Por: Carlos Cordero.  11 enero
El pago electrónico en los buses sustituiría el actual mecanismo, que genera atrasos en el abordaje e impide el control interno en las empresas e información extacta sobre la demanda de las líneas de transporte público. (Foto Eddy Rojas)
El pago electrónico en los buses sustituiría el actual mecanismo, que genera atrasos en el abordaje e impide el control interno en las empresas e información extacta sobre la demanda de las líneas de transporte público. (Foto Eddy Rojas)

El gobierno, el Banco Central de Costa Rica (BCCR) y los representantes de las cámaras empresariales del transporte firmaron este 11 de enero un convenio para desarrollar e implementar un único sistema de pago electrónico en los servicios de transporte público.

En la iniciativa participan el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer).

El convenio establece que el sistema se enfocará en la experiencia del usuario, para facilitar y agilizar las transacciones, hacerlas más seguras, así como que se dispondrá de un único sistema de pago para todo el transporte público, y no por empresa o iniciativas individuales.

También determina que el sistema de pago electrónico se utilizaría en varios medios de transporte (buses, tren y otros medios) y operará con el uso de instrumentos bancarios como tarjetas y teléfonos móviles, para aprovechar la infraestructura del sistema de pagos que ya dispone el país.

Las entidades participantes dispusieron a la vez que la información estará concentrada en el Sistema Central de Recaudo, disponible para todos los interesados (usuarios, operadores y reguladores del transporte público), y que se formará un comité permanente responsable de la implementación de este proyecto, con participación del sector empresarial y de las autoridades involucradas.

El ministro de Transportes, Germán Valverde, resaltó que este convenio constituye un paso importante para dinamizar el proceso de modernización del transporte público y que abre paso a la sectorización y a la integración de los distintos medios de transporte.

El regulador general, Roberto Jiménez, destacó que el sistema de pago electrónico permitirá disponer de información fundamental para el ejercicio de una regulación moderna en el transporte de pasajeros.

Olivier Castro, presidente del BCCR, indicó que el acercamiento entre la industria bancaria y del transporte público permitirá aprovechar las facilidades y seguridad que ofrece la plataforma del Sistema Nacional de Pagos Electrónicos (Sinpe) para realizar transacciones de pago, para beneficio de los usuarios y empresarios.

Los presidentes de las cámaras valoraron positivamente la construcción y puesta en marcha del proyecto de pago electrónico pues reduce los tiempos de abordaje de pasajeros, facilita la labor de los conductores y contribuye con los controles institucionales e internos.

En el país se han venido impulsando y probando varias iniciativas para el pago electrónico en el transporte público, pero sin que lograran ampliarse y sin el aval de las autoridades.