Por: Joanna Nelson Ulloa.  20 abril
El proyecto se inaugurará en octubre de este año. (Imagen: Santa Ana Town Center para EF).
El proyecto se inaugurará en octubre de este año. (Imagen: Santa Ana Town Center para EF).

¿Cuál es su rutina semanal? Probablemente, se levanta temprano entre semana y recorre una serie de kilómetros para llegar a su trabajo, ya sea en su vehículo o en transporte público, no sin antes enfrentarse a las tediosas presas.

Para realizar compras de alimentos, ropa y otros artículos personales, seguramente acude a algún supermercado y se dirige a un centro o plaza comercial y quizás también come algo allí con sus amigos o familia.

Existe una categoría inmobiliaria mixta, denominada lifestyle center, que busca trascender a esa dinámica diaria de visitar varios lugares y, por ende, simplificar la vida a las personas.

Se pretenden satisfacer múltiples necesidades a la vez, sin que el individuo tenga que desplazarse a diferentes sitios. Así, se pueden realizar compras, comer, entretenerse, trabajar y en algunos casos hasta vivir ahí.

El concepto manejado es de “todo en un mismo lugar”, en el que los desarrolladores estudian el modo de vida de los usuarios y los espacios requeridos para las actividades y los crean en una atmósfera controlada, expuso Mónica Castillo, gerenta de Inteligencia de Mercados de Colliers International Costa Rica.

"La gama de usos incluye tres o más de los siguientes: oficina, hotel, locales comerciales, residencial y recreacional-cultural", comentó Castillo.

José Ignacio González, analista de Cushman & Wakefield AB Advisory, detalló que un lifestyle center tiene algunos elementos distintivos como incorporar obras de arte, fuentes y mobiliario en el espacio público y facilitarle el tránsito a los peatones, mediante calles y pasajes únicamente peatonales o mixtos (vehículos y peatones).

Por otro lado, en ellos se suelen llevar a cabo actividades culturales en los espacios comunes, como obras de teatro, conciertos, ferias, exposiciones y otros eventos.

Otras características mencionadas por González tienen que ver con que en estos hay bastantes opciones para comer (alta cocina, comidas rápidas e internacionales, cafeterías y pastelerías) y se asientan cerca de áreas de alto poder adquisitivo.

Un diseño más abierto y verde

Daniel Solano, gerente general de la firma Urban Edge, explicó que los cambios en el comportamiento de compra de los consumidores han forzado al sector comercial a realizar una reestructuración tanto en sus tiendas, como en sus estrategias comerciales.

Esas variaciones en el proceder de los consumidores, como adquirir cada vez más bienes por Internet, han tenido un impacto directo en los centros comerciales, lo que los ha obligado a transformarse.

“Un lifestyle center combina las funciones tradicionales de venta de un centro comercial con servicios de ocio orientados a consumidores sofisticados. Las diferencias con los centros comerciales tradicionales, como los conocemos, se encuentran en la arquitectura, ya que los lifestyle centers son abiertos, al aire libre y, aunque urbanos, sus zonas verdes permiten el contacto con la naturaleza”, puntualizó Solano, quien agregó que se ofrecen opciones comerciales con un enfoque más selectivo y personalizado.

El espacio tiene 25.000 metros cuadrados de construcción. (Imagen: Santa Ana Town Center para EF).
El espacio tiene 25.000 metros cuadrados de construcción. (Imagen: Santa Ana Town Center para EF).

De acuerdo con González, en países como Estados Unidos desde hace más de 15 años los desarrolladores han ido evolucionando de los centros comerciales cerrados y tradicionales hacia opciones más especializadas como los lifestyle centers.

El analista considera que los ambientes de estos deben de permitir a los compradores generar conexiones significativas que inspiren sus decisiones.

George Miller, director de diseño de la firma Gensler, enfatizó que estas estructuras se idean para otorgarles toda una experiencia a las personas y, aunque comprar es parte del atractivo, no es el único.

Según él, en un lifestyle center se puede pasar el día entero, ya que es un lugar seguro, con ambiente familiar y cuenta con diferentes amenidades.

“Un centro comercial tradicional es una plaza con tiendas, componentes totalmente comerciales, anclas a un lado y anclas al otro... En contraste, un lifestyle center está conformado de diferentes componentes, no solo comerciales, contiene mucho más zonas de entretenimiento, diferentes amenidades, con más zonas de comidas y bebidas, es un lugar más enfocado al usuario”, manifestó Miller.

Castillo señaló que los diseños son planteados con el propósito de optimizar la funcionalidad espacial, potenciar la experiencia y brindar descanso en un ambiente confortable.

“Se crean pequeños nichos de micro ciudades, dentro de la estructura urbana existente”, dijo la gerenta.

En el mundo existen varios referentes de este tipo de inmuebles.

Dentro de ellos está Santana Row, en Silicon Valley, el cual arrancó en el 2002 y contiene un área residencial de lujo y comercios.

