Por: Ligia Olvera.   30 octubre
Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

“La confianza es el pegamento de la vida. Es uno de los elementos más esenciales de la comunicación. Es el principio fundamental que sostiene todas las relaciones personales.” – Stephen Covey

Confiar en el futuro, confiar en nuestra pareja, confiar en nosotros mismos, en nuestros gobernantes, en nuestros compañeros de trabajo, todos esos son reservorios potenciales de bienestar.

En Dinamarca la confianza regula la sociedad. Los niveles de confianza no se comparan con los de ningún otro país a nivel mundial, se confía en el gobierno y en las instituciones, se confía en los ciudadanos, y se confía en que todo estará bien aún en situaciones de adversidad como la pérdida de trabajo o una enfermedad.

Aparentemente, si usted maneja en el campo en el verano en ese país, verá puestos de fruta, o miel y nadie atendiéndolos, solo una cajita, donde usted deposita el valor de lo comprado. Los niños se dejan en los carros de bebé afuera de los restaurantes, bares o tiendas, durmiendo, sin vigilancia. A ningún danés se le ocurriría tomar un niño que no es suyo o hacerle daño.

¿Qué tiene que ver esto con liderazgo a nivel organizacional?

Los equipos de trabajo en los cuales hay seguridad psicológica, es decir, donde hay confianza, son los que tienen mejor desempeño en el tiempo. De acuerdo al proyecto Aristóteles que hizo Google.

Cuando hay confianza en un equipo, todos contribuimos al propósito del mismo, no solo con nuestra presencia, sino con nuestra dedicación, talento, energía, pensamiento honesto, la forma como nos relacionamos, etc.

¿Qué reflexión podemos hacer en términos de confianza a nivel personal y familiar?

A nivel familiar, las parejas que tienen confianza el uno en el otro, tiene mayores niveles de bienestar, se sienten seguras, cómodas, felices, con menor nivel de estrés.

Los niños que son cuidados de forma consistente y segura, aprenden a tener confianza en sus padres y que éstos estarán para ellos cuando los necesiten.

Siendo la confianza tan importante para todos, ¿qué hace que no trabajemos más en desarrollarla en todos los ámbitos? Es una pregunta difícil de contestar, a veces pensamos que la confianza es todo o nada, 100 o 0, blanco o negro.

Por otro lado, creo que la dificultad en desarrollarla, tiene que ver con que es difícil de definir y su dinámica cambiante en las relaciones y contextos; no siempre tenemos las palabras para descifrar la confianza en los diferentes ámbitos.

El tema con la confianza es que es importante, pero no se puede adquirir rápidamente, requiere tiempo, un proceso, varias interacciones, cuesta definirla, pero sentimos claramente cuando la perdemos.

La confianza tiene un rol importante en nuestra vida, en relaciones y perderla nos puede costar mucho emocional, financiera y laboralmente. La confianza es dinámica y se intercambia fluidamente de forma cotidiana.

¿Cuánto confía en usted mismo?

¿Cuánto confía en su pareja? ¿Hijos?

¿Cuánto confía en su equipo?

¿En su líder?

¿Cuánto confía en su país?