Por: Harvard Business Review.   22 enero
Consejos para manejar a sus empleados más creativos

Algunos jefes se preguntan cómo manejar a la gente creativa. Las investigaciones sugieren que de hecho estas personas podrían tener un tipo diferente de personalidad. Sin embargo, eso no quiere decir que deba dirigirlas de una forma completamente distinta: se utilizan muchas de las mismas reglas. Se debe enfocar en lo siguiente: asegúrese de que sus tendencias creativas encajen bien en sus puestos, para que pueda tener acceso a una cobertura total de sus talentos. Rodéelas de directores de proyectos que estén orientados a los detalles, quienes se harán cargo de implementar sus ideas. No se preocupe si su forma de abordar el trabajo no se parece nada a la suya… siempre y cuando cumplan con las fechas de entrega. Demuestre que su empresa en verdad valora la creatividad recompensando a la gente que aporta innovaciones. Además, usa la cantidad adecuada de presión en los proyectos: muy poca producirá una falta de motivación y demasiada creará el estrés que inhibe la creatividad. Las empresas que ofrezcan planes de desarrollo personalizado y oportunidades de aprendizaje, y que promuevan una cultura de apoyo e inclusión, se beneficiarán de la manera en que aumenta el rendimiento creativo.

Adaptado de “Motivating Your Most Creative Employees”, de Tomas Chamorro-Premuzic y Reece Akhtar.

Cuando quiera chismear sobre alguien del trabajo, haga una pausa y pregúntese por qué

De vez en cuando, todos nos sentimos frustrados con los colegas. No obstante, quejarse de un compañero de trabajo a sus espaldas puede ser destructivo. Erosiona la confianza del equipo, se corre el riesgo de lastimar los sentimientos de la persona y te hace ver mal. La próxima vez que sienta la tentación de quejarse de alguien, haga una pausa y pregúntese por qué. Si es para justificar sus sentimientos o para confirmar que tiene razón, no lo haga. Por otro lado, si tiene un problema con un colega y quiere la opinión de alguien más sobre el asunto, o quiere generar una lluvia de ideas para llegar a soluciones útiles, entonces adelante. Además, cuando alguien se le acerque para tener una sesión de quejas, dele la vuelta a la conversación y aléjela de las quejas para acercarla a la resolución del problema. También puede adoptar una política con sus colegas de “dígalo primero”, es decir, deje que alguien se desahogue con usted sobre un compañero de trabajo… siempre y cuando ya haya hablado con esa persona sobre el problema.

Adaptado de “Stop Complaining About Your Colleagues Behind Their Backs”, de Deborah Grayson Riegel.

Cuando quiera chismear sobre alguien del trabajo, haga una pausa y pregúntese por qué. (Imagen: Sutterstock para EF).
Cuando quiera chismear sobre alguien del trabajo, haga una pausa y pregúntese por qué. (Imagen: Sutterstock para EF).
Cree un grupo de apoyo incluyente para padres trabajadores

Un grupo de apoyo en la oficina puede ser de gran ayuda para los padres que trabajan. Sin embargo, las empresas deberían garantizar que su grupo sea lo más incluyente posible. No debe ser solo para mamás; los padres trabajadores pueden ser hombres, mujeres, biológicos, adoptivos, gays, heterosexuales, de cualquier procedencia concebible, y de todas las partes y todos los niveles de la empresa. Si está encabezando la creación de un grupo de ayuda, debe asegurarse de que cada uno de los padres en su empresa reciba el mensaje de que son bienvenidos. Comience por garantizar que el liderazgo del grupo es diverso; los miembros potenciales querrán “verse a sí mismos” en su composición. También asegúrese de que las comunicaciones sean acogedoras: por ejemplo, en correos electrónicos, haga todo lo posible por especificar que el grupo está abierto para todos. Además, no tema volverlo personal: si percibe que algún padre en la empresa pudiera sentirse rechazado, vaya a su lugar de trabajo e invítelo a la siguiente reunión.

Adaptado de “How to Launch a Working Parents’ Support Group in Your Organization”, de Daisy Wademan Dowling.

Los tres tipos de personas que quiere en su próximo gran proyecto

Cuando está dotando de personal a un proyecto de alto perfil, quiere un equipo de puras estrellas. Sin embargo, no basta con poner a las mejores personas a realizar la tarea. Hay tres tipos de personas que debe integrar al equipo de cualquier iniciativa exitosa. Primero, busque empleados que se sientan cómodos con la incertidumbre. Necesita individuos que sigan siendo curiosos y concentrados aun cuando el proyecto esté lejos del objetivo final. Segundo, asegúrese de tener a la gente que elabore estructuras dentro del caos y tome cartas en el asunto. Estos trabajadores pueden llevar un equipo hacia adelante aunque cambien las circunstancias. Por último, encuentre empleados que tengan una combinación de las tres características cruciales: pensamiento divergente (la capacidad de conectar información e ideas que parecen no tener relación), acciones convergentes (la capacidad de ejecutar ideas y crear algo tangible) y comunicación influyente (la capacidad de compartir conocimiento de una manera coherente y convincente). Muchas personas tienen una de estas características cruciales, pero el equipo para su proyecto necesita empleados que las tengan todas.

Adaptado de “If Your Innovation Effort Isn’t Working, Look at Who’s on the Team”, de Nathan Furr et al.

Después de unas vacaciones, enfrente su lista de pendientes con seriedad

Regresar de las vacaciones puede ser doloroso. No obstante, puede hacer algunas cosas para facilitar el regreso. Utilice sus primeros 30 minutos en la oficina para revisar qué hay en su lista de pendientes y haga un plan para terminarlos. Tenga en cuenta que lo más urgente ahora pudo no haberlo sido antes de que se fuera. Contacte a personas clave para platicar de qué se perdió y qué necesita su atención. Agradezca a quien le haya cubierto, y pregúntele en qué puede usted ayudar ahora. Si tiene que leer todos los correos electrónicos que recibió mientras estaba ausente, comience por analizar su bandeja de entrada en busca de nombres clave –su jefe o un cliente importante– y lea esos primero. Y, cuando reanude su trabajo, no permita que desaparezca el brillo de las vacaciones. Tómese algunos momentos para recordar las mejores experiencias de su descanso, y utilícelos para tener la alegría o la calma necesarias para permanecer motivada.

Adaptado de “How to Minimize Stress Before, During and After Your Vacation”, de Tristan Elizabeth Gribbin.