Este es el lifestyle center Santana Row, que se desarrolló en San José, California, Estados Unidos. (Foto: Shutterstock).
Este es el lifestyle center Santana Row, que se desarrolló en San José, California, Estados Unidos. (Foto: Shutterstock).

El Market Common Clarendon en Arlington, Virginia, es otro ejemplo con sus apartamentos, casas, tiendas, supermercados y restaurantes.

En Guatemala destaca Ciudad Cayalá, que ofrece espacios comerciales, residencias, un centro de negocios con oficinas, hoteles y hasta hay una iglesia a la que los fieles católicos pueden asistir.

En Kuwait se encuentra The Avenues, que es uno de los espacios comerciales más grandes de ese país y que fue inaugurado en el 2007. Contiene más de 800 tiendas y es como una ciudad, con barrios y avenidas.

Solo en Estados Unidos hay al menos 491 lifestyle centers, según datos de enero del 2017 del Consejo Internacional de Centros Comerciales (ICSC, por sus siglas en inglés).

Santa Ana Town Center

A partir de octubre de este año, en Costa Rica se inaugurará un nuevo lifestyle center. El proyecto se denomina Santa Ana Town Center y, como su nombre lo dice, se localiza en ese cantón josefino.

Concretamente, se sitúa de la Cruz Roja de Santa Ana, 100 metros al este.

Se quiere atraer a los pobladores de Piedades, Brasil de Mora, Ciudad Colón, Alto de las Palomas y otros sitios.

El inmueble, que tiene 25.000 metros cuadrados de construcción, es desarrollado por la empresa Urban Edge, que invirtió la suma de $25 millones.

En la parte frontal, habrá una fuente interactiva. (Imagen: Santa Ana Town Center para EF).
En la parte frontal, habrá una fuente interactiva. (Imagen: Santa Ana Town Center para EF).

La empresa constructora es Eliseo Vargas y Asociados y han participado diferentes firmas para el diseño e inspección, como 3G en el área de arquitectura y las empresas IECA y Utsupra en el campo de la ingeniería.

La propuesta arquitectónica procura que los clientes sean parte de un ambiente social y de negocios.

Habrá un área ambientada para el desarrollo comercial y gastronómico.

Entre tanto, se colocará una pantalla gigante en la que, aparte de difundir publicidad, se usará como un cine al aire libre.

El plan es realizar eventos especiales en los que se proyectará una película y que los interesados asistan y quienes se hallen en las terrazas puedan entretenerse con la emisión de un filme.

El lifestyle center será de carácter pet friendly (es decir, se pueden llevar animales), tendrá parqueos para más de 400 vehículos y zonas con wifi de banda ancha.

Además, el tema ambiental cobra relevancia, pues se colocarán paneles solares que generarán alrededor 70 kilowatts. En esa misma línea ecológica, se instalarán parqueos para bicicletas, con el fin de fomentar el uso de ese transporte sostenible.

La construcción del proyecto se encuentra en aproximadamente el 50%. (Imagen: Santa Ana Town Center para EF).
La construcción del proyecto se encuentra en aproximadamente el 50%. (Imagen: Santa Ana Town Center para EF).

Aunado a ello, se habilitarán cargadores para vehículos eléctricos.

“Es una propuesta urbana que promueve una ciudad sana y divertida para la población, zona gastronómica, zona de entretenimiento para niños, business center, con oficinas privadas, salas de conferencia y coworking, tiendas que ofrecen diseños nacionales e internacionales”, enlistó Daniel Solano, gerente general de Urban Edge.

En total operarán 34 locales comerciales y 12 restaurantes, más 3.000 metros cuadrados de oficinas. Los locales tienen tamaños desde 42 hasta 101 metros cuadrados.

Otro atractivo es un amplio espacio al aire libre para desarrollar actividades sociales y aprovechar el clima cálido de la zona.

Una fuente interactiva ubicada en el área frontal del complejo les permitirá a las personas, especialmente a los niños, jugar en ella.

En este momento, el proyecto ha sido colocado en un 60%, de manera que aún quedan áreas disponibles, y su construcción está al 50%.

En este nuevo lifestyle center habrá 12 restaurantes. (Imagen: Santa Ana Town Center para EF).
En este nuevo lifestyle center habrá 12 restaurantes. (Imagen: Santa Ana Town Center para EF).

Algunas empresas que se instalarán son La Estación de Dos Pinos, Loops, Punto Creativo, JC Outfit, Mundo de Mascotas, Vinos y Quesos Gourmet, Radioshack y Los Paleteros.

También estarán Regal, Yogurtini, Ola&olakino, Farmacia Sucre, Ópticas Münkel, LA Fish, Tsumani Sushi y Republic Office Space & Coworking, entre otros comercios.

El público meta son las familias de la región y adultos jóvenes que prefieren ambientes sociales y divertirse.

El proyecto se ubica de la Cruz Roja de Santa Ana, 100 metros al este. (Foto: Santa Ana Town Center para EF).
El proyecto se ubica de la Cruz Roja de Santa Ana, 100 metros al este. (Foto: Santa Ana Town Center para EF).