Por: Carlos Cordero.   20 diciembre, 2018
La plataforma Nidux permite crear tiendas en línea a las empresas. En un año pasó de 175 a 500 clientes. (Foto Mayela López / Archivo).
La plataforma Nidux permite crear tiendas en línea a las empresas. En un año pasó de 175 a 500 clientes. (Foto Mayela López / Archivo).

En el 2018 en Costa Rica los consumidores avanzaron a la compra en línea en tiendas locales, también aumentaron las plataformas de transacciones digitales. El comercio electrónico dio señales de crecimiento en su conjunto.

Las empresas dicen que este canal promete mucho más y tiene un gran potencial pues aún abarca una fracción limitada del mercado de venta al detalle.

No se puede hablar de consolidación del comercio electrónico, sin embargo, de acuerdo con los representantes de varias empresas protagonistas. Ellos ven cómo a una gran cantidad de usuarios les falta confianza para hacer compras y pagos en la web, así como para compartir sus datos.

Hay desafíos también en logística e innovación, pero eso no es una excusa para que las empresas no vean hacia el futuro cercano y mantengan sus sitios web como simples vitrinas en los que el comprador solo puede hacer consultas.

“Entendemos que el camino por recorrer es largo, pero estamos en la ruta correcta”, dijo Jovel Quesada M., gerente e-commerce de Tiendas Ekono. “Parte del proceso consiste en implementar y aprender para mejorar. Si esperamos a tener todas las variables controladas es probable que sea tarde. En este negocio el time to market es crítico”.

Los movimientos no han dejado de producirse.

En agosto Ekono lanzó una aplicación móvil con información de las tiendas, las ofertas en las diferentes categorías, descuentos, promociones, cupones y beneficios.

EPA relanzó su sitio web en octubre para facilitar la consulta y compra en línea de más de 7.000 productos, con entrega en el Área Metropolitana y a través de Correos de Costa Rica en el resto del país.

Durante el año también surgieron plataformas para ayudar a las microempresas y pequeñas empresas a incursionar en el comercio electrónico: Las Pérez, Nidux y Portaliacr.com, de la firma Indetty.

Nidux muestra el crecimiento de la oferta en línea. Se trata de una plataforma para que los negocios levanten su propia tienda virtual. Del 2017 al 2018, pasó de 175 a 500 empresas clientes y en agosto del presente año se superaron las ventas del anterior (¢1.500 millones en total).

La firma de estudios de mercado Nielsen reportó que las ventas globales en línea en 2017 totalizaron $2.300 millones y son el 10% de las ventas minoristas. Esa proporción sería del 17,5% para 2021.

El informe advierte que, pese a que el 85% de la población mundial se conecta a Internet –unos 3.400 millones de usuarios–, los consumidores no han adoptado totalmente el comercio electrónico en algunas categorías.

Moda, viajes y libros y música son las tres categorías principales en las que los consumidores compran en línea.

En América Latina se destacan los viajes y el cuidado personal.

EPA lanzó una tienda en línea que puede utilizarse desde distintos dispositivos. (Foto Melissa Fernández / Archivo).
EPA lanzó una tienda en línea que puede utilizarse desde distintos dispositivos. (Foto Melissa Fernández / Archivo).
Cifras y experiencias

Las marcas insisten en que el comercio en línea es incipiente en el país y en crecimiento, con tasas superiores a la región latinoamericana, en buena parte por efecto la mayor penetración de los servicios de telecomunicaciones y de la banda ancha.

Otro factor del aumento del comercio electrónico es la ampliación de la oferta de compañías de venta en línea, sitios que ofrecen productos de distintas empresas (como un marketplace), plataformas para crear tiendas en línea y los esfuerzos para diferenciarse.

Las facilidades de financiamiento tanto de las mismas cadenas como de diversas fintech (servicios de crédito basados en sistemas tecnológicos) también generan las condiciones para que los clientes aprovechen las oportunidades de comercio electrónico.

