Gerencia

Cómo cuidar el récord crediticio para que su negocio pueda obtener más financiamiento

Las empresas deben concentrarse en asegurar y aumentar sus ingresos para cumplir sus compromisos

Las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y las personas emprendedoras en general usualmente se quejan de las dificultades para obtener financiamiento por los requisitos que deben cumplir. Pero pueden hacerlo más difícil si el récord crediticio no es el mejor.

El récord crediticio es la información sobre el cumplimiento de las obligaciones de las personas físicas y jurídicas que mantiene la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

Las entidades financieras reguladas (bancos, cooperativas y otras instituciones) informan a la Sugef sobre la situación de sus deudores. El corte se realiza el último día de cada mes e incluye datos del monto, plazo, saldo y estado actual (si está o no al día).

Los datos se mantienen en el Centro de Información Crediticia (CIC), de la Sugef. Dependiendo del estado actual e histórico se obtiene una puntuación, mediante un algoritmo, que pondera las operaciones activas y las de los últimos cuatro años. “Si una operación fue cancelada hace 49 meses, ya no debería aparecer”, explicó Hugo Villalta, director comercial de Coopeservidores.

El acceso a la información del CIC se obtiene ya sea mediante un reporte con información de dominio público (las entidades pueden ver datos muy básicos: fechas de deudas y puntuación), con autorización (donde el solicitante de deuda da la autorización para que la entidad pueda ver su situación) y reporte para el deudor (cualquier deudor solicita la información, a través de una entidad o directamente en la página de la Sugef con firma digital).

Un paso fundamental para no tener inconvenientes en el récord crediticio es siempre valorar otras opciones financieras antes de adoptar un préstamo para financiamiento de capital de trabajo o un activo.

Entre las alternativas se encuentran el arrendamiento o leasing y el descuento de facturas o factoreo. También la inversión de socios, que es más probable en sectores menos afectados y en crecimiento en la actual crisis.

Ojo a la liquidez

El récord crediticio se ve afectado por los atrasos en el pago de las mensualidades comprometidas cuando se adquirió el crédito.

La mayoría de las mipymes sufren cuando se les presentan limitaciones o restricciones en sus ingresos y en su flujo de caja, por lo que se debe tener siempre una correcta gestión de la liquidez. “Esto es clave para mantener la puntualidad de pago”, insistió Villalta.

El ejecutivo recomendó que en la actual crisis las mipymes deben concentrarse en asegurar y aumentar sus ingresos. Luego de la situación causada por la pandemia, podrán pensar en la rentabilidad.

Para cuidar el flujo de efectivo, hay que observar tres cosas:

Días de inventario: hay que preocuparse por estar bien abastecidos, pero ojo con no estar sobre abastecidos; el inventario debe ser óptimo, de forma que rote y que no implique tener dinero invertido en materiales o insumos que no están vendiéndose.

Días de cuentas por cobrar: no se puede conceder a los clientes plazos de pago muy extensos, porque eso significa que Usted los está financiando y tendrá más dificultades para hacer frente a las deudas.

Días de cuentas por pagar: haga negociaciones con proveedores para alargar los plazos en los cuales debe pagarles y obtener un financiamiento por esta vía, sin afectar los precios de descuento ni comprometerse demasiado en el mediano o largo plazo.

Villalta insistió que uno de los grandes errores que se cometen las mipymes, y que muchas instituciones financieras no le prestan cuidado, son esos tres elementos.

Ciclo de negocio

El plazo de los créditos deben calzar o estar en función del ciclo de efectivo de la empresa.

Por ejemplo: puede ser que el ciclo de efectivo de la empresa sea de 120 días, pero que Usted solicite un financiamiento a 90 días; aquí va a quedar con descalce de 30 días, no va a cumplir y eso le afectará su récord para luego pedir financiamiento cuando requiera.

Otra situación se da cuando el ciclo es de 120 días y Usted toma una deuda a 180 días: aquí se da la tentación de desviar recursos a otros rubros, lo que puede llevar a problemas en el pago e incurrir en gastos financieros que deberá pagar.

Si el crédito que está solicitando es para compra de activos, revise que el periodo de gracia y el momento cuándo los equipos o máquinas empiezan a generar ingresos y rentabilidad; la obsolescencia o tiempo de funcionamiento del equipo (las empresas tienden a buscar plazos largos, pero hay un riesgo de obsolescencia en un plazo más corto como en informática, donde el equipo dura un año en promedio) y valore otras opciones (factoreo o arrendamiento).

“Concéntrese en la liquidez”, recalcó Villalta. “Debe quedar bien calzada con el financiamiento”.

Ojo al presupuesto

Cuando se asume una deuda, las empresas deben tener claro su presupuesto y las responsabilidades que debe asumir con el efectivo disponible cada mes.

La persona emprendedora debe tener claro también los ciclos de su negocio: cuáles meses son de bajos ingresos y cuáles de altos ingresos.

Con la proyección adecuada podrá anticipar los periodos de estrecha liquidez y en cuáles dispondrá de mayor liquidez, así como determinar si podrá hacer reservas para no verse afectada ni en la operación ni en el cumplimiento de los pagos.

Si tiene dificultades

En caso de enfrentar dificultades, la recomendación es acercarse a sus acreedores, comunicar la situación y ver alternativas.

Villalta recordó que actualmente hay directrices de las autoridades financieras y de las mismas entidades para facilitar arreglos de pago. Si se tiene un adecuado de presupuesto el acercamiento puede ser más efectivo.

No espere a enfrentar dificultades o cuando ya está con el agua al cuello. Más bien acérquese en momentos en que están al día para ver herramientas que se pueden implementar, realizar readecuaciones, refinanciamiento, prórrogas o ampliaciones de plazos, entre otras, y no esperarse a tener atrasos.

Calificación 1, 2 y 3
Puntajes según récord crediticio:
1: Está en verde, comportamiento de pago histórico bueno, lo que abre las puertas en cualquier institución financiera.
2: Está en amarillo, el pago histórico es aceptable pero no es del todo bueno; las entidades financieras tendrán más precaución, lo que implica un mayor análisis, se pedirá más información y algunas enteidades querrán cubrirse con una mayore garantía.
3: Está en rojo, con récord manchado y no le prestarán dependiendo de la forma en que se han cubierto las deudas históricamente; es una mancha crediticia en el comportamiento de pago histórico.
Fuente: Coopeservidores
Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".