Historias

Si el reto es acercar más a las mujeres a la tecnología, las fundadoras de las startups Japp Jobs y Siku demuestran cómo ir más allá innovando con negocios de alto potencial

Aumentan iniciativas ante el desafío de involucrar a más mujeres en profesiones STEM; pero está pendiente también generar oportunidades para que desarrollen emprendimientos tecnológicos








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.