Por: Carlos Cordero Pérez.   19 diciembre, 2019
Ileana Rojas ocupa la gerencia general de Intel Costa Rica y la gerencia de ingeniería de productos de manufactura. (Foto José Cordero)
Ileana Rojas ocupa la gerencia general de Intel Costa Rica y la gerencia de ingeniería de productos de manufactura. (Foto José Cordero)

La firma Intel está en transformación y es protagonista del cambio digital al que la industria tecnológica apuesta desde hace algunos años.

La ingeniera costarricense Ileana Rojas, nueva gerente general de Intel Costa Rica, está convencida de las oportunidades existentes para atraer negocios a la operación local.

“Espero que en los próximos años contemos una historia de un impacto multiplicador en la estrategia de Intel”, dijo Rojas.

La ejecutiva reveló que se ha incorporado operaciones de alto nivel por las que se compitió dentro de la corporación con otras unidades ubicadas en otros países, que ocupan personal con experiencia y complementa los servicios que ya se ofrecen.

Para ella el impacto es más cualitativo (en innovación, en la estrategia corporativa, en la automatización de las operaciones internas).

Los ajustes de planilla se deben a los cambios de la operación, aunque la firma aprovecha la mayoría del talento de las unidades cerradas y ayuda a colocarse en otras compañías a quienes no puede reubicar internamente.

La nueva gerente ocupó cargos ejecutivos en distintas áreas: finanzas, servicios compartidos, operaciones, ciberseguridad y grupos de computación en Intel.

Junto al cargo de gerente general, Rojas ocupa el puesto de gerente de ingeniería de productos de manufactura.

Cuando una empresa nombra a sus gerentes busca determinados objetivos o iniciar una nueva etapa. ¿Cuál es el el mensaje de Intel con su nombramiento?

Es una demostración de confianza en el talento costarricense. Intel escoge siempre el mejor talento, independientemente del género, la raza, las preferencias y la condición. El que me hayan elegido es una demostración de diversidad e inclusión.

¿Cuál es el rol de Intel Costa Rica para la corporación?

Tenemos un centro de investigación y desarrollo, plataformas para clientes, desarrollo de software, diseños de gráficos y computación en el borde (dispositivos que operan mediante servicios en la nube e implica alta capacidad de procesamiento y almacenamiento).

De los 2.000 empleados, la mitad está en el centro de investigación y desarrollo.

La otra mitad está en el centro de servicios corporativos, que es uno de los más grandes del mundo de Intel y que tiene operaciones muy importantes de valor agregado en finanzas, recursos humanos, suministro y compras, y de tecnología de información.

¿Cómo participa la operación de Costa Rica en la transformación digital de Intel?

Intel Costa Rica es líder. Desde aquí se exporta mucha de la transformación del negocio. Se trabaja mucho en automatización, robótica, análisis y ciencia de los datos para mejorar procesos.

En el centro de investigación el impacto es directo en el cambio digital en la sociedad, porque realizamos diseño y validación de productos que serán líderes en los próximos dos o más años.

Estamos trabajando en las próximas generaciones de productos. Así que estamos en la vanguardia de la transformación.

¿Cómo compaginar ese papel con los ajustes de planillas realizadas en la operación en Costa Rica?

En 1997 iniciamos con una planta de ensamblaje y prueba que llegó a 2.700 empleados en 2014, cuando se cerró la planta.

Empezamos un cambio a operaciones de mayor valor agregado. Aumentamos la planilla del 2014 a hoy, a los 2.000 empleados, y aumentamos el impacto, pues las personas empleadas en Intel Costa Rica trabajan en operaciones de alto valor, más especializadas.

Lo más importante es cuánto impactamos la estrategia de Intel, cuál es el valor agregado, y es muchísimo más grande.

Pero sí se han dado ajustes en la planilla.

Es parte del cambio. Intel está constantemente evaluando las operaciones, las necesidades de los clientes, y el cambio es una constante. En las empresas de tecnología el cambio ha sido y seguirá siendo una constante.

En Intel Costa Rica estamos orgullosos, y nos lo han reconocido a nivel mundial, de la capacidad del costarricense para adaptarse al cambio.

"Soy positiva. Lo que veo es un protagonismo de Intel en Costa Rica por segunda vez", dijo Ileana Rojas. (Foto José Cordero)

Para los agoreros eso es un preludio de que Intel saldrá del país.

Soy positiva. Lo que veo es un protagonismo de Intel en Costa Rica por segunda vez. La primera vez tuvimos la manufactura avanzada, con ensamblaje y prueba.

En 2014 empezamos a transformarnos en el centro de investigación y desarrollo más grande del país y protagonista en exportación de servicios de este tipo en Costa Rica.

En la lista de Cinde de las empresas que aumentaron planillas, Intel no aparece. ¿Se sigue con las reducciones?

No. La transformación tecnológica debemos medirla por su impacto, no por la cantidad de personal.

La complejidad de lo que hacemos hoy es mucho más grande de lo que hicimos en el 2018 y es el comienzo de la complejidad que viene en los próximos dos a cinco años.

El impacto es multiplicador si lo medimos por la complejidad, la especialización, experiencia, y los equipos multidisciplinarios que se necesitan para la resolución de problemas complejos.

A una empresa como Intel se le evalúa por los productos líderes, la mejora de la experiencia del usuario y la diversidad del portafolio de productos.

Si hay cambios y se mantiene la cantidad de puestos es por la capacidad para reubicar, reentrenar y aprovechar el personal.

¿A nivel global Intel tiene una meta o política de reducir la planilla en un porcentaje?

No soy vocera de Intel Corporation.

Tenía entendido que hay una política de reducción del 5% de la planilla.

No tengo conocimiento y, como le digo, no soy vocera de Intel Corporation.

¿Qué se espera para el 2020?

Con la información que tengo en mis 60 días en el puesto, puedo decir que no tengo información negativa para el próximo año…

¿O positiva?

Las oportunidades que tenemos para el próximo año de aportar a Intel, más allá de lo que aportamos hoy, son extraordinarias.

En innovación disruptiva, en n liderazgo en la transformación de los servicios, en liderazgo en los productos que trabajamos, donde tenemos experiencia y podríamos aportar más.

Mi enfoque no es en cantidad de gente; es en valor agregado. A eso es a lo que nos estamos proyectando. Ese es el reto.

Traer más negocios.

La mayoría de los negocios nuevos –que no se tenían antes– que se han traído y algunas de las expansiones que hemos tenido son porque hemos competido dentro del mismo Intel.

Para que nos den este tipo de operaciones es un voto de confianza en que ya hay esa experiencia generada.

Tendremos un Intel fortalecido con servicios, ingeniería e innovación de valor agregado.

Es un momento de reto para la empresa y lleno de oportunidades para Intel Costa Rica, no necesariamente en cantidad sino en profundidad del impacto.

Nuevos negocios
Ampliaciones y nuevas operaciones de Intel Costa Rica en el centro de investigación y desarrollo y en centro de servicios corporativos:
Servicios: transformación de procesos, robotización, análisis de datos para aportar valor a la toma de decisiones.
Centro de investigación: validación y prueba de los servidores, operación para encontrar problemas en componentes, antes de enviar a manufactura de volumen.
Cliente: se incorporaron tres operaciones, incluyendo pruebas o validación de radiofrecuencia, componentes pasivos y perfomance lab (aumentar rendimiento del procesador).
Validación externa: Creación y ampliación de operación para generar protocolo y herramientas de validación de productos de clientes externos (marcas de equipos y dispositivos que usan componentes de Intel)
Fuente: entrevista a Ileana Rojas