Por: Carlos Cordero Pérez.   10 abril
Las aplicaciones de realidad aumentada y virtual mantienen la concentración de los usuarios, por lo que no hay distracciones, y pueden ser más efectivas para reuniones, presentaciones, capacitaciones y otras actividades remotas. (Foto cortesía Avantica)
Las aplicaciones de realidad aumentada y virtual mantienen la concentración de los usuarios, por lo que no hay distracciones, y pueden ser más efectivas para reuniones, presentaciones, capacitaciones y otras actividades remotas. (Foto cortesía Avantica)

La realidad aumentada y la realidad virtual se están colando como otras dos tecnologías con potencial para el trabajo remoto, con varias herramientas a disposición, ahora que muchas empresas tuvieron que enviar a sus colaboradores a las casas.

En la mesa ha dos inquietudes a las que también estas dos tecnologías pueden responder: cómo garantizar la calidad del trabajo que brindan los trabajadores remotos y cómo evitar el aislamiento para mantener los beneficios de la interacción cara a cara.

Qué es

La realidad virtual (RV) es el uso de tecnología computacional para crear un ambiente completamente simulado.

Su implementación más popular ha sido en los videojuegos y en la educación.

Utiliza visualizaciones 3D y de 360 grados para capturar el espacio y la profundidad en una forma similar a como lo hacen nuestros ojos; luego transmite la escena para crear una intrigante experiencia inmersiva.

La realidad aumentada (RA) es una tecnología que expande nuestro mundo físico, añadiendo capas de información digital. Combina mundo físico y mundo virtual.

“En contraste con la RV, la RA no crea un ambiente totalmente artificial que reemplaza a la realidad, sino que aparece en vista directa dentro del ambiente existente y le añade sonido, videos, gráficos”, explica Jorge Azurduy, desarrollador móvil en iOS de Avantica.

La realidad aumentada sobrepone una dimensión nueva al mundo existente.

Algunos dispositivos, como Hololens de Microsoft, ARKit de Apple y ARcore de Google permiten a los usuarios proyectar hologramas 3D e insertarlos en el espacio a su alrededor.

La tecnología de realidad virtual ya se utiliza para entrenamiento en empresas. En la imagen servicio de El escape room VR Box, en Santa Ana, para mejorar el trabajo en equipo. (Foto Mayela López / Archivo GN)
La tecnología de realidad virtual ya se utiliza para entrenamiento en empresas. En la imagen servicio de El escape room VR Box, en Santa Ana, para mejorar el trabajo en equipo. (Foto Mayela López / Archivo GN)
En las empresas

Antes de la pandemia del coronavirus, las compañías se venían adaptándolas en el ámbito laboral, gracias a sus múltiples beneficios.

Por ejemplo, en capacitaciones y conferencias remotas, donde logran hasta un 30% de mejora en la retención del aprendizaje en comparación con reuniones tradicionales.

Al no tener distracciones, las personas entran en un modo de trabajo profundo, una habilidad que nos permite asimilar información complicada rápidamente y que produce mejores resultados en menos tiempo.

Azurduy indica que algunos estudios han demostrado que aquellas personas que se distraen con facilidad aumentan su productividad al utilizar tecnologías de RA y RV.

Otra ventaja es la portabilidad, que permite trabajar sin importar dónde se encuentre la persona y tener acceso a las estaciones de trabajo en todo momento (múltiples monitores, pizarras, etc.).

Con estas tecnologías se puede personalizar el espacio de trabajo virtual de acuerdo con las especificaciones, ya que todo –especialmente en la RV– es software virtual.

Según Azurduy ambas tecnologías pueden lograr mayor efectividad que el chat o el video para compartir pantallas o trabajar conjuntamente en una pizarra.

Aplicaciones de RV o realidad mixta con tecnologías de firmas como Microsoft y Wow Emotions también se han utilizado en el entrenamiento de personal, servicios de soporte técnico y publicidad, entre otros.

También VR Box brindaba servicios de entrenamiento a nivel corporativo, utilizando realidad virtual.

¿Por dónde comenzar?

Las compañías tienen disponibles varias plataformas, entre las que Azurduy menciona:

Mimesys es una tecnología de ‘co-presencia’ para RA. Permite telepresencia volumétrica para la colaboración y comunicación en tiempo real, y cuenta con una plataforma holográfica para reuniones en tiempo real.

Spatial es otro software de RA que transforma cualquier espacio en un lugar de trabajo aumentado y compartido. Los usuarios remotos pueden colaborar, investigar, realizar una lluvia de ideas y compartir contenido como si estuvieran en el mismo lugar.

Connct2 es un software para sumergirse en el teletrabajo utilizando RV. Permite a los usuarios colaborar con otros, incluye sonidos y voces espaciales, y ayuda al cerebro humano a filtrar información relevante en una forma natural. La comunicación no-verbal, al emplear gestos intuitivos con las manos y la cabeza, ofrecen mayores posibilidades de expresión.

MeetingVR combina la conveniencia de las reuniones en línea con la interactividad de las reuniones cara-a-cara: los usuarios se pueden reunir en lugares de trabajo virtuales, donde pueden colaborar, crear y sentir que están realmente con sus colegas. También posibilita la realización de actividades remotas (presentaciones o revisiones de productos o modelos 3D, lluvia de ideas, dibujar, mapas mentales, prototipos y actividades de trabajo en equipo).

Immersed VR es un software de colaboración con muy buenas funcionalidades: múltiples pantallas con monitores virtuales que se pueden compartir, pizarra remota para lluvia de ideas y capacidad para un máximo de siete usuarios en una misma reunión.

“Puede ser muy útil a la hora comenzar nuestra gran aventura con la tecnología de RV”, indica Azurduy.