Por: Carlos Cordero Pérez.   12 julio
La factura electrónica empezó a implementarse en enero del 2018. (Fotos Mayela López / Archivo GN)
La factura electrónica empezó a implementarse en enero del 2018. (Fotos Mayela López / Archivo GN)

El Ministerio de Hacienda pidió a la la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) reforzar la capacidad del sistema de validación de facturas electrónicas a su cargo.

Ante la inminencia de la entrada en vigor del impuesto al valor agregado (IVA) se realizó un diagnóstico con el apoyo de dos firmas tecnológicas globales. El proceso llevó a una conclusión fundamental: “Se determinó que se debía reforzar la capacidad de procesamiento y la distribución de las colas de validación”, dijo Alicia Avendaño, directora de Tecnologías de Información y Comunicación del Ministerio de Hacienda.

La ESPH –contratada por $8,4 millones– ya habría ejecutado los ajustes solicitados.

El mayor problema que se presenta, en todo caso, es que se carece de un dato que indique cuánto se factura en el país, dado que una gran cantidad de servicios se brindaba a nivel privado sin facturar.

Además, algunas entidades, como el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), deberán empezar a facturar sus servicios en los próximos meses, incluyendo las recargas de prepago.

Se espera tener una idea más clara conforme los contribuyentes se incorporen al uso de la factura electrónica y se realicen cruces de datos a partir de sus declaraciones mensuales y de la aplicación del IVA.

Hacienda valora si será necesario realizar una auditoría del funcionamiento de la plataforma. Por ahora está identificando cuáles son los principales errores de validación y quiénes presentan más transacciones con múltiples errores.

Se estima que hay más de 700 empresas que han desarrollado algún sistema interno para sus clientes o para comercializarlo.

Los informáticos y proveedores de servicios califican como positiva la apertura de la Dirección de Tecnologías de Información y Comunicación de Hacienda para atenderlos. Por su parte, la Dirección General de Tributación verá las consultas de los contribuyentes.

Medidas
Acciones que se adoptarán:
Otro diagnóstico: En agosto se realizará un segundo diagnóstico para medir avance de ajustes realizados.
Control diario: El centro de monitoreo del Ministerio de Hacienda y la ESPH realizan control del sistema durante 24 horas.
Monitor para contribuyentes: El 17 de julio se lanzará un monitor para que contribuyentes analicen la situación de la plataforma (cantidad de transacciones y comprobantes recibidos, tiempos de respuestas, estado de la plataforma y fechas y horas de mantenimiento).
Talleres con desarrolladores: La idea es verificar errores del sistema de validación y de los sistemas de facturación.
Fuente: Ministerio de Hacienda
“Se determinó que se debía reforzar la capacidad de procesamiento y la distribución de las colas de validación”, dijo Alicia Avendaño, directora de Tecnología del Ministerio de Hacienda. (Foto Marcela Bertozzi / Agencia Ojo por Ojo / Archivo GN)
“Se determinó que se debía reforzar la capacidad de procesamiento y la distribución de las colas de validación”, dijo Alicia Avendaño, directora de Tecnología del Ministerio de Hacienda. (Foto Marcela Bertozzi / Agencia Ojo por Ojo / Archivo GN)
Mejoras

Desde este mes de julio los sistemas de facturación electrónica debían operar con la versión 4.3, que incluye los ajustes para el cobro del IVA, entre otros cambios.

El primer día el sistema de validación presentó problemas. Hacienda reconoció que se estaba procesando solo una parte de los comprobantes electrónicos que se recibían.

El Ministerio y la ESPH insisten en que, desde entonces, la plataforma trabaja normalmente.

“Todos los días se analiza y se hace diagnóstico de crecimiento, ya que la plataforma, desde su inicio, viene creciendo”, indicó Christopher Camacho, vocero del proyecto IBUX de la ESPH.

Entre las medidas acordadas por ambas entidades está la implementación de mejoras en la recepción de comprobantes electrónicos, la identificación del mal uso de la plataforma y la atención de incidentes reportados mediante un comité o mesa común.

