Historias

Su amor por los animales llevó a dos hermanos a convertirse en ‘Guardianes de Perros’

Su emprendimiento fue reconocido la semana pasada con el Premio Yo Creo

Walter Sánchez y su hermano Juan Gabriel crecieron rodeados de perros y gatos, por lo que desarrollaron un amor por los animales.

Como viven en una finca, era común que las personas abandonaran a sus mascotas cerca de su casa, en Tierra Blanca de Cartago.

Muchas de ellas eran perras viejitas a las que sus dueños ya no les podían sacar crías, por lo que las dejaban a su suerte.

Los hermanos y su familia recogían a esas perras, y a otros animales, y las adoptaban.

Como tienen una empresa de suministros y medicamentos veterinarios (se denomina Proventas de Cartago), les era más fácil ofrecerles los cuidados que requerían.

El año pasado, los jóvenes analizaron que podían hacer mucho más para ayudar a los animales.

Se les ocurrió utilizar la tecnología para lograr ese propósito.

Por medio de Waze, Facebook e Instagram comenzaron a difundir información de mascotas que se perdían, con el fin de ayudar a sus dueños a ubicarlas.

Así nació su emprendimiento Guardianes de Perros. Hoy están presentes en Facebook e Instagram.

Walter contó que a través de su emprendimiento han podido encontrar a bastantes mascotas, pues otras personas de organizaciones y grupos relacionados con los animales comparten sus publicaciones.

Para facilitar encontrar a los perros y gatos, los jóvenes tienen un presupuesto mensual que destinan para hacer publicidad digital (en las redes sociales) del animal perdido.

Dicha publicidad la segmentan por zona (sitio en el que se extravió el perro, por ejemplo) para que más gente pueda ver el anuncio y así hallar de forma más rápida al animalito.

Productos para ayudar a los animales

Los muchachos aprovechan su plataforma para dar a conocer algunos productos que venden en el negocio familiar, que pueden beneficiar a los animales y a sus dueños.

La idea es evitar que se den maltratos contra las mascotas.

"La cultura tica todavía es de pegarle al perro. Esto lo lanzamos para corregir esa costumbre, que la gente no le pegue a su perro sino que lo eduque. Creamos una campaña que se llamó Edúcame, no me maltrates”, expresó Walter.

Por ejemplo, promocionan un repelente hecho de citronela para impedir que los gatos y perros se suban a ciertos sitios y que se orinen en ellos.

Al colocarse en puertas, dificulta que el animal se escape.

También publicitan otro producto que permite que los animales aprendan a orinar en un solo lugar.

Durante el Mundial de Fútbol, que se llevó a cabo entre junio y julio de este año, los emprendedores promocionaron un dispositivo para evitar atropellos de animales en las carreteras.

Le añadieron una bandera ─diseñada por ellos─ como parte de su presentación.

Su idea durante esa época y ahora en setiembre es que las personas visualicen a los animales y a la fauna en general como parte del patrimonio, el cual hay que proteger y que “ticos también son los animales”.

El aparato se coloca en el bumper del carro y emite un sonido aproximadamente 300 metros antes de donde se encuentra el animal, lo que posibilita ahuyentarlo e impedir que sea golpeado por el vehículo.

“Cuando vas en el vehículo, llevás las luces puestas y un gato o un perro están al frente tuyo, lo que hacen es que se aturden. En cambio, con el sonido que se emite desde antes, él está alertado de que un vehículo va a pasar. El animal sabe que algo se aproxima desde lejos”, detalló Walter.

Los emprendedores también quieren extender su proyecto de ayudar a buscar animales en el resto de Centroamérica y en Suramérica.

La semana pasada, Juan Gabriel fue galardonado con el Premio Yo Creo, que otorga la Universidad Latina a jóvenes emprendedores que hayan fundado o cofundado un emprendimiento social.

El joven recibió $2.500 para invertirlos en Guardianes de Perros y recibirá un programa de formación empresarial.

Joanna Nelson Ulloa

pymes@elfinancierocr.com

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.