Por: Carlos Cordero Pérez.   9 julio
Nick Hayward, CEO de The Sonar Company, junto con el equipo de trabajo ubicado en San Antonio, Texas. (Foto cortesía The Sonar Company)
Nick Hayward, CEO de The Sonar Company, junto con el equipo de trabajo ubicado en San Antonio, Texas. (Foto cortesía The Sonar Company)

Desde finales del año anterior The Sonar Company, a través de su línea de Sport Sonar, estaba impulsando su tecnología de datos sobre audio en eventos deportivos, tanto en campeonatos nacionales como en centros educativos de Estados Unidos.

Con el estallido de la pandemia todas las actividades se suspendieron y la firma dio un paso hacia el mercado televisivo creando otra línea que ya estaba en ciernes, llamada Sonar Cast, y que ya llamó la atención de inversionistas estadounidenses.

“Se suspendieron todos los eventos”, contó Allan Matarrita, cofundador y Chief Innovation Officer de Sonar. “Revisamos qué podíamos hacer y definimos enfocarnos en una solución que veníamos investigando, desarrollando y probando para televisión”.

The Sonar Company se creó a partir de la participación de los fundadores de Quantik y de TicoFut en el programa de la aceleradora Velocity TX en San Antonio, Texas.

Ambas startups surgieron en el programa de incubación de ParqueTec. Quantik también recibió capital de Invert UP.

Este es un fondo que permite a los emprendimientos de base tecnológica el acceso al mercado de capitales y con el cual se han financiado a siete startups en total.

Allan Matarrita está a cargo de la innovación, desarrollando nuevos productos con su equipo desde Costa Rica. Aquí durante el evento SeedStars by Procomer realizado el año anterior. (Foto cortesía The Sonar Company)
Allan Matarrita está a cargo de la innovación, desarrollando nuevos productos con su equipo desde Costa Rica. Aquí durante el evento SeedStars by Procomer realizado el año anterior. (Foto cortesía The Sonar Company)
Reformular

Estando en San Antonio, Allan Matarrita y Nick Hayward, CEO de The Sonar Company, descubrieron que podrían desarrollar y comercializar una solución basada en audio.

La tecnología permite que las personas que asisten a un evento deportivo reciban notificaciones para participar en juegos colectivos en vivo, promociones y otros mediante frecuencias de audio.

Con la marca de Sport Sonar estaban negociando con Spurs Sports & Entertainment, la firma que opera a los San Antonio Spurs, de la NBA, entre otros equipos deportivos.

El interés también se había captado en centros educativos, cuyos campeonatos tienen una importante audiencia en EE. UU.

El potencial del mercado les atrajo una primera ola de inversiones de capital en ese país, para impulsar la comercialización e implementación de la solución.

La suspensión de los eventos deportivos debido al COVID-19 obligó a una pausa determinante. En marzo anterior el panorama no era alentador.

La alternativa era detener todas las operaciones, mantener el contacto para cuando se reanudaran los eventos e implementar la solución cuando se autorizara la asistencia de público, estimada para el próximo año.

La ventaja es que Sonar venía ya investigando y realizando pruebas para aplicar su solución de audio en nuevos mercados, como el de la televisión. También podían utilizarla para la compra de tiquetes o entradas a eventos.

Revisaron lo avanzado, reformularon la compañía y la marca (ahora The Sonar Company, donde Sport Sonar es una de sus líneas) y se decidieron por el producto para televisión, generando la nueva línea de Sonar Cast.

“Si no hubiese sido por eso, habríamos tenido que cerrar de marzo de 2020 a enero de 2021”, afirmó Matarrita.

La ventaja fue haber mantenido los proyectos de innovación pues, cuando se cierran las posibilidades de una línea de negocios, se revisa lo que se tiene en desarrollo para apostar a lo que sea más prometedor en la coyuntura del mercado.

La única medida que se tuvo que adoptar fue cerrar la oficina en Costa Rica y pasar al equipo local a trabajar completamente en forma virtual.