Camacho explicó que el crecimiento de la demanda de comprobantes electrónicos exige muchos recursos de infraestructura, licenciamiento, monitoreo y recurso humano, así como reuniones entre ambas partes para ver mejoras.

Insistió en que el comportamiento de la plataforma se ve afectado por las cargas de información que recibe, en particular por los bloques con datos inválidos y por el incumplimiento de los estándares y condiciones exigidas por Hacienda.

Por mes se procesan más de 2.325 millones de transacciones, para un promedio diario de 78 millones. Ahí se incluyen 3,6 millones de comprobantes electrónicos válidos por día, consultas de los usuarios para ver el estado del documento y reenvíos.

En enero del 2018 Hacienda también había puesto a disposición un sistema de facturación sin costo, el cual fue desarrollado internamente.

Dificultades

El 1.° de julio el tiempo se presentaron dos tipos de problemas con el sistema de validación de Hacienda, de acuerdo a CRLibre.org. Este grupo está integrado por más de 800 informáticos que reportan incidentes del sistema de validación, se ayudan para resolver dificultades de programación y tienen una plataforma donde monitorean el tiempo de respuesta y errores del sistema de validación.

“Llevamos año y medio resolviendo errores de detalles”, sostuvo Moritz Von Schweinitz, ingeniero de sistemas y miembro de CRLibre.org.

Los informáticos detectaron que, el primer día de este mes, el tiempo de respuesta del sistema de validación aumentó 50 veces por encima de lo normal.

El segundo problema fueron los más de 500 errores en la recepción de los comprobantes electrónicos. La situación fue crítica de 9:30 a. m. a la 1:30 p. m., cuando no se sabía si las facturas electrónicas generadas habían sido recibidas por el Ministerio.

Las barras señalan los momentos en que se presentaron errores de comunicación el pasado 1.° de julio; las curvas muestran el tiempo de respuesta del sistema de validación, según el grupo de informáticos CRLibre.org. (Foto cortesía CRLibre.org)
Las barras señalan los momentos en que se presentaron errores de comunicación el pasado 1.° de julio; las curvas muestran el tiempo de respuesta del sistema de validación, según el grupo de informáticos CRLibre.org. (Foto cortesía CRLibre.org)

En ese momento se efectuaron algunos de los ajustes al sistema de validación. Los incidentes que se han presentado desde ese momento han sido de menor magnitud.

Las situaciones son nuevas: en noviembre y diciembre del 2018 se documentaron siete incidentes graves.

“Hay desarrolladores que, efectivamente, cometen errores”, recalcó Didier Hernández, ingeniero de software y también miembro de CRLibre.org. “Pero el problema principal es la situación del sistema de validación”.

La mira ahora está puesta en determinar con claridad cuáles problemas son propios del sistema de validación y cuáles de los desarrolladores, incluyendo firmas que son grandes contribuyentes y cuentan con sus propios sistemas informáticos de facturación.

Uno de los problemas más comunes en cuanto a desarrolladores se trata es la deficiente programación de la funcionalidad o API que comunica los sistemas de facturación con el de Hacienda.

El Ministerio procedió a bloquear a 16 casos en junio pasado, que se volvieron a habilitar conforme cada uno iba resolviendo su situación.

Al sistema de validación de Hacienda se le achacan varios inconvenientes: respuestas contradictorias (en una rechaza la factura y en otra la acepta), fallas con la firma electrónica de las facturas, la indicación de que es inválida o la tardanza en la respuesta de validación.

“Las principales complicaciones se presentan en la obtención de los mensajes de respuesta por parte de la plataforma, ya que las descripciones en algunos casos no suelen ser tan intuitivas”, dijo Luis Paniagua, director de Proyectos de la Asociación GS Uno Costa Rica.

GS Uno es integrante del Comité Nacional de Factura Electrónica, el cual agrupa a una varios proveedores de sistemas de facturación, los cuales procesan 30 millones de comprobantes por mes.

Todos los problemas planteados causan, a la vez, inconvenientes y molestias entre usuarios, proveedores de servicios de facturación y Hacienda. En no pocos casos provocan que el contribuyente envíe varias veces los comprobantes y termine creando más tráfico.