Por: Jéssica I. Montero Soto.   14 diciembre, 2018
El tamaño de las barras o quioscos permite que se usen espacios para consumir directamente en el local. Foto: Rafael Murillo
El tamaño de las barras o quioscos permite que se usen espacios para consumir directamente en el local. Foto: Rafael Murillo

El centro comercial Santa Ana Town Center, bajo concepto lyfestile center, abrió con un mercado gastronómico de 1.700 metros cuadrados (m2). El espacio lleva el nombre de Vía Gourmet y la apertura oficial es el sábado 15 de diciembre.

En total, el desarrollo del centro comercial costó $25 millones, y un millón más con el mercado gastronómico.

Daniel Solano, gerente general de Urban Edge, desarrolladora de Santa Ana Town Center, explicó que Via Gourmet cuenta con dos restaurantes con servicio a mesa, un mezzanine VIP tipo un lounge bar y 16 puestos en el formato tradicional de barras, que se ha popularizado en los mercados gastronómicos.

“Cada uno representa una gastronomía diferente en cuanto a geografía y metodología de preparación y demás, hay tailandesa, japonesa, costarricense, española, italiana, argentina, de carnes estilo norteamericano, mariscos, caribeña, crepería. Hay diversidad de opciones y físicamente es un concepto moderno, industrial, cómodo, amplio, con áreas para sentarse muy diferentes”, relató Solano.

El espacio está aún en proceso de remodelación, algunas barras abrirán este fin de semana y otras se irán incorporando posteriormente, hasta completarlo en enero.

“Buscamos ser la primera opción cuando la gente piensa que quiere salir de su casa a tomarse algo, comerse algo. Aunque el centro comercial es de alcance más local, el mercado gastronómico si se quiere tener proyección país”, aseguró.

Como parte de la multiplicidad de opciones, Vía Gourmet destinó un espacio al entretenimiento de familias con niños. Foto: Rafael Murillo
Como parte de la multiplicidad de opciones, Vía Gourmet destinó un espacio al entretenimiento de familias con niños. Foto: Rafael Murillo
Oferta especializada

Para elegir cuáles propuestas se incorporarían al mercado gastronómico, los desarrolladores hicieron una lista de las gastronomías más reconocidas del mundo y contactaron operadores y dueños de restaurantes que ya las trabajaban, con el fin de hacerles la propuesta.

“Cómo hacer la mezcla es relativamente sencillo: la oferta gastronómica en Costa Rica es grande, quisiera tener como 10 barras más de conceptos adicionales que ya no hemos podido colocar”, aseguró Solano.

De los 19 espacios, cinco corresponden a negocios que se pueden encontrar en otros lugares, como los mercados gastronómicos Por media calle, de Santa Verte, y El Mestizo, de Plaza Tempo.

Santa Ana Town Center es un centro comercial local, que pretende crear comunidad en su área de influencia inmediata. Foto: Rafael Murillo
Santa Ana Town Center es un centro comercial local, que pretende crear comunidad en su área de influencia inmediata. Foto: Rafael Murillo

“Tenemos una mezcla de gente que está innovando y gente que trae el concepto que ya tiene. Pero incluso quienes ya son experimentados en la industria de alimentos y bebidas vienen con un concepto innovador. La experiencia no se puede repetir. El lugar no lo vas a encontrar en otro lado: la distribución, el mobiliario, las vistas, la música, la altura, la frescura. El ambiente que se crea es difíciles de repetir”, aseguró.

La comida tiene como complemento la mixología y actividades de entretenimiento como música en vivo, fuentes inteligentes que bailan con la música y decoración de temporada, entre otros.

Urban Edge se encargó de la parte arquitectónica básica, pero cada restaurante contrató su propio arquitecto para elaborar una propuesta que estuviera en sintonía con el local.

En los últimos meses han abierto una serie de opciones de mercados gastronómicos, ubicados principalmente en San José y Heredia.