“Estamos evaluando si volvemos a una oficina física”, confesó Matarrita.

El equipo de comercialización de The Sonar Company se ubica en San Antonio, Texas. (Foto cortesía The Sonar Company)
El equipo de comercialización de The Sonar Company se ubica en San Antonio, Texas. (Foto cortesía The Sonar Company)
Por la tele

La nueva solución también se basa en la capacidad del audio para contener y enviar datos. Cuando una persona está viendo un programa recibe en una notificación –puede ser en la app del comercio de su gusto– que viaja mediante la señal emitida a través de los parlantes del televisor.

La notificación puede ser una promoción para impulsar la compra de un producto, juegos individuales o para que compita con otras personas simultáneamente, trivias, encuestas, premios o puntos para canjear posteriormente.

El propósito central es que el usuario realice una acción. En algunos casos solamente debe escanaear o tomar una imagen del programa o anuncio que se emite en la televisión.

La solución utiliza sonidos de alta frecuencia para comunicar los dispositivos.

En la actualidad se ofrece el software para que la televisora lo instale y lo utilice; la otra opción es que Sonar realice la gestión del servicio y se haga cargo de la gestión del contenido. Actualmente la firma se enfoca en la primera alternativa.

Matarrita afirmó que se encuentran en negociaciones con empresas de televisión de Texas para la implementación de la solución, a través de la oficina que tiene Sonar en San Antonio, donde se encuentra el equipo encabezado por Hayward.

En el desarrollo, que se realizó en Costa Rica, participaron tres informáticos de planta y otros seis contratados por servicios, que incluyen especialistas en programación, diseño gráfico, gestión de proyectos y experiencia de usuario.

Quantik, aparte de mantener un programa de entretenimiento en el canal Multimedios, apoya el proyecto de Sonar con servicios complementarios de datos y gestión de contenido.

Matarrita explicó que la producción de contenidos streaming, en la que se especializa Quantik, se vio afectada por la disminución de la demanda por parte de las empresas, debido tanto a la incertidumbre como a la utilización de herramientas como Zoom.

Las perspectivas para la nueva solución de Sonar Cast son positivas. Un reporte de Nielsen señala que aumentó el tiempo semanal que los consumidores en EE. UU. dedican a mirar televisión, “muy por encima de los niveles anteriores a COVID-19”.

Según el reporte, las personas pasaron de dedicar 2.700 millones de horas a 3.500 millones horas semanales entre marzo y abril.

“A partir de marzo de 2020, los datos de Nielsen mostraron que el 76% de los hogares estadounidenses tenían al menos un dispositivo de televisión conectado”, se detalló en el reporte.

El mismo fenómeno ocurrió en Costa Rica, donde Kantar Ibope Media detectó un incremento del 16% en el encendido de los televisores durante el mes marzo pasado.

Matarrita indicó que la comercialización en el país de la solución de Sonar Cast, sin embargo, choca con una mayor incertidumbre de las empresas para invertir y ante la falta de una estrategia pública de reactivación.

En la actualidad Matarrita y Hayward evalúan la conveniencia de una oferta para recibir más inversión en EE. UU., que les permitiría impulsar la operación en televisión. Se toman su tiempo, valorando los pros y los contras de la propuesta.

En clave
¿Volverá su negocio a ser igual?
La normalidad vendrá cuando se tenga la vacuna. La solución de audio permite desarrollar otras aplicaciones para mantener servicios donde no se requiere el contacto (contactless), como para comercialización de entradas o tiquetes a cines.
¿Cuáles son las principales lecciones que deja la crisis?
–No hay que dar nada por sentado. Como habíamos pasado momentos difíciles, cuando llegó esta crisis mantuvimos la calma y la tranquilidad para tomar decisiones.
–Hay que gestionar los riesgos y prever escenarios siempre.
–Se debe mantener un proceso continuo de revaluación de los productos y de innovación que permita reaccionar.
–Se debe tener empatía con las empresas y personas que tienen mayores dificultades en la crisis.
Fuente: The Sonar Company