración Nacional (PRN), quien impulsó el proyecto, la normativa ayudará a que 33.600 beneficiarios de pensionados fallecidos reciban más rápido y de forma gratuita los recursos correspondientes al ROP

La legislación permite el reparto del dinero de la pensión complementaria, correspondiente a una persona fallecida, a hijos menores de edad, hijos menores de 25 años que sean solteros y estudien, así como cónyuges.

Las personas con enfermedades terminales podrán retirar todo el dinero cotizado en el fondo con solo presentan una constancia médica de la CCSS que certifique su condición de salud.

Una de las modificaciones más significativas es la reducción de la edad de cálculo para la pensión que actualmente es de 115 años y se bajará a 85 años. También se eliminará la edad de 50 años como requisito para desacumular la pensión, y se pasará a 20 años.

Operadoras se alistan

BN Vital, la OPC del Banco Nacional, informó en un comunicado que está lista para implementar los cambios una vez que la normativa entre en vigor.

Hermes Alvarado, gerente general de la entidad, aseguró que se trata de una medida importante para flexibilizar la entrega de recursos de la pensión complementaria.

“Vemos con satisfacción que después de varios meses en que los señores diputados estudiaron y trabajaron en importantes reformas, hoy tenemos un marco legal que flexibilizará el acceso al ROP y traerá mayor tranquilidad a los ciudadanos, mientras que, por nuestra parte, trataremos de cumplir todas las expectativas para nuestros afiliados y pensionados”, comentó en un comunicado.

Esta OPC entregó el Fondo de Capitalización Laboral (FCL) a unos 280.000 personas que se vieron afectados por la pandemia.

Nota del redactor: esta noticia fue modificada posterior a su publicación para aclarar que el “paseo" de los recursos del ROP lo hace únicamente el Banco Popular, que retiene los recursos por entre 24 y 30 meses antes de entregarlos a las seis operadoras de pensiones del país para que estas entidades a sus vez hagan diferentes inversiones en favor de los afiliados.