Por: Carlos Cordero Pérez.   20 agosto
Los equipos y servicios que ya tienen las empresas (como computadora, teléfono móvil e Internet) ayudan a la productividad y eficiencia operativa. (Foto archivo GN)
Los equipos y servicios que ya tienen las empresas (como computadora, teléfono móvil e Internet) ayudan a la productividad y eficiencia operativa. (Foto archivo GN)

La empresa AutoStar Costa Rica –que comercializa vehículos, microbuses y camiones de marcas como Mercedes Benz y Freightliner– tardaba antes un día en generar la planilla de la empresa. Actualmente esa tarea solo tarda 15 minutos.

¿Cómo lo hicieron?

AutoStar se apoya en un software para la gestión de recursos humanos que les ayuda en términos de eficiencia y ahorro, así como permite que los encargados se dediquen a otras tareas más estratégicas del negocio.

El incremento de la productividad depende de un poco de organización, de manejar bien una agenda de tareas y de apoyarse en recursos que incluso las micro y pequeñas empresas ya tienen, como computadoras, teléfonos inteligentes y la conexión a Internet.

Además, actualmente hay disponibles múltiples plataformas en Internet, a través de servicios en la nube, con menores costos de adquisición, de operación y de mantenimiento, muchos adaptados a las necesidades y capacidad económica de los negocios.

“La transformación digital y las nuevas modalidades de trabajo -por objetivos, teletrabajo, horarios combinados diurno y nocturno y/o flexibles- trajeron a la mesa la importancia de contar con herramientas tecnológicas de fácil acceso”, indicó Gonzalo Sandstad, director regional de ventas de Softland.

El principal problema para lograrlo depende más de los emprendedores y de las gerencias o jefaturas que de los mismos colaboradores.

Los sistemas en la nube (a través de Internet) pueden utilizarse desde cualquier dispositivo y agilizan las tareas administrativas. (Foto archivo GN)
Los sistemas en la nube (a través de Internet) pueden utilizarse desde cualquier dispositivo y agilizan las tareas administrativas. (Foto archivo GN)

Sandstad recomienda implementar estas medidas para elevar la productividad utilizando la tecnología de las información y las comunicaciones:

1. Tener una visión clara de hacia dónde va la empresa en general, cuál es su rentabilidad y sus áreas de mejora.

2. Identificar las áreas o procesos específicos que requieren un cambio tecnológico.

3. Generar en el equipo administrativo y de recursos humanos la anuencia a adaptarse, sin temerle al cambio.

4. Buscar e investigar ampliamente opciones de software que se adapten mejor a las necesidades (solicite referencias).

5. Evaluar el presupuesto que se tiene para estos cambios y valorar el costo beneficio de la implementación de un sistema más eficiente.

6. Realizar un plan de acción de adopción a la medida (contemplando las horas de capacitación de personal para utilizar esta nueva herramienta).

7. Implementar y cultivar una cultura tecnológica en la empresa en general: acerque a sus colaboradores y demuéstreles que el cambio tecnológico les favorecerá.