Gerencia

Nueve supermercados aprovechan la factura electrónica para estandarizar datos de logística con proveedores

El cambio consiste en especificar cinco datos necesarios

Las cadenas de supermercados Automercado, Megasuper, Gessa, Pricesmart, AMPM, Luperon, BM, Súper Mora y Compre Bien acordaron estandarizar la factura electrónica para la gestión de la información logística.

Los nueve supermercados y varias compañías proveedoras definieron la estandarización a través del Comité de Retail GS1.

Entre los proveedores se encuentran las compañías Pozuelo, Demasa, Unimar, Alpiste, Essity, 3M, SC Johnson y Alimentos Prosalud.

El objetivo es que en el campo ‘Otros’ de la factura electrónica los emisores de factura electrónica pueden incluir información de índole comercial o logístico.

El uso de este estándar GS1 es voluntario, por lo que no afecta a los contribuyentes que no tengan algún tipo de relación comercial con las cadenas de supermercado participantes de esta iniciativa.

Además, es un complemento de los datos tributarios y no afecta la estructura definida por la Dirección General de Tributación (DGT).

Cambio

El cambio consistió en la definición de un conjunto de cinco datos necesarios en la industria del retail para factura electrónica y nota de crédito electrónico.

Los datos cumplen dos características fundamentales: es información de relevancia grupal y se rigen en formatos estandarizados y homologados por sus usuarios.

Guillermo Varela, director ejecutivo de GS1, explicó que con la facturación electrónica el sector de supermercados debe ordenar y ajustar la relación comercial con sus proveedores.

La situación se produce específicamente con la orden de compra y la entrega de mercadería, ya que estos procesos estaban desalineados y causaban múltiples reprocesos y costos.

Ante esta situación se desarrolló un pequeño grupo técnico para analizar detalladamente el requerimiento que cada cadena tenía.

Se llegó a la conclusión de que todas los supermercados pedían exactamente la misma información. La diferencia radicaba en el orden, nombre y formato de los datos solicitados.

Posteriormente GS1 llevó una propuesta de estandarización a todos los miembros del Comité Retail, la cual es aceptada para homologar el requerimiento a todos los proveedores.

Las cadenas Automercado, Megasuper, Gessa y Pricesmart ya realizaron un comunicado oficial a sus proveedores para solicitarles el ajuste a este requerimiento a partir del próximo 13 de abril.

Según GS1 estos procesos de innovación en el uso de los estándares mundiales para el comercio electrónico y los códigos de barras provocan de forma positiva que los procesos logísticos, a lo largo de la cadena de abastecimiento, fluyan confiablemente.

Los consumidores se verán beneficiados ya que se garantiza que los productos lleguen en tiempo y forma hasta la góndola de los supermercados, en las mejores condiciones de calidad y precio.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.