Tecnología

Sutel convoca a audiencia sobre posible subasta de espectro para 5G y explorar interés de nuevos operadores en el mercado local

Objetivo de la consulta es determinar interés para redes públicas y privadas utilizando esta tecnología

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) anunció este 25 de noviembre la audiencia pública para una posible subasta de espectro radioeléctrico para el desarrollo de servicios móviles con los estándares de International Mobile Telecommunications (IMT).

El paso es esperado para avanzar en la implementación de redes y servicios de quinta generación (5G) y permitirá a las autoridades confirmar el interés de los operadores en concursar por frecuencias que permitan brindar servicios con esta tecnología.

Para la industria, sin embargo, hace falta más de parte de las autoridades de Sutel y del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt).

“Es importante tener señales del regulador y del Micitt”, dijo José Pablo Rivera, gerente de Regulación, Comunicación y Relaciones Institucionales de Telefónica – Movistar Costa Rica. “Recabar el interés por las bandas disponibles es un primer paso, pero seguimos esperando que se ponga sobre la mesa la discusión de otras bandas concentradas como 2.6 GHz y 3.5 GHz”.

Anteriormente la firma Claro también había manifestado la necesidad de contar con espectro para avanzar en el despliegue de servicios 5G.

“Nos parece muy bien la convocatoria a audiencia pública por parte de la SUTEL. Sin duda, esta acción nos encamina a tener próximamente un concurso de espectro, el cual es de nuestro interés”, dijo Andrés Oviedo, gerente de regulación e interconexión de Claro Costa Rica. “Invertimos millones de dólares anuales en desarrollo de cobertura y en la mejora de la operación mediante la optimización de los recursos y preparando las bases que nos permita un rápido desarrollo de la red 5G”.

En el sector se ha cuestionado la intención del Micitt de desarrollar una red mayorista que estaría en manos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y a la que los demás operadores tendrían que sujetarse.

Para la industria se debe tener un desarrollo equilibrado en el mediano plazo, lo que implica disponer de la banda 3.5 Ghz, actualmente acaparada y sin uso por Radiográfica Costarricense (Racsa), perteneciente al Grupo ICE.

La situación ocurre pese a que la Contraloría General de la República instruyó al Micitt a realizar la recuperación del espectro que no se esté utilizando, en concordancia con lo establecido por la Ley General de Telecomunicaciones (Nº 8642).

La industria también plantea la necesidad de realizar las concesiones de espectro para 5G conforme lo establece esa misma Ley, mediante concurso público.

¿Qué dice la convocatoria?

La convocatoria a la audiencia realizada por Sutel, publicada antes del mediodía, da un plazo de 10 días para que las partes interesadas se refieran a la consulta emitida.

El documento de convocatoria indica que el objetivo es conocer el interés de las demanda de espectro para servicios IMT utilizando frecuencias en las bandas 700 MHz, 2.300 MHz, 3.300 a 3.400 MHz, 26 GHz y 28 GHz.

Se agrega que el Micitt solicitó a Sutel analizar si en el país existe la necesidad de incorporar nuevos proveedores de servicios de telecomunicaciones, adicionales a los ya existentes, para el desarrollo de sistemas IMT en las bandas de frecuencias descritas.

En caso encontrarse interesado en constituirse en un nuevo operador de servicios IMT, se le solicita a las compañías señalar para cuáles bandas de frecuencias tendría interés de participar en un eventual proceso concursal.

Se les solicita además, para las bandas de frecuencias de interés, señalar el ancho de banda mínimo que esperaría obtener en el proceso.

Los operadores interesados también deberán responder cuáles bandas de frecuencias que están otorgadas a operadores actuales interesan (y el ancho de banda mínimo).

Otra parte de la consulta se centra en si hay interés en solicitar espectro para aplicaciones IMT de índole privada. En este caso se trata de servicios o aplicaciones que podrían desarrollar empresas utilizando la tecnología 5G.

Según la justificación, el Micitt requirió a Sutel valorar disponer alguno o varios segmentos de las bandas de frecuencias para el desarrollo de redes móviles privadas.

“Primer paso”

La Superintendencia sostiene que esta consulta pública es un primer paso a solicitud del Micitt, para identificar posibles operadores de telecomunicaciones que estén interesados en obtener espectro radioeléctrico.

“Luego se implementarán nuevas acciones para una eventual licitación de Espectro Radioeléctrico, con el fin de ser utilizado en servicios móviles y otras aplicaciones”, explicó Gilbert Camacho, presidente a.i del consejo de la Sutel.

Juan Manuel Campos, director general de Ciber Regulación, destacó que con esta audiencia la Sutel empieza a identificar cuál es la sensibilidad de los principales actores y el interés de ver si el mercado aguanta un operador más.

Desde el punto de vista del sector privado, además, se envía abre la posibilidad de implementaciones para las empresas, un campo en donde en otros países ya han venido produciendo aplicaciones relacionadas con IMT para solventar algún tipo de necesidad de conectividad a nivel privado. Casi todas estas se realizan por medio de permisos, que es el mecanismo legal que se utiliza.

Después de obtener las respuestas de la industria, Sutel deberá enviar el informe al Poder Ejecutivo, concretamente al Micitt, que deberá tomar la decisión de iniciar el concurso.

Campos también destacó que en la propuesta se incluyen bandas altas, medias y bajas, que es lo que se ha venido sugiriendo. Pero no es una propuesta totalmente satisfactoria en este ámbito.

“No veo las bandas que tiene Racsa y es uno de los grandes temas en este momento, porque Racsa ha dejado de ser un operador de telecomunicaciones para convertirse en un operador de valor agregado y ser reservó una banda que no ha venido operando”, dijo Campos.

El especialista recordó que en este caso no se ha aplicado la Ley Nº 8642 para la recuperación de las frecuencias, lo que crearía una relación asimétrica con otros operadores en el mercado como en el caso de IBW Comunicaciones (que utilizaba la marca Japi), a la cual se le negó el derecho de la prórroga de la concesión que sí estaba operando.

“Hay un claro desbalance desde la perspectiva de lo que el Poder Ejecutivo hace con las empresas estatales en el mercado. En eso hay que tener mucho cuidado”, advirtió Campos.

Nota actualizada a las 5:12 p.m.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".