Gerencia

Las pymes obtienen descuento de facturas en un máximo de cinco días a través de la nueva plataforma de la Bolsa Nacional de Valores

El sistema permite que la factura opere como garantía

La Bolsa Nacional de Valores (BNV) anunció el lanzamiento de su Central de Facturas Digital para que las pequeñas empresas (pymes) utilicen el descuento de facturas con mayor agilidad y a menor costo.

El factoreo permite a una empresa proveedora (pyme o pequeño productor) negociar una factura de un servicio o mercadería que entregó a un cliente, recibir financiamiento, mejorar su liquidez y obtener capital de trabajo.

La promesa de la nueva plataforma es reducir los gastos de formalización y que la pyme obtenga recursos de dos a cinco días para hacer frente a sus obligaciones, seguir operando y agilizar sus actividades comerciales.

El sistema fue creado por la BNV y la firma AVD Internacional. La BNV sólo gestiona la plataforma y no realiza factoreo.

“No es un caso de estudio. Es un servicio en operación”, recalcó José Rafael Brenes, director general de la BNV.

A través de Central de Facturas Digital ya se han financiado más de ¢725 millones, se han cedido 102 facturas y hay 18 proveedores activos.

Desde junio anterior se firmó un convenio con el Consejo Nacional de Producción para la gestión y liquidación del pago de facturas de los proveedores de esta entidad.

Brenes destacó que en América Latina hay casos exitosos en varios países donde este tipo de servicios permiten acercar a las pymes a las bolsas de valores.

¿Cómo opera?

En la operación del factoreo intervienen:

El pagador: que la empresa o institución cliente que adquiere un servicio o un producto.

El oferente o proveedor que brinda el servicio o producto y que ofrecerá su factura en la plataforma.

El inversionista o factor, la entidad que brinda el servicio de descuento de facturas.

Cuando una pyme o pequeño productor quiere utilizar una factura para obtener financiamiento, le comunica a su cliente o comprador (el pagador) que quiere utilizar el mecanismo de Central de Facturas Digital.

El pagador se comunica con la BNV y firma un convenio (la primera vez).

Cada vez que una pyme le indica que va a utilizar la Central de Factruas Digital, el pagador registra la factura en esta plataforma.

Así se informa a las compañías de factoreo, a los inversionistas y a los puestos de bolsa que no hay problemas con la mercadería o servicio entregado.

El inversionista puede revisar que la factura no es gemeleada, pues se usa el registro de garantías mobiliarias para verificar que no ha sido negociada aparte.

Todo esto permite que la factura funcione como garantía y que no se tenga que pedir a la pyme o al pequeño productor una garantía adicional.

La pyme recibe propuestas de distintos inversionistas o entidades que descuentan las facturas y elige la mejor: la que le ofrece el descuento o tasa más atractiva.

Cuando acepta en el sistema, el pagador y el inversionista o factor reciben una notificación: el inversionista entrega el dinero correspondiente a la pyme en un plazo máximo de cinco días; y el pagador cancela al inversionista en el plazo previamente acordado con la pyme proveedora.

Brenes destacó que la plataforma de Central de Facturas Digital reduce el costo de operación, ya que no hay que estar firmando contratos entre pymes oferentes e inversionistas.

Las pymes, además, pueden obtener el dinero que requieren con mayor rapidez y a un menor costo financiero.

El proceso es automatizado y se realiza a través de Internet, sin moverse de la oficina, local o casa, además.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".