Ekono estima que el comercio electrónico local representa “probablemente” el 5% de todo el mercado retail o minorista, lo cual obliga a aumentar las ventas en línea para lograr las metas proyectadas.

61% de los compradores en línea a nivel global adquieren productos de moda.

En eso están.

En Ekono el enfoque es integrar la comercialización a través de los diferentes canales, incluido el sitio web y las diferentes aplicaciones, como las implementadas en la nueva tienda en el centro comercial Oxígeno, en Heredia.

El sitio web ofrece 15.000 productos, que incluyen los comercializados en las tiendas físicas y de sus proveedores y pequeñas empresas bajo el modelo de marketplace.

La firma cuenta con más de 15.000 usuarios nuevos registrados, que se suman a una clientela que estiman en 800.000 personas.

En las próximas semanas lanzará un casillero para que los clientes compren en tiendas como Amazon, lo traigan a través de Ekono y elijan en cuál de las 40 tiendas de la cadena lo recogerán.

Ekono implementó varios canales para que los clientes puedan obtener información y realicen compras en línea, incluido su sitio web y kiosco virtual para instalar en sus tiendas. (Foto: Alejandro Gamboa / Archivo).
Ekono implementó varios canales para que los clientes puedan obtener información y realicen compras en línea, incluido su sitio web y kiosco virtual para instalar en sus tiendas. (Foto: Alejandro Gamboa / Archivo).

EPA, por su parte, afirma que en tres meses han venido creciendo “considerablemente”.

“Nuestro comercio electrónico se encuentra en una etapa inicial en la cual se consolida poco a poco”, dijo Mauricio Plano, gerente de mercadeo digital de EPA. “El principal reto es tener la confianza de nuestros clientes, que sientan que comprar en línea es la misma experiencia que venir a una de nuestras cinco tiendas”.

Grupo Monge tiene más años en impulsar su tienda en línea y reporta crecimientos anuales de doble dígito “con varios cientos de miles de clientes” en las distintas plataformas digitales.

Marcela Ledezma, gerents regional de e-commerce de Grupo Monge, advirtió que no se puede hablar de consolidación del comercio electrónico, pero sí de un mercado en crecimiento con alto potencial.

Agregó que en Costa Rica hay conciencia del tipo de usuario local, lo que explica el crecimiento de la oferta en línea. “Para la mayoría de las empresas y entidades, los principales retos son su capacidad de innovación y aprendizaje”, señaló Ledezma.

Una experiencia que se observa con atención es la de Correos de Costa Rica. La empresa pública se basa en una infraestructura de 112 sucursales para ofrecer la logística en las compras en marketplaces asiáticos (Wish y Aliexpress) y estadounidenses (Ebay y Amazon), así como pymes que venden en línea.

Estos servicios registran crecimientos fuertes, con más de un millón de clientes y 2.500 pymes registradas.

“En conjunto, a través de estos tres servicios de comercio electrónico se entrega normalmente un promedio diario de 30.000 paquetes en todo el territorio nacional”, afirmó Jorge Solano, gerente comercial de Correos.

Incluso para el anterior black friday la empresa pública alcanzó la apertura de 1.000 casilleros nuevos y más de 50.000 consultas en el catálogo del servicio Pymexpress.

Variedad
Opciones de logísticas del servicio de Correos de Costa Rica:
E-Commerce Asiático: Plataforma logística para compras realizada en marketplaces como Wish y Aliexpress. Tiempo de entrega de hasta un mes.
Box Correos: Servicio de casilleros para compras en Ebay y Amazon. La promesa de entrega es de tres días posterior al arribo de la mercadería a las bodegas en Miami.
Pymexpress: Servicio de apoyo logístico a las pymes para la distribución a nivel nacional de paquetería vendida por medios electrónicos.
Fuente: Correos de Costa Rica.

Los datos que cada empresa maneja confirman que el mercado mantiene un ritmo de crecimiento prometedor.

“El 2019 será un año de gran expansión y penetración del comercio electrónico”, vaticinó Jefrey Chaves, presidente de Nidux eCommerce Plataform.