Por: Carlos Cordero Pérez.   19 septiembre
El uso de código de bienes y servicios es obligatorio a partir de diciembre, pero se aconseja que las empresas se preparen y ajusten sus procesos internos y de facturación electrónica. (Foto Jeffrey Zamora / Archivo)
El uso de código de bienes y servicios es obligatorio a partir de diciembre, pero se aconseja que las empresas se preparen y ajusten sus procesos internos y de facturación electrónica. (Foto Jeffrey Zamora / Archivo)

Los obligados tributarios deberán utilizar el Catálogo de bienes y servicios (Cabys) de forma obligatoria en los comprobantes electrónicos a partir del 1° de diciembre de 2020.

A partir de ese día, si no ha hecho el enlace todas las facturas van a ser anuladas y rechazadas por la Administración Tributaria.

Por eso es importante familiarizarse con él e irlo introduciendo en los procesos de facturación, para no toparse con problemas o sorpresas, a la hora de su implementación.

El Cabys se utiliza para la codificación de los bienes y servicios que se comercializan en el mercado nacional.

Constituye un catálogo que los agrupa en categorías jerarquizadas y asigna a cada uno de estos la tarifa de impuesto sobre el valor agregado que corresponda según la legislación vigente, la cual deberá utilizarse al momento de emitir los comprobantes electrónicos.

“Cuando emite una factura electrónica va a tener que emitir un código específico a ese producto o servicio”, explicó Alberto Porras, socio GCF Consultores, miembro de la firma internacional TGS Global.

Porras agregó que todos los contribuyentes que emitan comprobantes electrónicos, así como el que tiene que validar facturas de compra, debe conocerlo y usarlo.

“El Cabys busca establecer mayor control y trazabilidad de las transacciones que realizamos”, advirtió.

Alberto Porras, especialista de GCF Consultores, recomendó ver el catálogo en línea en la página del Banco Central o descargarlo en un Excel. (Foto para EF)
Alberto Porras, especialista de GCF Consultores, recomendó ver el catálogo en línea en la página del Banco Central o descargarlo en un Excel. (Foto para EF)

Los bienes y servicios contenidos en este catálogo se identifican con un código único de hasta 13 dígitos, lo que permite su individualización, partiéndose de 10 categorías generales hasta ampliarse a más de 20.000 productos.

Para su uso correcto Porras recomendó:

Aún cuando todavía no sea de uso obligatorio, vaya familiarizándose con el catálogo.

Puede ver el catálogo en línea en la página del Banco Central o descargarlo en un Excel, lo cual facilita la búsqueda de los códigos.

Descargue la información de su facturación total, para que identifique, haga un mapeo de sus productos y actividades y asocie con los códigos de Cabys. Eso le permitirá ver qué cosas puede asociar con facilidad, cuáles le tomarán más tiempo y si es necesario realizar una consulta específica a la actividad tributaria (la respuesta tarda al menos 45 días).

Pruebe realizar facturación para comprobar si el proceso está bien hecho.

Asesórese con un profesional en el área. Es un proceso sencillo, pero de cuidado. El código Cabys es algo interno, el código no sale impreso en la factura.

Si tiene actividades que ya no realiza, lo más recomendable es eliminarlas.