Por: Krisia Chacón Jiménez.   26 agosto
1. Elija un plan de telefonía móvil sin incurrir en grandes deudas

Adquirir un plan de telefonía móvil puede ser costoso si no se toman las precauciones necesarias.

Es recomendable que las personas que adquieren un plan postpago estén de acuerdo con su consumo habitual para evitar compras adicionales.

Los cobros sobre consumo, como por ejemplo el uso de más minutos, el roaming o la compra de paquetes complementarios de datos o Internet, son gastos que pueden ser anticipados.

En el caso de clientes prepago, se recomienda adquirir minutos, mensajes e Internet por paquetes. Con esta opción las familias pueden acceder a los servicios pagando hasta 70% menos por unidad, señaló Carolina Sánchez, vocera de Claro.

En el mercado existen planes que no requieren prima, pero los montos mensuales crecen. Procure adquirir un plan que no representé gran porción de su presupuesto mensual. Foto: Albert Marín.
En el mercado existen planes que no requieren prima, pero los montos mensuales crecen. Procure adquirir un plan que no representé gran porción de su presupuesto mensual. Foto: Albert Marín.

Es normal que las personas elijan el servicio o producto con el precio más bajo, sin embargo, es importante analizar la oferta en su totalidad. Al adquirir un servicio de telecomunicaciones evalúe qué incluye la oferta; por ejemplo: cuántas pantallas, velocidad de Internet y beneficios adicionales del servicio. De esa manera maximizará el alcance de su dinero.

“Compare precios y características de los servicios de telecomunicaciones entre empresas con el fin de contratar el que más se ajuste a sus necesidades y evitar pagar por servicios que no satisfacen su necesidad. Sutel tiene a disposición la herramienta Mi comparador, disponible en www.sutel.go.cr.

2. Vigile su consumo de Internet

Carecer de claridad con el uso que se le da al Internet puede generar gastos innecesarios.

Los operadores ofrecen servicios empaquetados que naturalmente tienen un costo unitario menor a que si se adquieren por separado, por esta razón haga un análisis del consumo que usted hace de los servicios de telecomunicaciones y estudie si es posible unificarlos.

Otra recomendación es efectuar un monitoreo del consumo de Internet en tiempo real.

Existen aplicaciones que le permiten al usuario efectuar un pleno control de su consumo en tiempo real, lo cual facilita ajustar sus requerimientos casi de forma inmediata. Consulte con su operador acerca de las opciones que le ofrece para que tenga un control de su consumo en tiempo real.

Contrate un servicio basado en su consumo real. Evite pagar excesos porque agotó su plan. Foto: Shutterstock.
Contrate un servicio basado en su consumo real. Evite pagar excesos porque agotó su plan. Foto: Shutterstock.

Con el fin de llevar un sano control de sus gastos, es importante que haga previsiones en casos que necesite hacer un consumo especial del servicio.

“En un periodo en particular, podría ser que un usuario requiera más consumo a razón de un viaje (roaming), de algún evento de su interés (un torneo deportivo que vaya a ser transmitido) u otro. Es mejor anticipar ese consumo extraordinario y adquirir un paquete que lo cubra, en lugar de ir consumiendo por excedente de su plan”, recomendó José Pablo Rivera, gerente de regulación y relaciones institucionales de Telefónica.

3. Contrate paquetes de entretenimiento que se ajusten al presupuesto de su hogar

Para determinar cuáles serán los servicios que se van a contratar en los hogares, es necesario tener claras las necesidades de consumo personal o familiar, para realmente pagar por los servicios que se ajusten a la demanda y al presupuesto.

Valore comprar productos de telecomunicaciones empaquetados a un mismo operador, debido a que en estas ofertas se pueden encontrar mejores precios. Por ejemplo: televisión por suscripción, Internet, telefonía fija o móvil. Estos servicios también son conocidos por el nombre de triple play.

Otro aspecto a considerar es conocer los ciclos de facturación de los servicios de telecomunicaciones, con el fin de evitar caer en retrasos o mora que puedan generar cobros extra o innecesarios.

Aproveche las bondades de la tecnología para el ahorro de energía dentro de su casa y administrar el consumo que se da por parte de cada miembro de la familia.

“A través de la tecnología podemos gestionar diferentes dispositivos en la casa u oficina para hacer más eficiente del uso de los recursos energéticos”, señaló José Gutiérrez, gerente de regulación, comunicación y relaciones públicas de Cabletica.

Vea la tecnología como un aliado dentro de su hogar, más allá del entretenimiento. Recuerde que el uso de la banda ancha y de herramientas tecnológicas en un ambiente productivo generan nuevas oportunidades de negocio y el desarrollo del talento humano, lo cual se traduce en nuevos emprendimientos y posibles fuentes de ingreso.

4. Elimine los servicios de streaming que no esté utilizando

Una cuenta en Netflix podría ser insignificante en su presupuesto, pero si también tiene en HBO Go, Hulu, Amazon Prime, servicios adicionales que contrató con su operador… El monto crecerá significativamente.

Es cierto que actualmente hay gran oferta de suscripciones, pero lo recomendable es que contrate exclusivamente los servicios que utiliza con frecuencia y los que son relevantes para usted.

Además a finales de este año, llegarán más servicios de streaming como por ejemplo Disney+ y Apple TV +. La oferta seguirá creciendo, por esto debe cuidar caer en tentaciones que lleguen a golpearle su bolsillo.

“Si todos los miembros de la familia tienen suscripción de servicios móviles; es necesario investigar las mejores alternativas para que las comunicaciones entre los miembros se den con el menor costo posible o incluso, buscar alternativas de ahorro compartido”, José Pablo Rivera, gerente de regulación y relaciones institucionales de Telefónica.

Revise los planes de streaming que le ofrece su operador y cablera, analice la oferta de contenido que le ofrecen, y si es de su interés puede agregarlo al paquete de telefonía, Internet o televisión con el que cuenta. De este modo obtendrá este servicio dentro de un plan ya contratado.

Si es de su interés la oferta de los grandes jugadores de streaming, valore únicamente el que utiliza con frecuencia.

Aproveche los tiempos de prueba gratis que ofrecen para que valore si realmente usted debe pagar la suscripción o puede prescindir de ella.

Otra opción es alquilar vía streaming la película que le interesa ver y no pagar una suscripción mensual completa, como por ejemplo en Google Películas, o dentro de los servicios que ofrecen los operadores del país.

El buen uso del streaming “le permite a las familias ahorrarse los costos de salir de su hogar para ver las películas más recientes del mercado”, afirmó Carolina Sánchez, vocera de Claro Costa Rica.