Por: Carlos Cordero Pérez.   5 febrero
“Más que el formato, hay que ver la calidad del contenido y lo que aporta al cliente”, advirtió Raquel Oberlander, directora de contenidos de Content Marketing Meeting. (Foto para EF)
“Más que el formato, hay que ver la calidad del contenido y lo que aporta al cliente”, advirtió Raquel Oberlander, directora de contenidos de Content Marketing Meeting. (Foto para EF)

Cada día Usted, o la persona a la que dio la tarea de manejar las redes sociales de su emprendimiento, deben pensar cuáles serán las publicaciones que harán para atraer clientes, obtener pedidos y generar ingresos.

Ya ha explorado todo: fotos, videos, historias, transmisiones en vivo, “canvas”, ofertas, concursos o giveaway. Y está pensando en otros formatos. Solo que el problema no está ahí.

“Más que el formato, hay que ver la calidad del contenido y lo que aporta al cliente”, advirtió Raquel Oberlander, directora de contenidos de Content Marketing Meeting, un evento de 18 conferencias que se realizará los días 15 y 16 de abril próximo en línea.

Para generar contenidos que obtengan los objetivos que Usted se plantea en su negocio, Raquel explica qué debería hacer:

Qué sea útil

El error más común de las publicaciones es la calidad. Por supuesto. la calidad de la foto, del video y del texto, entre otros. Pero con calidad ella se refiere a algo más.

“Debe tener valor para el cliente”, explicó.

Conozca a la audiencia

Para generar contenido de calidad y valor para el cliente debe conocer a su audiencia.

Primero, debe tener claro cuáles son las características sociales y demográficas de sus seguidores: edades, sexo, oficios, estudios, ubicación geográfica, horas en las cuales se contectan, entre otros.

Para saberlo puede recurrir a las estadísticas de sus redes sociales y a Analytics de Google, en el caso del sitio web, o datos que la plataforma de su tienda en línea le brinde.

Conocer a la audiencia le ayudará a definir el tipo de contenidos que podrá utilizar, pues para algunos de sus clientes les es más atractivo una historia, otros ni siquiera visitan esa funcionalidad pues prefieren revisar las publicaciones y algunos no son usuarios de redes sociales pero llegan directamente al sitio web.

Conozca las necesidades

La generación de contenidos de calidad implica conocer las necesidades, gustos, hábitos y requerimientos de sus clientes.

Este conocimiento es fundamental para diseñar, producir y ofrecer un producto o servicio, pero se suele olvidar y pensamos que con lo que sabemos hacer se vendrá automáticamente. De la misma forma que cuando Usted va de compras, sus clientes buscan y le ponen atención a lo que necesitan y cómo lo necesitan.

Invierta en producción

Es mejor invertir menos en pauta y más en contenidos de calidad. “Hay que cambiar la lógica”, recomienda Raquel. ¿Cómo se hace esto?

Muchas empresas casi no gastan en producir los contenidos que van a publicar y sí gastan en publicidad en redes sociales para impulsar sus publicaciones y que les lleguen a más personas. Además, publican poco. Cambie eso.

En redes sociales un contenido se agota con rapidez y, aunque la publicidad es barata, no todo lo que impulse con su inversión dará resultados. Pero sí puede hacerlo mejor.

Del presupuesto, recursos y tiempo que dedica a redes sociales al menos debería dedicar la mitad a producir fotos, videos, canvas y otros contenidos de calidad. “El desafío es producir más variedad de contenidos y contenidos de más calidad”, insistió Raquel.

El paso más importante es conocer a la audiencia y sus necesidades para después definir los contenidos en la tienda en línea y distribuirlos en redes sociales. (Foto archivo)
El paso más importante es conocer a la audiencia y sus necesidades para después definir los contenidos en la tienda en línea y distribuirlos en redes sociales. (Foto archivo)
Tipos de contenidos

Aparte de fotos, videos, historias y canvas, los formatos que pueden utilizar las empresas van desde infografías (incluyendo interactivas), webinars, podcast, paso a paso (carrusel), gaming, y encuestas o test, entre otros.

Todos ellos pueden ser usados para contenidos promocionales y también para historias. Raquel indicó que también se puede dar participación a los seguidores o clientes con contenidos interactivos o co-creados con ellos. ¿Cómo elegir formato y tipo de contenido?

Paso a paso

En la variedad está el atractivo claramente. Pero para lograr que sean de calidad se debe seguir un proceso muy simple de varios pasos.

Lo primero es determinar los “territorios” donde se mueven los clientes, usuarios o seguidores. Los “territorios” son grupos temáticos generados entre la oferta del negocio y los intereses, preocupaciones y experiencias del público.

En cada “territorio” hay temas a partir de los cuales se genera la conversación, se definen los contenidos y se producen los formatos. Aún faltan dos pasos más para lograr que ese contenido sea de calidad.

Hay que determinar si la publicación se debe enfocar en una categoría: ofertas, educativos e historias. Por último, se aplica un filtro de valor.

El filtro de valor implica hacer un chequeo donde se revisa y se verifica si el contenido es valioso y útil para la audiencia. En esta evaluación se debe comprobar que cumpla con una o más de las siguientes condiciones: entretenida, educativa, inspiradora e informativa.

“Si cumple alguno de esos criterios es porque funciona”, recalcó Raquel.

Redes sociales y tienda en línea

Las empresas deben diversificar sus canales de mercadeo digital y evitar el error común de centrarse o solamente utilizar las redes sociales, ya que los cambios de algoritmos, normas de uso o condiciones de uso de datos pueden afectar los resultados.

Las empresas deben enfocarse en fortalecer su tienda en línea como principal plataforma, publicando los contenidos primero ahí y utilizando las redes sociales como canales de distribución de esos contenidos. Además, cada vez más los clientes buscan directamente información de productos y experiencias de otros usuarios a través del sitio web.

“Los negocios, especialmente las pymes, están al revés”, advirtió Raquel. “Piensan primero y únicamente en redes sociales. Por supuesto deben usar las redes sociales, aprovecharlas para la distribución, pero el contenido debe estar en el sitio web del negocio porque ahí es donde está la interacción con los clientes”.

Encargado de contenidos

Teniendo claro que la tarea es centrarse en la generación de contenidos, la publicación en su sitio web o tienda en línea, y su distribución en redes sociales, las empresas deben encargar a un encargado de contenidos (content manager).

La creación de contenidos se enfoca en brindar valor a través de la tienda en línea. No solo es ofrecer información de productos y servicios. Se trata de brindar guías, educar, mostrar experiencias, y aportar tutoriales, entre otros.

“Hoy el 95% de la compra es autodirigida. Al comprar ya se tiene la decisión prácticamente tomada. El cliente revisa primero información, calificaciones, y revisiones de productos. Las empresas deben brindar el contenido para que las elijan y no a la competencia. Hay que estar presente cuando el cliente busca información, compara, busca experiencias”, dijo Raquel.